Si pudieras ser uno entre un millón ¿Que serias?

Mi hijo tiene 17 años y ya empezó a plantearse que es lo que quiere hacer con su vida, pero no quiere leer libros. Me ha dicho que le gusta nutrición y esta sacando cuerpo en un gimnasio.

ser uno en un millon

“NO se cuales son mis ventajas” me dice.

Y yo que he leído tantos libros solo se que si la formula del éxito fuera algo que se puede pensar, algo que la mente lo pudiera entender, todos seriamos exitosos, pues bastaría con leer un manual.

Así que le he dicho que las ventajas para ese futuro que sueña no lo va ver en su mente sino en estar haciendo esas cosas que le gusta.

Las ventajas para lograr un emprendimiento exitoso no son algo que se piensa, sino algo que se siente.

Sigue patinando con tu skate.

Busca nuevos skateparks, mira las rampas y si tu mente dice “esa rampa esta buena” corre y patina, tu cuerpo te dirá si es realmente bueno o no para ti.

Cuando un patinador se cae y dice “otra vez” no lo hace una vez mas, esta diciendo lo hare mil veces mas y lo hace, con rabia, con pasion, pero feliz.

Caerse duele, duele mucho, y así tiene que ser, pero persistes si realmente sientes tu vida y vez el horizonte del estilo de vida que quieres.

En un emprendimiento las caídas no son físicas, son emocionales, pero si ya practicaste algún deporte ya sabes que nada es fácil, tienes que luchar, tienes que persistir, sobre todo tienes que divertirte, sino no funciona.

Estábamos chateando y quise ponerle un ejemplo, le pase enlace de la biografía de Gastón Acurio y le dije saca cuentas.

El y cualquier otro personaje histórico que admiras ha estado en el mismo punto que tú estas ahora. Ha tenido dilemas, se ha sentido desorientado, en algún momento se ha sentido en la incertidumbre.

Pero ya sabemos que esta es su historia, obvio que tienen que haber echo algo para superarse.

Ahora tu quieres iniciar tu propio emprendimiento, eso es escribir tu propia historia ¿Que te gustaría que diga tu historia en Wikipedia? ¿Quien lo va hacer?

Si te sigues apegando a tus pensamientos va pasar mucho tiempo sin acción. Pon tu pensamiento en segundo plano, el primer lugar es el de la acción, lo que sientes.

Por lo general el pensamiento no considera todo lo que hay detrás de un emprendedor exitoso.

Mirando una persona exitosa dicen “Me gustaría ser como tu”, no amigo, ellos también se han equivocado, y que manera de equivocarse, son los que mas se equivocan, pero siguen patinando, siguen subiéndose a la rampa una vez mas.

Solo subiéndote a la rampa puedes saber si es o no para ti.

Muchas veces subirás solo para darte cuenta que pusiste tus esperanzas en la rampa equivocada.

Esto ya sucedió millones de veces, los errores se repiten una y otra vez de uno a otro ser humano y aquí es donde es importante la lectura, tu puedes librarte de algunos errores solo por leer a otros emprendedores.

¿No te gusta leer? esta bien, ¿Te gusta perder el tiempo en errores comunes? Entonces infórmate, lee. Pero no te quedes atrapado en la información.

Es importante admirar el talento humano, sus partes hermosas, pero reconozcamos que todos estamos en un proceso de crecimiento. Nadie esta completamente echo.

Quien espera estar perfecto para comenzar va perder tiempo… empieza amando tu imperfección. Es muy humano.

Cada uno de nosotros es único y estamos en esta vida con un propósito, vivir sirviendo. Para servir mejor necesitas hacerte fuerte, útil y disfrutar de la abundancia que Dios tiene para ti.

Tomar esa abundancia es solo vivir, pero con el reto de poner tu pensamiento por detrás. Por eso es difícil, por eso es doloroso. El pensamiento siempre va querer ser protagonista, nuestro ego nunca quiere perder.

El ego te hace común, la acción te hace único.

Quien quiere aprender escucha en silencio, su mente en silencio. Pero ahora mismo tu mente es una caballeriza de pensamientos que quieren correr. Déjalos correr, luego mide los resultados.

Cuando el pensamiento corre como lo mas importante no hay acción, postergas, comparas, juzgas, los consejos no encuentran tierra fértil. Pero todos tenemos derecho a equivocarnos.

Imagen por vancouverfilmschool

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *