Por qué, evitar el rechazo, es un gran error para tu emprendimiento

Dicen que vivimos evitando el dolor, lo cual es lógico, pero no quiere decir que detrás del dolor siempre haya algo malo, por ejemplo en un entrenamiento deportivo puede haber una caída u otro tipo de accidente, los vemos siempre, pero quien evita todos esos dolores no puede salir adelante, son parte de la competencia por ser mejores.

Igual que cualquier entrenamiento deportivo en el emprendimiento también se presentan dificultades que no solo producen dolores físicos, también se presentan dolores emocionales que nos producen una especial dificultad para movernos libremente.

Solo hay que observar las dificultades para encontrar y desarrollar un talento. La mayoría de las personas para vivir sin pugnas y en paz terminan aceptando el sistema de reglas que les imponen sus padres y la sociedad, muchas de esas reglas son un NO al talento y se termina haciendo y siendo algo que no es nuestra esencia. Nos acostumbramos a las imposiciones y el sistema con algún dolor, pero mayor dolor nos produce abandonar la costumbre para retomar nuestro talento. Simplemente lo evitamos con mil pretextos.

Mi experiencia personal me lleva a considerar la escritura como mi talento, pero un talento no siempre parece conjugar con todas las reglas establecidas, la ortografía no va con mi dislexia, me dicen “que horror, esa ortografía”. Si, tienen mucha razón.

Mis hermanos no pueden entender como es que puedo tener tan mala ortografía siendo un devorador de libros, y su opinión aun se hace mas negativa cuando les digo que “libro que leo libro que olvido”, ¿entonces cual es el sentido? preguntan.

Entrenarme para escritor tendría que haber significado pasar por el dolor de disciplinarme con la ortografía y gramática española, de esa forma podría haber tenido, quizá,  la seguridad de escribir un libro, pero no, simplemente todo el tiempo le estuve evitando. Pero asta aquí ni siquiera es un gran dolor.

Tuvo que llegar Internet, y yo a él, para leer historias como “fue rechazado por mas de 20 editoriales hasta que decidió publicarlo en Amazon a su costo, y ahora es un éxito millonario Esto quiere decir que el éxito no es ceñirse a las reglas o los gustos establecidos.

Como alguien dijo “todo emprendedor tiene una idea de negocios que no vera la luz” Pasar por esta experiencia de rechazo te hace sentir un gran dolor, para algunos será el final de su carrera, que ni empezó, para otros una gran herida pero no una derrota.

La escritora Suzanne Finnamore dice “He mantenido un optimismo salvaje basado en mi juventud y la naturaleza afable de muchas cartas de rechazo. Varios editores dijeron que, obviamente, tenía talento. Pero agregaron con suavidad, que me había olvidado de incluir un pequeño detalle: un argumento convincente. Hice una nota mental: Recuerde que debe tener un argumento convincente

Los rechazos le hicieron dar cuenta a la escritora de que estaba embriagada de su propio estilo, pero acepto que aunque los rechazos pueden ser como un humo sucio y maloliente, es esencial para el crecimiento emprendedor.

La gente nos rechaza por la forma como nos percibe, el crecimiento corresponde a mejorar esa imagen de nosotros mismos. Para que un emprendimiento sea rentable, exitoso tiene que mostrar una imagen aceptable, amable, que la gente se apasione por tenerla o estar cerca. No basta que nosotros mismos pensemos que tenemos algo brillante. Lo brillante en una mente subjetiva puede estar apestando afuera.

Un rechazo no necesariamente es un referente de que estas equivocado. Suzanne Finnamore cuando recibió el rechazo de su segunda novela, trato con otros 10 editores y dos de ellos se mostraron interesados. No solo vendió el libro, también los derechos cinematográficos, lo que luego se convirtió en un tremendo éxito.
Imagen por
Enlace Oprah

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *