Servicios domesticos en EUA

Una de las vacantes más solicitadas en los Estados Unidos es el de las empleadas domesticas, ellas se encargan de las labores del hogar y sus actividades van desde la limpieza de la casa, hasta el cuidado de los niños, ya que en esta economía en que tanto el hombre como la mujer trabajan, es necesario contar con una, o más buenas trabajadoras de confianza que se hagan cargo de las labores del hogar.

Para trabajar en los Estados Unidos es necesario tramitar una visa, en la misma es preciso comprobar que se va a laborar por determinado tiempo y no se tiene intención alguna de emigrar a este país, además de que es fundamental que se tenga ya el trabajo contratado; el patrón que está contratando a la empleada doméstica debe de apoyar la solicitud de permiso.

Para esto el Cónsul que está tramitando la visa tiene que estar convencido de que las trabajadoras van a regresar a su país de origen, después de haber cumplido el tiempo que se les concedió para laborar en los Estados Unidos.

Una vez que han obtenido la visa,  podrán viajar a los Estados Unidos únicamente si van con la compañía de sus empleadores; al entregarles la visa se les notifica sobre las obligaciones que adquieren al trabajar en este lugar, como es el pago de impuestos tanto estatales como federales, que tanto los empleadores, como sus empleadas deben de cumplir.

Para el caso de personas que cuentan con permiso de trabajo y que deseen llevar consigo a sus empleados se debe de cumplir con los siguientes requisitos:

· Tener 18 ó más años de edad.

· No tener ninguna relación de parentesco con el empleador.

· Tener por lo menos 1 año trabajando con el empleador actual.

Las visas de trabajo se otorgan por un periodo de un año, en caso de que transcurra este tiempo y se desee ampliarlo es necesario renovarlas, posiblemente se solicite que salga de los Estados Unidos y regrese a su país de origen para realizar el trámite.

Las empleadas domesticas sólo pueden trabajar para un patrón, si dejan de prestar sus servicios para la persona que realizó los trámites, deben de salir del país y el empleador deberá de notificar con dos semanas de anticipación la finalización del contrato.

Los gastos de transporte viaje redondo para ir a los EEUU deben de ser pagados por el empleador, así como asegurar que la trabajadora contará con habitación y comida, ninguno de estos gastos se puede descontar del salario de la empleada.