Que es el Plan Beveridge?

Luego de las políticas sociales inauguradas por el canciller Otto von Bismarck en Alemania y Franklin Roosevelt en Estados Unidos, el modelo que se centró en el seguro social y sus múltiples aplicaciones se expandió rápidamente.

En ese marco, cada nación adaptó el sistema de seguridad a sus necesidades y conjugó sus principios para satisfacer, de la mejor manera posible, las urgencias de los segmentos más comprometidos de la población.

Concluida la Primera Guerra Mundial, la protección pública comenzó a tomar la forma de seguro social y fue incluida en los programas de entidades transnacionales recientemente creadas, como la Organización Internacional del Trabajo y ka Conferencia Internacional de Uniones Nacionales de Mutualidades y Cajas de Seguro de Enfermedad (fundada en 1927 en Bruselas y luego convertida en la Asociación Internacional de Seguridad Social).

Sin embargo, uno de los mayores hitos en la historia se gestó mientras transcurría la Segunda Guerra Mundial, durante un encuentro entre el propio Roosevelt, por entonces presidente de USA, y el primer ministro del Reino Unido, Winston Churchill.

El intercambio, conocido como la Carta del Atlántico (1941), supuso un compromiso bilateral tendiente a la mejora de la legislación laboral, el progreso económico y la universalización de la seguridad social.

Ese mismo año el Gobierno británico había encargado un informe que sirviera para la reconstrucción del Estado en el período de posguerra. El elegido para desarrollar esa tarea fue William Beveridge, un economista especializado que ya había aconsejado en materia de seguro al ministro de Trabajo, Ernest Bevin.

Así fue como en 1942 se publicó el “Informe al Parlamento acerca de la seguridad social y de las prestaciones que de ella se derivan”. El plan, que pasó a la posteridad con el nombre de su autor, sugirió que toda persona en edad laboral pagara una serie de tasas con el fin de que, en caso de enfermedad, desempleo, jubilación, etc, se le pudieran ofrecer prestaciones para garantizar la satisfacción de sus necesidades elementales.

Sus ideas luego se combinaron con las de John Maynard Keynes y más tarde dieron origen al Estado de Bienestar.