Satisfacción del cliente

cliente satisfecho La satisfacción del cliente se ha transformado en la principal obligación que necesariamente debe cumplir cualquiera que entra al mundo del emprendimiento, ya que al lograr esto, le permitirá consolidar una base de consumidores fieles, los que también lograran posicionar al negocio dentro del mercado que le toque actuar junto con consolidar la viabilidad monetaria de la empresa en el tiempo.

Pero tenemos que saber que esto no es de la noche a la mañana. Para lograr este objetivo prefijado, hay que hacer toda una serie de actividades para llegar a la meta. Si atendemos igual que la  competencia, nunca llamaremos la atención de los potenciales compradores que lleguen a nuestro emprendimiento.

Para conseguir la satisfacción del cliente, lo primero que hay que hacer es marcar diferencia con respecto a los otros,  ofreciendo en primer lugar un bien de calidad, competitivo y que satisfaga lo que buscan en un producto.

No basta con un buen artículo y colocarlo a la venta. ¿Busca ganar dinero? Si esa es su respuesta, debe tener claro que para ello hay que tener compradores contentos que quieran venir una y otra vez a nuestra tienda, satisfechos por lo que le vendemos y como lo tratamos.

Por ello hay que salir a buscar público y a estos que entren al negocio o compren nuestro producto tratar de que estén más que conformes y que este pueda cumplir o estar dentro de una adecuada relación precio y calidad, donde pueda ganar utilidades el emprendedor y pueda ganar el usuario al tener un artículo que lo llene (o supere sus expectativas) de la mejor manera posible.

Como mencionábamos al comienzo, esto no es algo que podamos lograrlo por magia, sino que es consecuencia directa del trabajo duro en áreas tan diversas como es el mercadeo, la producción y la relación con los clientes. Por ello, en los siguientes apartados a continuación, se mencionaran toda clase de consejos que ayudarán a que el emprendedor pueda lograr el objetivo de tener consumidores contentos con la oferta y los servicios que ofrece el emprendimiento, ya que debe de quedar claro que ese es uno de los fines de cualquier empresa; tener compradores contentos con los productos que producimos.

consumidor primero

Consejo 1: Un estrategia de marketing que sea amistosa con los clientes

Lo primero que cualquier emprendedor debería saber cuando lanze estrategias de mercadeo en el proceso de captación de público, es nunca ser agresivo con los clientes.

No hay que ponerse nervioso, amigo lector,  poder tener compradores que estén contentos con la oferta que tiene el emprendimiento, es un camino largo a ser realizado con la mayor pausa posible, sin apuros ni desesperaciones.

Por eso, el emprendedor deberia ser capaz de mantener contento a los usuarios, será una larga marcha, por momentos  será pesada y  sinuosa, pero que es posible llegar a la meta.  Una de las cosas que tendrá que considerar , es que para poder lograr la satisfacción del cliente es que debe colocarse en las góndolas lo que el mercado necesita y desea, no lo que pretenda venderles a la fuerza el comerciante.

El emprendedor va a recordar de manera permanente que  los consumidores son el factor que hace que existas como entrepreneur, no es la ambición ni tus sueños de liderar el mercado. Nada de eso, son ellos los que marcan el paso y tú seguirlo, ya que son ellos los que mandan. En el caso de que hayas vendido un bien con algo de calidad, existe una alta probabilidad de que vuelvan a comprar nuevamente.

En el caso de que vuelvan a comprar en una segunda o tercera ocasión, estaremos confirmando que realmente ganamos algo, ya que tendremos al  frente a alguien que está más que satisfecho con lo que le ofrece el negocio. Sin duda es lo que buscamos como metal final: que puedan volver a comprar, para así podrás comenzar a tener público contento y satisfecho con la oferta que entregas, en otras palabras, consolidar tu presencia en el medio es posible, pero para ello hay que tener compradores que prefieran tu marca.

