Uncategorized

Aquí está todo lo que necesita saber sobre los fondos indexados

Los fondos indexados son un tipo de fondo que invierte en un índice de mercado. Es un fondo mutuo que intenta igualar el rendimiento de uno o más índices bursátiles en lugar de superar el índice del mercado.

Este tipo de inversiones son inversiones populares porque ofrecen bajos costos, diversificación y gestión profesional. Los inversores pueden utilizar fondos indexados para invertir en industrias, regiones o clases de activos específicas con una sola compra.

Profundicemos en el concepto y lo que implica para usted como inversor:

¿Qué son los fondos indexados?

Los fondos indexados son un tipo de fondo mutuo que invierte en un índice de mercado. Un índice de mercado es simplemente una colección de acciones o activos que representan el desempeño de un mercado o segmento particular del mismo.

Un fondo indexado intenta igualar el rendimiento de uno o más índices bursátiles en lugar de superarlos. Esto significa que un inversor en un fondo indexado puede esperar obtener la misma tasa de rendimiento que el índice de mercado, menos las comisiones incurridas.

Estos fondos suelen ser utilizados por inversores que buscan diversificar sus carteras con un esfuerzo mínimo debido a su naturaleza pasiva y bajos costes. La simplicidad de un fondo indexado lo hace ideal para inversionistas nuevos que desean una forma sencilla de invertir en múltiples valores a la vez sin administrar activamente sus inversiones.

Los fondos indexados fueron presentados por primera vez al público inversionista en 1973 por Wells Fargo Bank. El fundador del banco, Rollo May, era un gran creyente en la indexación y lo vio como una oportunidad para brindar acceso de bajo costo a inversiones de alta calidad para el inversionista promedio.

¿Cuáles son los beneficios de los fondos indexados?

Hay muchos beneficios al invertir en fondos indexados en lugar de comprar valores individuales. A continuación, se muestran algunos puntos clave:

– Bajo costo: debido a que los fondos indexados siguen un índice de mercado, requieren menos administración que los fondos mutuos administrados activamente. Esto se traduce en tarifas más bajas para los inversores.

– Diversificación: un fondo que rastrea un índice de mercado amplio ofrece una diversificación instantánea entre muchos valores diferentes. Esto reduce el riesgo de poseer solo unas pocas acciones individuales.

– Reequilibrio automático: los fondos indexados se reequilibran automáticamente para mantener su asignación objetivo, independientemente del rendimiento de los valores subyacentes. Esto elimina la necesidad de que los inversores reequilibren sus carteras de forma regular.

Eficiencia fiscal: los fondos indexados generan menos distribuciones imponibles que los fondos mutuos administrados activamente. Esto se debe a que los fondos indexados compran y venden valores con menos frecuencia, lo que se traduce en impuestos sobre las ganancias de capital más bajos.

Con todo, los fondos indexados han crecido como una herramienta de inversión de primer nivel que atrae a millones de inversores en todo el mundo. Sin embargo, funciona de manera diferente a un fondo mutuo tradicional. ¡Veamos cómo!

Fondos indexados frente a fondos mutuos: ¡¿Cuáles son las diferencias?

Los fondos indexados y los fondos mutuos son tipos de vehículos de inversión que permiten a las personas invertir en diferentes tipos de valores. Sin embargo, existen algunas diferencias importantes entre los dos. En esta sección, exploraremos esas diferencias y lo ayudaremos a decidir qué tipo de fondo es el adecuado para usted.

El fondo indexado sigue un índice mientras que los fondos mutuos invierten en acciones

Un fondo indexado es un fondo mutuo que invierte en el mercado de valores u otros valores de acuerdo con un índice. Se llama “administrado pasivamente” porque no requiere mucha administración; el administrador simplemente sigue el desempeño de cualquier índice que estén rastreando, como el S&P 500, por ejemplo.

Los fondos mutuos también buscan invertir en acciones y otros valores, pero no se limitan a seguir un índice. De hecho, la mayoría de los fondos mutuos tienen una estrategia de inversión específica que dicta qué acciones u otros valores comprarán. Esto hace que los fondos mutuos se gestionen de forma más activa que los fondos indexados.

Es por eso que su relación riesgo / rentabilidad varía enormemente.

Los fondos indexados son más baratos

La segunda diferencia entre los fondos indexados y los fondos mutuos tiene que ver con las tarifas. Los fondos indexados tienden a tener tarifas más bajas que los fondos mutuos porque no requieren tanta administración. Esto se debe en parte al hecho de que los fondos indexados se administran pasivamente; nuevamente, no hay mucho trabajo involucrado en simplemente seguir un índice.

Los fondos mutuos, por otro lado, tienen tarifas más altas porque se administran activamente. Esto significa que el administrador del fondo está constantemente comprando y vendiendo valores en un intento de ganarle al mercado.

¿Cuál es la mejor opción para ti?

Existen pros y contras tanto para los fondos indexados como para los fondos mutuos. Entonces, ¿cuál es el adecuado para ti? Depende de sus necesidades y objetivos. Si recién está comenzando, los fondos indexados son mejores porque tienen tarifas más bajas.

También requieren menos trabajo una vez que invierte en ellos; no tiene que monitorear constantemente su cuenta o vender valores de bajo rendimiento como con los fondos mutuos. Como resultado, los fondos indexados pueden ser una excelente opción de inversión para principiantes que desean realizar inversiones pasivas y mantener bajas sus tarifas.

Por otro lado, los fondos mutuos pueden ser una mejor opción si tiene más experiencia invirtiendo en el mercado de valores o no le importa monitorear sus inversiones.

Por supuesto, pagará tarifas más altas con los fondos mutuos, pero eso puede valer la pena dependiendo de la experiencia que tenga y de los tipos de retornos que esté buscando. En algunos casos, prestar atención a sus inversiones puede dar sus frutos.

En general, los fondos indexados son un excelente vehículo de inversión para los principiantes que desean invertir en el mercado de valores de forma pasiva sin pagar tarifas elevadas. Sin embargo, los fondos mutuos pueden funcionar mejor según la cantidad de trabajo que esté dispuesto a poner en su cuenta y los tipos de rentabilidad que desee obtener. 

Los fondos mutuos tienen tarifas más altas, pero eso podría valer la pena si está dispuesto a hacer el trabajo.

Fondos indexados frente a fondos cotizados en bolsa: ¿Cuál es la diferencia?

Los fondos cotizados en bolsa (ETF) son un tipo de vehículo de inversión similar a los fondos indexados, pero con una diferencia importante: los ETF se pueden comprar y vender en una bolsa como las acciones. Esto significa que puede comprar y vender ETF durante todo el día, lo que no es posible con los fondos indexados.

Esta flexibilidad hace que los ETF sean una opción popular para los operadores que desean aprovechar los cambios del mercado.

Por ejemplo, si el mercado está bajando y cree que seguirá haciéndolo, puede vender sus ETF con pérdidas. Si el mercado comienza a volver a subir, puede comprar sus ETF nuevamente a un precio más bajo. Este tipo de negociación se denomina “cortocircuito” porque vende caro y luego compra bajo, lo contrario de lo que suelen comportarse los inversores.

El cortocircuito puede ser riesgoso, pero no tiene que hacerse correctamente con estrategias de gestión de riesgos. Los ETF son una buena opción para los operadores que desean aprovechar este tipo de cambios.

Conclusión:

En pocas palabras, los fondos indexados ofrecen a los inversores una diversificación instantánea en todos los tipos de valores, al tiempo que reducen el riesgo y mantienen bajos los costos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *