Que hay de nuevo en el sistema operativo Android Jelly Bean 4.1 de Google

El sistema operativo Android Jelly Bean 4.1 disponible es la ultima versión de uno de los mejores y mas usados productos de Google y es importante hacer un análisis para ver cómo funciona, y ver si es un paso en buena dirección.

Interfaz

En términos de interfaz, Jelly Bean no es un cambio respecto a Ice Cream Sandwich, sino una continuación. Prácticamente todos los elementos han cambiado, aunque no demasiado: Se han los bordes suavizado, se han añadido múltiples elementos que mejoran la comprensión del sistema, cambiando opciones de sitio por ejemplo, las animaciones han cambiado y ahora resultan más atractivas, y un sinfín de pequeños cambios.

Rendimiento y madurez

Las animaciones, transiciones entre aplicaciones, y apertura de las mismas son acciones completamente fluidas. No es que se haya mejorado en velocidad y fluidez, es que Jelly Bean está tan optimizado en éste sentido que no será posible hacerlo más en siguientes versiones, salvo que Google decida reducir los tiempos de animaciones (Google o nosotros, ya que el menú de desarrollo nos permite hacerlo).

Esta fluidez y buen funcionamiento es el resultado de Project Butter, que no es otra cosa que una serie de cambios en el corazón del sistema para hacer que éste responda de manera inmediata al usuario. Tasas de refresco y reacción, sincronización vertical y muchos más tweaks que, ahora sí, hacen una delicia de moverse por el sistema.

Novedades

Como seguramente hayáis leído mucho sobre las novedades del sistema operativo Android Jelly Bean, las cuales comenzaban a surgir tan pronto como el sistema fue presentado, he decidido destacar algunos puntos que puede que no todo el mundo conozca, y que son en realidad los puntos fuertes de la nueva versión de Google, rendimiento aparte. Para los más exigentes, la lista total de cambios puede encontrarse en Android.com.

  • El rendimiento del navegador del sistema es así mismo mucho más fluido. Chrome no es el navegador por defecto en Jelly Bean, tan sólo lo es de Nexus 7, la nueva tableta de Google, por lo que los que quieran utilizarlo deberán descargarlo si no lo hicieron antes.
  • Diversas aplicaciones del sistema como el calendario o la cámara han sido renovadas y ahora disponen de más opciones. La galería está por ejemplo totalmente integrada con la cámara, con lo que tras tomar una foto no tenemos que salir de la cámara para visualizarla y descartarla.
  • Google Maps tiene soporte offline, es decir, podemos cachear ciudades enteras con el fin de acceder a sus mapas cuando no disponemos de conexión. Ideal para los turistas rurales.
  • Funciones para conexión a hotspots WiFi. Android es ahora capaz de identificar cuando nos conectamos a un hotspot o a una conexión limitada. Si un amigo está por ejemplo sirviéndonos Internet desde su conexión 3g, Android sabrá automáticamente que no debe ponerse a sincronizar la librería musical.
  • El sistema de notificaciones ha sido renovado, y si ya venía funcionando bien, ahora se añade la posibilidad de hacer un gesto con dos dedos para leer una vista previa de un correo, por ejemplo, aunque tal vez es más interesante el hecho de poder desactivar de forma nativa cualquier notificación, independientemente de la aplicación a la que pertenezca.
  • Google Play Movies, la sección dentro de Google Play donde podremos alquilar y comprar películas.
  • Sound Search, un widget que hace las veces de SoundHound o Shazam: Identificación musical directamente en el escritorio, y creedme, funciona muy bien.

Imagen por Laihiu
Enlace | Bitelia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *