Una idea puede valer un millón de dólares

Cada personaje de la historia que conocemos y admiramos, cada millonario que deseamos imitar es fruto de una idea.

¿Cuánto vale una idea para ti? Pues diría que vale lo que equivale a tus metas, y para no ser muy trillado digamos que vale lo que vales, o mejor, que vale lo que ves en el.

Es muy difícil saber cuanto vale una idea, aunque se tiene que fijar un precio para compartirla, su valor real es algo particular, intimo y único para quien la usa. Por ejemplo una idea de cómo evitar el círculo vicioso de una carrera de ratas, qué puede valer.

Una idea es solo información, no es para guardarla, es para usarla; si la guardamos no vale nada, si crees que no te sirve comparte con alguien quien sabe si al compartir cobre valor.

La información nos llega con tanta rapidez, que pronto nos encontramos ante frases y temas trillados, “ya se” decimos, y muchas veces la colocamos como nuestra bandera de presentación. “El hombre esta destinado a triunfar”, “somos dueños de nuestro destino”, “si todos tuvieran visión…”, “conquista tus sueños y metas”, etc.

Cargar una bandera de frases de éxito no nos hace exitosos, hay muchos que cargan por años esa bandera y siguen siendo los mismos. Para que ponerse peso en los hombros cuando necesitamos andar ligeros. Cargar, depender y postergar son síntomas de miedo.

Cuantas veces nos motivamos y decimos “soy un hombre maravilloso, con facultades extraordinarias” y luego despertamos y “tengo que salir a trabajar aunque no quiera”. La motivación del miedo es la que domina por la necesidad de satisfacer necesidades básicas como alimento, vivienda, salud.

Es muy difícil salir de esta Carrera de Ratas, es muy fácil encontrase con ideas trilladas cuando guardamos tantas ideas de éxito y no las gastamos usándolas.

Una de las principales motivaciones por las que se trabaja son los recibos de luz, alquiler, agua, club, medicina, etc. Pero quieres cambiar tu estilo de vida y no sabes como, en este reporte especial Jordys González te da una serie de ideas que pueden valer un millón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *