Que es el pagare





pagareEs un documento con valor legal que obliga al firmante llamado suscriptor, a pagar al beneficiario o tenedor una cantidad específica de dinero en un plazo determinado.

Este documento es un instrumento financiero que se utiliza para avalar un préstamo monetario, así como también se usa como un recurso para invertir y no necesita que exista un contrato previo para que tenga validez.

Un pagaré puede ser expedido por instituciones de gobierno, entidades de crédito o empresas que se encuentren en busca de financiamiento rápido.

Es posible comercializarlo mediante la suscripción en el mercado primario, en el cual el monto y fecha de descuento se estipula desde el inicio, por compra-venta en el mercado secundario, que son adquiridos por instituciones, negociándolos por subasta según sea el monto del descuento y el tiempo restante para su vencimiento.

O por Letras del Tesoro, los cuales son emitidos por administraciones públicas, con plazos de vencimiento fijo que pueden ser de tres meses, seis meses, o doce meses, con un monto de descuento fijo y se subastan quincenalmente.

Este tipo de documentos puede variar de nombre dependiendo de cada país, y su rentabilidad suele ser mayor que los simples.

Por lo tanto un pagaré es un documento que compromete a quien lo firma a cumplir con el compromiso que éste adquiere al firmarlo, por lo que antes de hacerlo es muy necesario saber ¿qué es el pagaré?, y estar seguros de que se puede cumplir en tiempo y en forma con lo establecido en éste.

Obliga al firmante a pagar una determinada cantidad de dinero en el tiempo estipulado, así como a pagar los intereses acordados y en caso contrario a someterse a la autoridad correspondiente para recibir las sanciones legales que procedan en el caso, aunque en muchos países la validez legal de un pagaré no existe, puesto que no se conoce lo qué es el pagaré, ya que no se requiere de firmar un documento para comprometerse a realizar un pago.

La fecha de validez es de máximo tres años a partir de su fecha de expedición, aunque en la mayoría de los casos este documento estipula la fecha de vencimiento.

Además de saber qué es, es necesario conocer los requisitos con que debe contar para que sea válido, éstos son:

  • Debe contar con la leyenda que diga “Pagaré”.
  • Especificar con número, letra y tipo de moneda la cantidad de dinero que se debe pagar.
  • Anotar el nombre del beneficiario o tenedor al que se le debe pagar la cantidad acordada de dinero, ésta puede ser una persona física, moral, sociedad comercial o persona jurídica.
  • Especificar la fecha de vencimiento, así como el lugar en que se va a realizar el pago.
  • Muy importante ya que sin ésta no tiene valor legal, es que incluya la firma del suscriptor, que debe ser necesariamente una rúbrica.
  • No puede incluir condiciones o ser parcial, por lo que si es a la orden, (que se puede transmitir a un tercero), es necesario que se haga por endoso.

¿Qué es el pagaré no a la orden?

pagare2Es aquel que no es endosable, es decir que el beneficiario o tenedor no puede traspasar el derecho de cobro a una tercera persona, por lo que la institución bancaria puede otorgarle un anticipo en tanto llega el vencimiento del mismo y llegada la fecha el banco lo recupera, pero en caso de no poder cobrarlo es al beneficiario a quien le reclama la cantidad de dinero que le prestó.

Aunque por lo general las instituciones financieras no acostumbran a abonar el importe no a la orden hasta que han confirmado que se ha notificado de la cesión del crédito a el firmante o suscriptor, esto para evitar el posible riesgo de que una vez que haya vencido, éste cubra el importe al beneficiario por desconocer que lo ha cedido.

Frecuentemente se utilizan los no a la orden como garantía de pago, esperando a su vencimiento para cobrarlos.

¿Qué es el pagaré a la orden?

Es uno que no requiere de comunicar el endoso al firmante o suscriptor, puesto que en este tipo de documento el emisor tiene la obligación de pagar la cantidad de dinero acordada a quien designe el beneficiario del mismo, o a quien sea el tenedor al momento de su vencimiento, a causa de sucesivos endosos.

Al ser el pagaré un título de crédito con carácter ejecutivo, tiene cierta validez legal por el plazo de tres años contando desde la fecha de su emisión, el cual puede reclamarse por la vía mercantil y una vez pasado este tiempo se puede cobrar por la vía ordinaria en un lapso de 7 años.

¿Qué es descontar pagarés?

Descontar es el servicio financiero que otorgan los bancos y las instituciones financieras a los particulares y las empresas que necesitan un anticipo sobre el monto de las facturas que están próximos a cobrar, esto para poder obtener liquidez financiera rápidamente.

Por ello los bancos e instituciones financieras otorgan un adelanto del monto del pagaré antes de que éste venza, de esta forma el tenedor puede contar con dinero en efectivo al corto plazo.

Para poder hacerlo de este modo es necesario contar con una línea de descuento por un monto de dinero determinado, para que sea posible descontar de ésta los pagarés que se deseen, siempre y cuando no se llegue al máximo de la línea de crédito.

En caso de que esto suceda será necesario aguardar a que sea el vencimiento, para que la institución bancaria pueda cobrarlos y se actualice la línea de descuento, de esta forma será posible de nuevo utilizarla.

Las instituciones bancarias y financieras cobran un interés por descontar, el cual depende de cada institución, pero por lo general son más bajos si el vencimiento de los pagarés es al corto plazo y si el tenedor es una empresa o persona física solvente y que otorgue garantías.

Esto a su vez ayuda a que los gastos de financiamiento y las comisiones se reduzcan considerablemente, pero en el caso de que los pagarés a descontar no cumplan con estas características, los costos de la operación aumentan.

Para descontar en instituciones financieras especializadas sólo es necesario entregarles una copia de la factura y del pagaré para que la institución pueda estudiar el caso y posteriormente dar una respuesta sobre si acepta descontar.

Este trámite puede tardar aproximadamente 24 horas y dependiendo del caso tal vez un poco más.

Si la solicitud es aprobada entonces la institución financiera señalará el monto a cobrar por concepto de los intereses, gastos y comisiones que genera esta operación, esto dependiendo de las características de solvencia del tenedor, así como del factor de riesgo que conlleve la transacción.

Por lo general para que una institución bancaria o financiera acepte descontar, éste debe de contar con un plazo máximo de 180 días para su vencimiento, aunque en algunos casos esto puede variar.

¿Qué es el pagaré mancomunado?

El mancomunado o como también se le conoce solidario, es aquel que lleva la firma de dos o más personas, por lo que todos los firmantes del mismo se ven obligados a pagar la cantidad de dinero estipulada en el mismo.

Es necesario que este tipo cuente con los datos completos de cada una de las personas que firman el documento, así como las firmas de cada una de ellas.

El mancomunado debe de contar con los mismos requisitos que los de un pagaré simple, pero es posible anotar al reverso del mismo las estipulaciones específicas del caso, es decir, la forma en que cada una de las partes queda obligada a pagar el monto al que se comprometen a cumplir con este documento.

Esto puede ser de manera que alguno de los obligados se comprometa a pagar el monto total de dinero que avala, o que este monto se divida entre los firmantes en partes iguales, o en un porcentaje determinado previamente para cada uno de ellos.

Es necesario que se especifique claramente al reverso del pagaré mancomunado las condiciones del mismo, ya que sólo de esta forma puede tener un valor legal, puesto que si los firmantes adquieren la obligación de forma solidaria, cada uno de ellos se verá forzado a cumplir con dicho compromiso hasta que la deuda quede saldada en su totalidad.

De igual manera en caso de que no se cumpliera con dicha obligación y se llegara a una instancia legal, será necesario que todos los firmantes respondan jurídicamente por la deuda.

Los pagarés mancomunados pueden expedirse de un block de formato previo de documentos de este tipo, aunque también es posible redactarlos de forma personalizada para este tipo de casos, ya que dependiendo de sus características particulares, puede requerir especificar a detalle los montos, las obligaciones, los datos y las rúbricas de los de los obligados.

Dejar comentario