Un plan marketing puede ser un obstáculo para su emprendimiento, vea lo que mas importa

Hacemos lo que sabemos, y es sorprendente como miles de personas se asocian a negocios que prometen con la esperanza de ganar dinero, posponiendo aprender las nuevas técnicas de negociación. El resultado siempre es el mismo, la gran mayoría fracasa.

En las redes sociales podemos ver muchos improvisados negociantes que esperan estar haciendo negocios por Internet, pero usar el Chat, los muros o la mensajera interna. ¿Es tan difícil hacer un plan de negocios?

Si, es muy difícil implementar un plan de marketing cuando uno comienza con un negocio. Me refiero a las miles de personas que comenzamos un negocio sin tener la formación profesional en negocios. Son varios años universitarios para lograr una especialización en negocios.

¿Sin una formación quien puede pensar en un plan? ¿Qué es un plan de marketing? Demasiadas cosas por resolver pero con las cuentas del negocio adquirido a fin de mes. ¿Qué hacemos?, necesitamos un plan, informarnos requiere tiempo, corremos a vender. ¿Vendemos?

Ver un plan de marketing profesional pude ser abrumador para un pequeño emprendedor que da sus primeros pasos en los negocios. Puede provocar el abandono. Entonces es necesario hacer algo simple, pero escribir el plan como una ayuda de memoria para tener una dirección de avance.

Cuanto mas simple mejor, con pocas cosas que nos permita libertad de explorar y aprender. Lo que importa no es la información, sino la experiencia.

La urgencia de una experiencia

Posiblemente la mayor parte de nuestra vida solo corra por nuestras mentes, como que solo imaginamos que vivimos, como que solo resolvemos lo malo o bueno en un juego de pensamientos. Y ante esto, por su puesto, no hay resultados.

Nuestra mente pude dormirnos en un sopor de fantasías y orgullo de sabiduría, muchos libros, mucha información, mucha corazonada y cero acciones; entonces es obvio un sentido de urgencia para tomar lo que necesitamos.

Como empleado hay alguien que da las órdenes de acción, pero como emprendedor, las riendas están en nuestras manos, y muchas veces las cosas se postergan una y otra vez. Cuando nuestra mente resuelve todo no hay posibilidades de los beneficios de una experiencia.

Siempre nuestras primeras experiencias no nos favorecen, tenemos todo el derecho. Pero gracias a ellas tenemos resultados, y la posibilidad de seguir ensayando es la ventana para estrenar nuestro talento.

La posibilidad de éxito se esfuma cuando no hay un plan y un plan se muere de hambre cuando no hay experiencias.

Las experiencias mas fuertes son las necesidades básicas, alimentarse, vestirse, etc. Sacamos fuerza e ingenio para lograr satisfacerlas. Este es un sentido de urgencia al que necesitamos recurrir para lograr un propósito.

Imagen Buyas