Ser Profesionales

Para ser profesional no necesariamente tienes que estudiar en una universidad. Ser profesionales significa hacer algo con conocimiento de una técnica o proceso. Una técnica es una forma de hacer las cosas de una manera definida y estipulada.

Hacer uso de técnicas y procesos predecibles nos convierte en profesionales, además si aportamos calidad, eficiencia o excelencia aportamos un valor de diferenciación frente a los demás servicios o productos.

Un buen profesional se hace de buenas técnicas, que aplica paso a paso, cuidando la calidad y el buen resultado.

Ahora en cuanto a un negocio virtual, las técnicas también son muy necesarias, los buenos resultados se obtienen solo cuando logramos una buena profesionalización.

En el negocio virtual el trabajo diario profesional es la publicidad, darse a conocer a más personas cada vez. Los resultados serán de acuerdo a como tratemos con las personas, como elaboremos nuestra lista de contactos y de que manera la mantengamos viva, interesada y curiosa por nuestra información.

Comercio Electrónico

La industria de mayor crecimiento en este momento es el comercio electrónico. Se desarrolla a nivel mundial, sin barreras geográficas, y esta implementando nuevas prestaciones, ideas y perspectivas que provoca un cambio instantáneo en todas las estructuras comerciales, sociales y geopolíticas.

(más…)

Conseguir trabajo después de los 40

Siempre pensé que al llegar a los 40, tendría las puertas abiertas en todos los campos en que me destacara. De hecho pensaba que era la edad perfecta, porque se reunía experiencias y conocimientos albergados con los años y sobre todo JUVENTUD, porque para mi ser cuarentón no era igual a ser senil.

conseguir_trabajo_1a

Como buscar trabajo por Internet con una breve biografia

Cuando tenía 20 años, creía que los cuarenta era la década dorada para cualquier persona con estudios y ambiciones. Tengo una carrera universitaria, me gradué con honores y con una buena posición académica, incluso comencé a estudiar en la universidad después de los 30 y al graduarme destaqué en trabajos y di aportes a la universidad donde trabajaba.

Cuando mi esposo -que es español- me dijo que dejara todo por venir a España, no lo pensé ni dos veces. Tengo un buen currículum y pensé que conseguiría trabajo rápido por mi larga experiencia laboral. Pero al presentar mi currículum a las empresas, la negativa principal no era por ser inmigrante, era por mi edad. La dura realidad es que el mundo empresarial ya no me considera tan joven como me creía.

Es doloroso ver, que los trabajos que te ofrecen son infravalorados y tristemente si tienes suerte consigues un trabajo con un sueldo mínimo. No tomen a mal lo que digo, para mí el trabajo mientras sea honrado vale mucho. Pero tener ambiciones y aspiraciones después de los 40 y que vayan de acuerdo a tu posición profesional en este sistema en el que vivimos, es una larga caminata cuesta arriba.

Sé que hay profesionales que gozan de buena salud laboral, y siempre digo que Dios les cuide su trabajo, pero de lo que hablo es el recomenzar de cero después de los 40.

Muchos jóvenes no quieren seguir estudiando y menos hablar de tomar una carrera universitaria. Hace poco me dediqué a dar clases en verano y una de mis estudiantes me dijo que terminaría la secundaria y buscaría trabajo, cuando le hablé de las ventajas que da la educación universitaria en España a los estudiantes aventajados y un sinfín de cosas, me respondió: “Profesora, mis padres son profesionales y nunca han ejercido su carrera, a ellos nunca les dieron posibilidades y eran buenos estudiantes, mírese usted y dígame sinceramente si en su país los chavales de allí no piensan igual que yo”.

Sus palabras fueron duras pero en cierta manera le di la razón, pero mi deber como orientadora era dibujarle otras posibilidades. Pero esto me hizo meditar. Yo comencé estudiando porque tenía un trabajo fijo y tenía posibilidades de mejorar mis condiciones de trabajo porque mi entorno laboral era seguro, y no miré, ni pensé en el futuro de aquellos jóvenes estudiantes a los que llegué a dictar cursos en la universidad.

Las empresas mandan a los jóvenes mensajes subliminales sobre oportunidades de trabajo, buenos sueldos, que les darán las posibilidades de tener lo que todo joven desea, independencia económica, los requisitos que les piden es tener los estudios obligatorios. Son contados con los dedos los avisos que te piden estudios universitarios y las oportunidades se la dan a las personas con un máximo de 35 años y no más, porque no buscan experiencia, buscan conocimientos recién adquiridos y así pagarles una tontería.

En mi país, Venezuela, reza un dicho “nadie nace para semilla” y esto es una gran realidad que muchos jóvenes deben saber. Es cierto que hay empresas que buscan que sus trabajadores hagan carrera, porque el beneficio al final será para ellos, pero lamentablemente son pocas las empresas que van a la par con las nuevas gerencias.

Aún no pierdo las esperanzas de conseguir trabajo en mi campo, y dar lo mejor de mí. Pero en mi fuero interior una voz que quiero ahogar, me dice que mis esperanzas ya se han roto. Hoy por hoy trabajo en lo que sea, para ayudar a mi esposo a llevar dinero a casa y vivir hasta donde te alcance la cobija, y continúo viviendo y siempre pensando que mañana será otro día.

Por: Omaira Rosendo.

Imagen por HPRMan

Por qué grita la gente?

Un día un sabio preguntó a sus estudiantes lo siguiente: ¿Por qué la gente se grita cuando está enojada?

Los estudiantes pensaron unos momentos: Porque perdemos la calma – dijo uno, por eso gritamos.

Pero ¿por qué gritar cuando la otra persona está a tu lado? preguntó el hombre sabio. ¿No es posible hablarle en voz baja? ¿Por qué gritas a una persona cuando estás enojado?

(más…)

La organización excelente

Durante mucho tiempo las organizaciones se han esmerado en emular los triunfos de otras organizaciones siguiendo sus recetas de éxito, pero los resultados no se han repetido.

Las falencias son diversas, la receta de éxito a pesar de ser probada solo representa el
10 % del éxito, de modo que el gran 90 % del resultado básicamente depende de:

(más…)

Respuesta a Networker

Así como tu, yo también he estado en múltiples negocios, me ha ido bien he acumulado algún dinero, pero de pronto algo ya no andaba y perdía el dinero sin tener ya buen ingreso y manteniendo a la familia en el estándar de vida acostumbrado.

He intentado algo nuevo y simplemente no me ha dado resultado.

(más…)

Información que le puede estar costando dinero

Para la mayoría de nosotros, la atracción ejercida por una buena oportunidad no es, de por si, motivación suficiente para la acción. Hay motivación por buscar lo nuevo solo si hay descontento en nuestra situación actual.

El viejo modelo de trabajo “cambie dinero por su tiempo” ya es obsoleto. Decir trabaje duro para tener riqueza y progreso ya no tiene sentido, usted ya no tiene que cambiar de 20 a 30 años de su tiempo de trabajo por dinero para comprar su casa, su coche o financiar la profesión de sus hijos.

El viejo sueño de los padres “estudia una buena profesión para tener un buen empleo”, tampoco ya tiene razón; los tiempos han cambiado mucho, hay información que le puede estar costando dinero.

La discriminación en los empleos aya fue resuelto. Para trabajar como un nuevo profesional no tiene nada que ver su edad, su religión, su color, no importa si es discapacitado. Los nuevos profesionales se especializan en la gestión del éxito.

Los nuevos profesionales trabajan con las personas en relación abierta y sincera buscando el éxito mutuo. Estamos en la era de la información y los grandes millonarios no pueden guardar el secreto de su éxito, los nuevos profesionales han debelado ese secreto, esta accesible a todos nosotros, solo tenemos que abrir nuestras mentes, desechar lo viejo para dar paso a lo nuevo.

¿Sabe usted que tardamos de 20 a 30 años para que esta información sea parte del dominio público, de la realidad común?

Se imagina cobrar por 100 horas de trabajo habiendo invertido solo 8 horas de su trabajo. La trampa del tiempo ya fue resuelto.

Muchos esposos se ven obligados a trabajar en ciudades distantes y la ocasión de llevar una buena vida familiar se ve truncada por persistir en el viejo esquema laboral. Esto también esta cambiando.

¿Sabe usted que la inversiones para tener una empresa propia no tienen porque ser de miles de dólares, usted puede formar su empresa de gran potencial de ganancias con muy poco dinero. Hay información que le puede estar costando dinero, ya no estamos en la era industrial, los viejos modelos de ser profesionales y hacer empresa ya no funcionan bien. En esta era se trabaja en función a la información y la gestión del éxito.

El nuevo abogado de la vida ya no es el versado en leyes, ahora se llama coach. El coach trabaja ahí donde sus problemas se originan, y no trabaja solo sobre sus problemas, trabaja ayudándolo a domar su peor enemigo, su mente.

¿Sabe que invirtiendo solo 100 dólares, usted puede poner a trabajar su dinero y ganar excelentes sumas solo por recomendar este sistema? Es tecnología, es la era de la información. Entérese, no le van a cobrar; por inscribirse no tiene que pagar nada. Invertir los 100 dólares lo puede hacer después cuando ya tenga la información que lo convenza.