¿Y cómo construir la Alianza?

La Alianza parte del principio de que todos somos una sola expresión de la Existencia. Nuestros destinos están entrelazados inseparablemente.

Para construir la Alianza es preciso que nos conectemos con quienes comparten estan visión de unidad. Esos encuentros que pueden realizarse entre amigos, en nuestras casas, en salones de reunión comunitaria, en cualquier parte. Deben de tener como punto de partida el compartir mensajes inspiradores que nos lleven a la comprensión de la unidad de toda la vida, y una meditación en silencio sobre esta realidad.

Luego podemos reforzar el valor de nuestra convergencia y con humildad aceptar nuestra interdependencia, haciéndonos preguntas reflexivas tales como ¿quiénes somos?, ¿qué queremos de la vida?, ¿cuáles son nuestros valores añorados? y cuáles los valores que ahora tenemos?, ¿cómo podemos dar más de nosotros mismos, y ¿cuál es nuestra misión en la vida?

Una vez afianzados en el campo de la unidad, en este sentimiento de amor colectivo, pasemos entonces a identificar acciones para manifestarlo, brindando servicio desinteresado a los demás, que es donde verdaderamente se realiza y se crece nuestro amor y nuestra propia transformación.

Esto no tiene que ser necesariamente algo grandioso, identificar en nuestras comunidades agentes de cambio que ayudan a los desamparados, como Papa Jaime en Bogotá a los niños de la calle, los que trabajan por protejer el medio ambiente, los derechos humanos, los que ayudan a sanar a los caídos, y a perdonar y a resolver los conflictos de manera pacífica.

Como decía la Madre Teresa de Calcuta:

” No piensen que el amor para ser genuino tinen que ser extraordinario. Lo que hace falta es un amor que no se nos canse. Lo que nos hace falta es tener fe en las cosas pequeñas, porque en ellas yace nuestra fortaleza.”

Y siempre celebremos nuestros encuentros de Alianza con expresión artística y con humor poque en el arte y en la risa se comunican libremente nuestros corazones. Este es el amor que transformará al mundo.

www.anhglobal.org

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *