Plan de Negocio

plan negociosUna de los principales pasos para poder comenzar una empresa de carácter comercial, es poder contar con un plan de negocio que le permita poder abordar los desafíos que significa iniciar un emprendimiento. Por lo general, esto puede confundirse con la elaboración de ideas y sugerencias cuando se crea el emprendimiento, pero no, esto tiene que ver más con una especie de carta de navegación que con un resumen de buenas intenciones.

El objetivo de este tipo de documentos,  es que buscan que el emprendedor pueda tener un plan de acción en el corto, mediano y largo plazo. Pero también, una de las particularidades de los planes de negocios, es que son usados como instrumentos ante los potenciales inversores o prestamistas bancarios, con el fin de demostrar que se está en frente de un proyecto sólido y que  este posee grandes posibilidades de proyectarse en el tiempo, y por ende, de crecimiento.

Pero como decíamos atrás, no es un proceso que se tenga que hacerse a la ligera, sino que debiera tener una serie de pasos previos que permitan poder lograr tener un diseño estratégico que nos pueda ser funcional en el corto, mediano y largo plazo, con el fin de que cuando sea presentado, no sólo llame la atención de quienes lo escuchen, sino que también pueda generar interés en participar en el emprendimiento.

No hay que olvidar que esta clase de escritos tienen la función de lograr convencer a financistas particulares privados, organismos públicos de financiamiento o instituciones bancarias para que mediante sus préstamos o fondos concursables puedan ayudar al desarrollo de la empresa. Por ello, la importancia de poder contar con un escrito poderoso que nos permita mostrarnos al mundo y a la vez, poder dejar claro que queremos lograr y realizar en el tiempo en el negocio.

 

Características Generales:

1) Debiera quedar plasmado en el documento el hecho de que no estamos en frente de la piedra filosofal ni de la madre de todas las ideas.  Todo lo contrario, debiera quedar claro que el texto es la consecuencia de una evaluación dentro de la empresa que debiera ser lo más pensada y tranquila posible, con el fin de que quede plasmado una gran y buena idea,  que además pueda ser argumentable y que paralelamente, pueda ser defendible cuando tenga que ser presentada ante los potenciales financistas o socios de la empresa.

 

2) Tendría que quedar claro en la redacción del plan de negocio,  el hecho de lo que se quiere lograr con el emprendimiento a través del tiempo. En otras palabras, cuales son las metas que se quieren alcanzar.  Esto debiera quedar definido de manera clara (y si es posible, concisa)  a lo largo del texto, cuáles son los objetivos que se han planteado, como se pretende lograrlos y en cuanto tiempo tendrían que poder lograrse las metas fijadas en el escrito. Tenga claro que este documento será evaluado por  otros, por ello, lo ideal es que debiera estar preparado para soportar críticas y cuestionamientos.

 

3) Debiera quedar claro en el escrito como se va a conformar accionariamente el negocio. Esto quiere decir, definir quienes serán los que tendrán el control de la empresa. Es por ello que es importante colocar si este será una sociedad anónima cerrada, abierta a otros accionistas o como en muchas de las pequeñas y medianas empresas (PYMES), de un solo dueño o de una cooperativa. Esto, aunque no se crea, es necesario tener que definirlo, ya que para los aspectos meramente legales, alguien (o algunos) debiera de figurar como el o los encargados de la empresa, tanto en términos nominales como financieros y legales, ya que esto también facilitará con quienes hay que tratar, por parte de la contraparte.

 

4) En el documento debe de estar establecido con que capital inicial comienza a andar  el emprendimiento. Teniendo claro el volumen general de esta cifra, se podrá proyectar cual es el rumbo que se podrá seguir a través del tiempo, además de plantear en perspectiva, las que se siempre se calculan  en condiciones normales,  cuales son las perspectivas  proyectadas de crecimiento en uno, dos o hasta cinco años dependiendo de la actividad que se realize. Para que se pueda cumplir esto, dependerá  de una serie de factores, pero sin duda, el contar con alguna clase de estadísticas por parte de los potenciales evaluadores, le servirá para hacerse la idea de lo que se espera del emprendedor y de su empresa.

 

5) Tendría que tener necesariamente incorporado un plan de negocio, está vinculado con el hecho de que si ya se encuentran definidos y clarificados los puntos anteriormente mencionados, este es el momento ideal para pensar en escribir el documento, ya que se cuenta con la información básica para poder plasmarlo de manera formal. Eso sí, aunque debe tener claro el emprendedor, que nunca será una versión final, ya que siempre se tendrá que corregirlo y adaptarlo de acuerdo a las circunstancias que surjan en el camino.

 

6) Hay que destacar en cualquier escrito referente a un plan de negocio, tiene que ver con las correcciones que se pueden realizar. Por lo general, se recomienda que exista una primera versión del mismo, para que pueda ser corregido (ya sea al alza o a la baja). El aspecto más importante y necesario que merece ser corregido en esta clase de documentos, es todo lo referente a los costos. Hay que tomar en cuenta que uno de los aspectos que siempre toman en cuenta en esta clase de documentos es todo lo referente a los costos. Es por ello que lo recomendable es tratar siempre de poder reducir los costos de funcionamiento de la empresa y esto debiese quedar claramente establecido en las próximas versiones del mismo, con el fin de demostrar que el emprendedor puede apretarse el cinturón en ciertas ocasiones.

 

7) Tiene que ver cuando ocurre el hecho de que el emprendedor o empresario no puede tener un documento a la altura de las circunstancias, o simplemente es necesaria una opinión imparcial sobre el mismo. Esta clase de circunstancias obligan a que se tengan que buscar la asesoría de expertos para que puedan hacer una lectura sin pasiones e imparcial del documento. Tras la revisión por parte de los especialistas, se podrá tener claro que partes debieran ser mejoradas, modificadas o eliminadas, con el objetivo único de poder tener un texto que pueda ser defendido en el momento que corresponda y que este pueda soportar una lectura crítica por parte de los potenciales financistas del emprendimiento.

 

8) Debiera considerar en cualquier plan de negocio, es algo que en cierta manera adelantábamos en las primeras líneas de este artículo, es el hecho de que este será leído y criticado por los evaluadores, potenciales socios o ejecutivos bancarios.  Para evitar que sea un duro golpe para la moral del emprendedor, es necesario tener que mejorar la imagen del emprendimiento y esto se logrará a través de una campaña de publicidad, ya que debe apuntar a convencer a los evaluadores que el emprendimiento es viable. Para ello, tendrá que usar las cifras y proyecciones positivas del negocio, para armar la estrategia. Pero eso sí, hágalo con estadísticas verídicas ya que a la postre, los fraudes se saben más pronto que tarde.

 

9) El noveno aspecto que tenemos que tomar en consideración para la elaboración del texto fundacional de la empresa, es la redacción del mismo. Trate que sea concisa, concreta, que puede explicar qué es lo que va a producir en ella, que se quiere lograr en el corto, mediano o largo plazo, además de clarificar como se va a financiar, donde va a funcionar, cual es su plantel de trabajadores, quienes son los dueños y cuáles son sus perspectivas de crecimiento. Lo recomendable en estos casos que esté acompañado de cifras, gráficos e infografías que puedan sustentar las palabras que se encuentran en el plan de negocio. También debiera considerar que es un texto perfectible y que puede ser modificado dependiendo del escenario interno o externo que sufra el emprendimiento.

 

Palabras finales

Como puede verse, para poder tener un documento de este tipo, es necesario tomar en cuenta los nueve puntos antes mencionados. En ellos se analizan los principales aspectos que debieran considerarse para que el plan de negocio sea realmente un aporte y no un papel que no tenga ningún valor. Por ello, recomendamos encarecidamente al emprendedor que tenga que realizarlo, que lo haga con seriedad, ya que debe recordar que esta clase de escritos son la carta de presentación de la empresa y que de este dependerá el éxito o el fracaso del negocio en conseguir nuevos fondos o socios en el mercado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *