Tomar posesión, uno de los mejores principios del emprendimiento

¿Quieres lograr el éxito de tu emprendimiento? ¿Quien lo va hacer?

Erik Kikuchi nos dice que el mejor principio del emprendedor comienza cuando toma posesión, cuando asume TOTAL RESPONSABILIDAD, cuando es dueño de sus actos. Cuando somos dueños de nuestras vidas, de donde estamos hoy, y dueños de nuestro propio mapa y acciones, entonces podemos realmente comenzar a echar raíces y fortalecer la base necesaria para lograr el crecimiento, la prosperidad y la realización.

4 básicos principios de emprendimiento para arriesgar con responsabilidad

Muchas personas caen en la trampa de creer que lo que son y donde están es el resultado de su entorno, de un pasado limitante, o de otras personas, sin saberlo renuncian a ser dueños. Esta consecuencia puede llevar a la pobreza de salud, riqueza, mente, corazón y felicidad.

No podemos cambiar de vida, pero si de camino

Nadie puede cambiar de vida al instante, pero si se puede cambiar de camino. Estas personas buenas y valientes logran cambiar, incluso si es un paso a la vez. Cuando somos dueños de nuestros resultados en nuestra profesión y negocio, aceptamos la responsabilidad del lugar en donde estamos hoy, nos comprometemos con nuestros objetivos y resultados futuros y tomamos la responsabilidad total de los preparativos y las medidas necesarias para avanzar. Debemos tomar posesión de nuestro pasado, presente y futuro.

El científico Albert Einstein decía sobre la responsabilidad y persistencia: “No es que sea más inteligente que los demás, solo que me quedó mas tiempo resolviendo los problemas”.

Por ejemplo si quieres crecer en tu negocio tienes que encontrar problemas que resolver, y al ir a discutir el asunto con tu equipo tienes que tomar posesión, asumir total responsabilidad y llevar al menos dos soluciones para considerar. De esa manera muestras a tu equipo como empoderarse y liberarte de mucho trabajo y tiempo.

Con frecuencia entre compañeros de trabajo se escucha frases como “Ese no es mi trabajo.”, “No puedo porque… “, “Hay un problema con …” y “Yo simplemente no tengo …”, encontrarán una y otra vez que la toma de posesión no fue provista o establecida. Como gerente o propietario de un negocio, ser dueño de los resultados de su equipo también significa permitirles ir más allá de sus responsabilidades diarias y adoptar la toma de posesión de los objetivos de la compañía también. Recuerden, ¡la gente paga bien para resolver problemas, no para añadir a ellos!

El adueñarse de lograr un resultado empresarial o personal es también una poderosa manera de ver los nuevos métodos y oportunidades desde una perspectiva diferente y de mayor fortaleza. Con una visión avanzada y previsión desarrollada, no sólo van a atraer y construir más de lo que quieren, se moverán más rápido y con mayor fuerza a través de su desarrollo, porque verán cosas que la mayoría de la gente habría pasado por alto. En última instancia, esto les dará una ventaja competitiva.

Por ultimo, aunque te tomes posesión de un resultado, no quiere decir que lo lograras tan fácil, quizá fracases. Por eso es importante que otro de los principios del emprendimiento, que consiste en la agilidad, que veremos en un próximo post.

Imagen por influenZia
Enlace Erik Kikuchi