Tipos de Creditos baratos y Características

Los creditos baratos son un convenio que se realiza entre quien solicita llamado deudor, y quien otorga llamado acreedor, una cantidad de dinero, o un bien, o inmueble, que el deudor se compromete a pagar en la fecha acordada.

El acreedor puede ser una institución bancaria, un almacén, una sociedad crediticia, o un particular, con quien el deudor realiza un contrato en donde se establecen las condiciones, como son el plazo de los mismos, el interés que generarán y las garantías que se dejan sobre ellos.

Entre los requisitos que debe de contener un contrato de crédito cualquier tipo son:

  • La fecha y lugar en donde se realiza el contrato
  • El nombre de quien otorga el capital (acreedor) y el nombre de quién los recibe (deudor), debidamente identificados.
  • En caso de que existan garantías, especificarlas.
  • El monto
  • La tasa de intereses que generará.
  • El plazo en que deberán quedar liquidados
  • El número de parcialidades que se realizarán para cubrir los creditos baratos, así como el monto del capital que cubrirán y el del interés.
  • Las sanciones que se realizarán en caso de no cumplir con las condiciones
  • Las cláusulas especiales de las condiciones del contrato, como si existen seguros, gastos extra, cargos por incumplimiento, etc.

Entre los tipos de creditos baratos más comunes que existen se encuentran:

  • Los personales, que son cuando una institución bancaria, una sociedad de crédito o un particular, otorgan a un individuo una cantidad de dinero que les pagará a corto o mediano plazo, con un respectivo interés.
  • Los para auto son créditos que otorgan las agencias automotrices, o las instituciones bancarias para comprar un automóvil, en la que la factura del mismo quedará como garantía del pago de la deuda, que por lo general tienen un plazo de entre 12 a 48 mensualidades.
  • Los hipotecarios son aquellos en los que una institución bancaria o sociedad hipotecaria, aportan el dinero necesario para la compra de un bien inmueble, el cual quedará hipotecado hasta el momento del pago de la deuda, que puede ser como máximo de 20 años.
  • Los mercantiles, que son aquellos que otorgan algunos establecimientos comerciales, para que sus clientes adquieran los bienes o servicios que éstos venden y de los cuales se pueden hacer pagos mínimos mensuales, generando con esto altos intereses sobre el capital, pero también es posible abonar una cantidad más alta para poder reducir la deuda, o incluso liquidarla sin penalización en el momento en que se desee.
  • Los consolidados son aquellos que otorga una institución financiera, para incluir en una sola deuda todos los créditos anteriores que se desee, permitiendo con esto bajar la tasa de intereses y las cuotas mensuales.

Entre los requisitos principales que se deben de llenar para poder obtener están los siguientes:

  • Contar con un buen historial de crédito.
  • Comprobar ingresos económicos suficientes.
  • Ser mayor de edad y dependiendo el caso no superar los 60 años.
  • Dar el nombre de por lo menos dos personas que puedan dar referencias crediticias y personales del solicitante.
  • Proporcionar comprobante de domicilio actualizado.

 

Estos son sólo algunos de los creditos baratos más comunes que existen, junto con sus características principales, aunque pueden variar de país a país, así como entre las instituciones que los otorgan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *