Qué es la responsabilidad social de una empresa?

rseLas empresas son entes que lucran con la sociedad en la que viven, su actividad puede proveer soluciones y servicios a la comunidad pero también puede provocar algunos inconvenientes. Lo que es la responsabilidad social para las organizaciones, es lo mismo que para los ciudadanos, es hacerse responsables de sus acciones y tomar medidas en consecuencia.

¿Qué es la responsabilidad social? Es la obligación que cualquier grupo de socios tiene para sí y para la sociedad en la que existe. Sea un organismo público o privado, y que comprende sus límites éticos e ideológicos respecto a sus acciones y que puede ser negativa, cuando se abstiene de actuar o positiva cuando actúa en consecuencia.

Las compañías u organismos no están obligados a cumplir con una determinada acción o reglamento que es la responsabilidad social, pero esta es demanda, generalmente, por otros organismos o por la sociedad en la que vive, y por lo general, las empresas tienen mucho cuidado de no herirla porque daña severamente su imagen.

Cuando hablamos de RSE, podemos poner varios ejemplos, entre ellos uno de los más interesantes que es la declaración de bioética y derechos humanos firmada por la UNESCO, que habla entre otras cosas de la clonación de seres humanos y animales. En lo que es RSE que tienen o tendrían esta posibilidad de no hacerlo o de solicitar el permiso del organismo internacional.

También se puede hablar cuando, por ejemplo en caso de desastre natural o accidente una o varias organizaciones donan sus productos a los afectados, o envían sus posibilidades de ayuda al lugar del siniestro. Esto, además de ayudar muchísimo y solucionar varios problemas da excelente reputación.

También existe en el funcionamiento de algunas compañías, en especial las que utilizan productos que pueden dañar el medio ambiente o que perturban la vida cotidiana de las personas. Muchas empresas ignoran que proteger el lugar en el que existen y a sus habitantes forma parte de la RSE, pero es sucede hasta que algún organismo o grupo se lo demande.

Hoy en día la mayor preocupación de las sociedades del mundo está encarada a la ecología y al cuidado de los elementos naturales indispensables para la subsistencia. El problema, por lo general, es que cumplir con esta responsabilidad exige un gasto importante o un cambio drástico en el sistema de algunas organizaciones, incluso algunas hasta podrían no existir, si fuera por los organismos ecologistas.

Pero dependiendo de la actividad que realice una firma puede cumplirse de varias maneras, por ejemplo ofreciendo campañas de concientización o colaborando para subsanar los posibles problemas que pueda causar.

Y hacia adentro de la firma,  puede verse en su relación con sus trabajadores y accionistas. Y según algunas teorías, no es motivo que la política del país no acompañe las campañas de responsabilidad social para que estas no sucedan ya que pertenece al sistema mismo de trabajo el tenerlas en cuenta o no para llevar a delante el objetivo empresarial.

De todos modos el cumplir con la RSE no tiene que afectar al rendimiento de la organización, ya que no se pide que se conviertan en grupos de caridad, sino que realicen su máximo esfuerzo para mejorar la calidad de vida del entorno en el que existen.

Las empresas que entienden que cumplir puede ser un poco costoso pero trae excelentes beneficios logran mayor productividad porque los empleados y diferentes públicos internos se sentirán a gusto y motivados para trabajar. También obtendrán lealtad de sus clientes y público externo, que sabrá valorar por sobre el precio el ver sus necesidades individuales y de su sociedad satisfechas, que encuentran en la compañía buen eco al consultar sus inquietudes y que esta responde a las necesidades específicas.

También obtienen beneficios en lo relacionado con el ingreso y permanencia en el mercado, marcada también por las situaciones anteriores y por el cumplimiento de los más variados estándares internacionales y finalmente, el conjunto de todas estas estrategias da por resultado una compañía creíble y confiable, dato que puede parecer menor pero que es fundamental para las empresas modernas ya que ser creíble tanto para la sociedad en la que existe como para los competidores y los inversores le otorga menor riesgo y mayor permanencia.

Para cumplir con mínimamente con su responsabilidad social, una empresa debe contemplar el cumplimiento del marco legal que la integra, especialmente lo que se relaciona con el funcionamiento interno y la calidad de trabajo de sus colaboradores y sistemas. Hacia adentro, la compañía responsable entiende que los trabajadores que no tienen conflictos ni en sus ámbitos sociales trabajan mejor y se sienten parte, por lo que ocuparse de la equidad y el cumplimiento de las normas es fundamental.

Hacia afuera lo que tiene es que procurar no dañar el medio ambiente y si ocurre algún daño del que es directamente responsable ayudar a subsanarlo. También podría ayudar a la comunidad ofreciendo espacios recreativos, culturales o educativos.

Esto no es un concepto nuevo pero si es hoy en día que está cobrando mayor importancia ya que los consumidores se han enterado que existe y exigen a las compañías que intentan obtener un provecho de ellos, que le devuelvan algo a cambio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *