Para negocios rentables, para vender mas hay que ponerse en los zapatos de los clientes

Plan de Negocios.- Hace unos días pase por una frutería y pensé que seria una buena ocasión para llevar frutas a la casa, pero al entrar al negocio, mi sorpresa fue enorme, una señora muy molesta me pregunto “¿Qué busca?”

Nadie compra fruta ni ropa sin mirar y lo menos que se espera es una invitación para conocer la mercancía. Pero cada uno lleva su negocio como quiere, pero de lo que es seguro, es que los clientes solo regresan donde se sienten bien.

Siempre nos topamos con negocios donde los empleados parecen no dar importancia a los clientes, algunos prefieren atender su conexión a Internet, o están perdidos respecto a consultas puntuales sobre el negocio.

No solo buenos productos

Pienso que un negocio se hace no solo con buenos productos, hace mucha falta personas motivadas detrás de un negocio. Hace falta destacarse no por los precios, barato o caro, sino por el clima te atención.

Pienso que más que los costos, la diferencia en como se siente un cliente en su negocio, es lo que marca mas las opiniones sobre su negocio. Entonces en su plan de negocios, pienso que debe agregarse un apartado para el trato de los clientes.

Mi abuelo decía, el genio esta en los detalles, es la que hace aparecer o desaparecer a los clientes. Entonces la etiqueta, las costumbres del personal en el negocio es algo que un empresario no pude pasar por alto.

El día es bueno cuando se abre una puerta, y no hay mejor puerta abierta que una sonrisa. Sonreír a una persona provoca una reacción de confianza, y en un negocio significa acercar nuestra atención y amistad.

Un saludo estándar que identifique un negocio puede significar una forma de entrar a la conciencia de las personas. Un negocio puede provocar que sus clientes se sientan cómodos recibiéndolos con un saludo que les indique la disponibilidad para ayudar.

Algunas veces me he sentido abrumado por el exceso de palabras de un empleado, pienso que hay una delgada línea entre ofrecer comodidad y abrumar al cliente. Muchas veces pueden distraer o desanimar del propósito de visita, de ahí que el saludo debe enfocarse en incentivar el propósito de la visita y no en distraerlo o abrumarlo.

Invitar al cliente a participar en eventos de la empresa provocara ser parte de sus planes de futuras compras. Por ejemplo el negocio puede organizar fiestas, salidas de paseo, eventos deportivos, etc.

Invitar a los clientes a ver su futuro consumiendo sus productos puede ser una forma de ser parte de los sueños del cliente. Una extensión natural del estilo de vida deseado solo por consumir sus productos.

Puede parecer descabellado, pero la alegría de visitar a un negocio también pude provocar mejores ingresos para el cliente gracias a su mejor disposición para trabajar. ¿Qué opinas?

Imagen Viomc

0 comentarios en “Para negocios rentables, para vender mas hay que ponerse en los zapatos de los clientes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *