Remodelar la Casa con un préstamo familiar

En el artículo de hoy hablaremos sobre como remodelar nuestro hogar solicitando un credito familiar a bajo interés.

Refaccionar o ampliar nunca está de más, ya sea por que le hace falta el mantenimiento, alguna compostura de urgencia, cambiar los interiores, o porque la familia está creciendo; no importa la razón, es algo que se tiene que realizar tarde o temprano.

Los baños y la cocina son las habitaciones que más se necesita cambiar, acondicionar, o que más reparaciones requieren.

Los costos para hacerlo son muy variables, dependen de los metros cuadrados, del material que se va a utilizar, o de los muebles que se desea remplazar.

Si se planea con anticipación, es probable que se tenga tiempo para ahorrar el dinero necesario para hacer las reparaciones, sin embargo, si ésta es una reparación de urgencia es necesario conseguir el recurso financiero de manera rápida.

El capital puede ser utilizado para refaccionar, remodelarla, ampliarla, o hacer reparaciones de urgencia, ya que este tipo de crédito es muy adecuado para estos gastos, debido a que los requisitos para solicitarlo son mínimos y la autorización se resuelve en poco tiempo.

Se recomienda que antes de solicitar un préstamo familiar para estos fines se tenga muy claro el trabajo que se pretende realizar en la casa, así como el dinero que se esté dispuesto a invertir, de esta manera se evita el pedir dinero en exceso, o que sea insuficiente para cubrir los costos de la reparación.

Cuando se calcula el presupuesto de estos trabajos hay que considerar si se va a contratar a un albañil o a un arquitecto. Lo más recomendable es que se contrate a un arquitecto, en general cobran un 25% más de lo que cobra el albañil, pero se cuenta con la garantía de que los trabajos son realizados profesionalmente y se puede asegurar de que el préstamo solicitado será una buena inversión.

El préstamo puede ser utilizado para refaccionar, sobre todo para cambiar los electrodomésticos, que son de los mobiliarios más caros que ésta tiene. El cambiar un refrigerador, una estufa, o una máquina lavadora, más que un lujo puede ser una necesidad, ya que los nuevos modelos ofrecen un ahorro en los gastos de la casa.

Un crédito familiar facilita el poder mejorar la casa, sin embargo hay que tener en cuenta que el dinero obtenido mediante un préstamo debe de ser pagado además de los intereses y de las comisiones que se cobran, por lo que es necesario conocer perfectamente las condiciones del crédito, para no solicitar algo que no va a ser posible pagar.

Recuerde que siempre debe de ser para mejorar las condicione de vida de la familia, no para meterse en problemas financieros.