 

2. Vender lo que ellos quieren

Quien decide entrar al mundo del emprendimiento, debiera como regla general que nunca debe encariñarse con lo que vende. Si esto no logra la satisfacción del cliente, es decir, no se logra vender o no gusta a los consumidores, hay que sacar del mercado lo más rápido posible o venderlo casi al costo para no perder el dinero al menos. Esto sin duda, es un signo de que el emprendedor toma en cuenta las señales del mercado, es decir lo que buscan los compradores y no sus caprichos personales.

Es por ello que nunca hay que forzar los gustos.  En el caso de que ellos quieran un objeto A y usted está ofreciendo un objeto Y, nunca tratar de venderles el producto Y.  Tome en cuenta siempre los gustos de los usuarios y ofrezca el artículo. A que es el que quieren realmente. Tomando en cuenta esta ecuación,  el  comerciante asume una verdadera ley en el proceso de llegar a los consumidores:  es que siempre se debe de estar atento a lo que necesitan los clientes y no los caprichos del empresario.

3. No ofrezca productos descartables

El emprendedor toma en consideración que para poder satisfacer a su público por largo rato, es el hecho  de que los usuarios realmente no toman muy en serio los productos que son demasiado baratos, ya que los ven como algo que se puede  desechar después de su uso. Pero a la vez,  recordar el hecho de que a ellos les gusta sentir que están pagando  casi nada por un artículo de calidad.

Esta dualidad que hay que tomarla en cuenta para que podamos contar con usuarios satisfechos. Esta aparente contradicción obliga al emprendedor que siempre se tenga que explicar las características que tiene el bien en específico, junto con además ofrecer algo extra (adicional) por la compra del mismo.

Es necesario marcar la diferencia con los otros, no sólo por el precio de lo que vende, sino que también en el servicio y en la atención que otorga a sus clientes, lo que le dará un plus y que ayudará a una mejor venta y obviamente, a poder captar más compradores estables a través del tiempo.

cerrar trato

4. Entienda a su público

Un cuarto punto que necesariamente hay que tomar en cuenta, es que el emprendedor debiera ser capaz de entender la mentalidad de los consumidores para así poder satisfacer sus necesidades de consumir. Esto significa que debiera tratar de pensar como si fueran ellos, dado que es la forma para poder estar más tiempo en el mercado.  En la circunstancia de que sea de los venden por la web, lo recomendable es que pueda estar participando de manera frecuente en las diversas redes sociales, junto con darle una mirada a las propuestas de la competencia con tal de poder hacer siempre la siguiente jugada.

Una necesidad imperiosa es saber qué es lo que tiene vigencia hoy además de las diversas tendencias que hay como las que se vienen venir tanto a un nivel local o internacional. Esto se relaciona con lo que quieren ellos, los compradores,  ya que debe de estar claro a esta altura que la satisfacción del ususario no es sólo material sino que inmaterial, ya que tiene que con sensaciones como el prestigio, el placer,  la funcionalidad y  la utilidad.

Estos pueden ser cubiertos de buena manera y si se hace esta tarea,  ayudaran a que se pueda tener usuarios satisfechos, ya que si como vendedor les das eso,  lo que quieren, ellos seguirán comprando en tu tienda de manera constante. Los compradores buscaran los artículos por lo que ellos creen,  no por lo que el emprendedor les quiera vender.

 

5. Imagen del negocio

Aparte de darles lo que quieren materialmente, es el hecho de que se debe ser lo más atento posible con ellos. Esto le permitirá lograr una relación cordial y amable. Pero eso sí, debe ser logrado con la mayor naturalidad posible, que no parezca armado o fingido, ayudará de una buena manera para que puedan volver más de una ocasión.

Pero para ello, es importante que el negocio pueda gozar de una buena imagen externa, es decir, en el mercado, dado que los compradores están atentos a ella cuando llega el momento de decidir si vuelven a comprar en el negocio. Es por ello que para lograr ser reconocido como un vendedor  que es atento con sus compradores y a la vez, una excelente  imagen acorde se debiera seguir dos grandes lineamientos:

  • Apostar a una estrategia de mercadeo que posicione la imagen del producto, resaltando los aspectos positivos del mismo
  • Capacitar a los vendedores para que puedan ser amables  y atentos con la clientela , con el objetivo de que su accionar sea fundamental para la buena imagen del negocio y del producto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *