Principio básico de gestión que no aparece en los libros

Cuanto más se involucre usted, menos probabilidad hay de rebelión.

Involucrarse implica cohesión y contribución. No hacerlo conduce a divisiones y sanciones.

Al colocar a la gente se logra comprometerla. Si está contribuirá y se comprometerá, se identificará con las metas del equipo, querrá participar del éxito.

Involucrarse requiere tiempo, y el Líder dedica tiempo a su gente. Ello requiere un enorme esfuerzo, puesto que otras personas pueden ser muy frustrantes en ocasiones. Pueden presentarse para frenarle a su ritmo de actividades y usted quisiera no hacerles caso. Pero hoy en día la gente se rebelará si no lo hace. En primer lugar, es posible que no se dé cuenta de la rebelión, es posible que se esté incubando durante mucho tiempo. Pero, finalmente, si no la involucra, se rebelarán y usted no estará ahí para verlo. Pero ellos sí.

El Líder compromete a su personal en todo lo que pueda, principalmente en asuntos que a ella le conciernen directamente, bien sea en la planificación de una nueva fábrica, en la compra de un nuevo tipo de camión o en los métodos destinados a mejorar la eficiencia. Al meter a otros no renuncia a sus responsabilidades. El sabe, y ellos saben, que la decisión final será siempre suya. El tendrá que responder por esa decisión. Al poner a su grupo, lo más probable es que ésa sea la decisión correcta. Garantiza que ésta se compromete a ejecutar dicha decisión. En vez de oponerse a la introducción de nuevas tecnologías, la gente las exigirá si ha estado en los estudios de evaluación.

No solo pone a su equipo en los problemas de la empresa, sino que él mismo también se coloca en los problemas de su personal. La estimula a exponerle sus problemas. Se coloca en tratar de resolverlos, en tratar de ayudar.

aplicarhoy

Anote los tres proyectos más importantes que actualmente tenga en marcha. Frente a cada proyecto anote los nombres de las personas involucradas.

A continuación indique las personas, o grupos de personas, que se verán afectadas por dicho proyecto.

¿Está metido en cada proyecto un grupo representativo de las personas de esta última lista?

Sí la respuesta es negativa, involúcrelas hoy mismo antes de que sea demasiado tarde.

 

Tomar parte

El gerente que toma parte en las actividades nunca se quedará atrás.

¿Cómo puede entender las cosas si no se mete activamente en ellas? ¿Cómo puede formarse una idea del problema que representa el vaciamiento de los tanques de sedimento si usted mismo nunca los ha vaciado? Si lo hubiera hecho, se mostraría un poco más comprensivo en cuanto a una solicitud de equipos de protección más adecuados.

El Líder se mete activamente en las cosas, no solo porque quiere ayudar, sino porque quiere entender. Nadie espera que un Líder escriba a máquina, ni que programe los sistemas de computador, pero se espera que  sea activo y arríme el hombro cuando hay escasez de personal y el trabajo es urgente; se espera que alce la bocina cuando suena el teléfono y conteste la llamada cuando todo el personal está tan colmado de trabajo que no le queda tiempo ni para pensar; se espera que atienda en el almacén por algún tiempo si se necesita una persona adicional en el mostrador.

No puede haber un patrón establecido en cuanto a tomar parte. Algunos Líders podrían pasar por el área de producción al finalizar cada turno, a fin de ayudar a que las cosas queden en su sitio y todo el mundo pueda irse a tiempo. Otros podrían prestar ayuda si hay que despachar un pedido urgente. Otros podrían tomar parte sobre una base regular porque quieren entender lo que está ocurriendo en la fábrica. Otros se involucran en forma automática para ayudar a su personal a resolver un serio problema. Otros simplemente toman acción únicamente por divertirse.

Al tomar parte, nadie espera que el Líder haga más de lo que es capaz de hacer.

El no deja que los límites señalados por los sindicatos le impidan involucrarse. El dará explicaciones, discutirá el asunto con el sindicato, pero insistirá. No lo hace para despojar a su gente de su trabajo, ni mucho menos. Lo hace para poder entender su trabajo, para ayudarle a su personal. La hará sentirse importante, porque el Líder nunca será capaz de hacer una labor tan buena como la que ellos están haciendo.

aplicarhoy

Recorra su departamento e involucrese en las actividades; ayude a empujar ese carro de grúa con que está bregando su gente; tome el recipiente de basura y desocúpelo cuando esté hablando con las aseadoras: “Espero que no les moleste que ayude”. Cierre unos cuantos sobres en la sección de correspondencia. Pregúntele al gerente de capacitación si puede asistir en el próximo curso de gerencia. Siéntese con los conductores de transporte. Acompañe a uno de ellos en su recorrido y ofrézcale manejar el camión durante unos pocos kilómetros para darle al conductor la oportunidad de descansar. ¡Tome acción hoy mismo en todas las actividades que pueda! Lo respetarán por ello.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *