Como darle una oportunidad a tus sueños de emprendimiento

Si llevas muchos años teniendo malos resultados en tus sueños de emprendimiento, empieza por no creer a tus primeros impulsos para hacer algo, tampoco le creas a tu mente. Tu no eres esos impulsos ni esa mente, pero son los que provocan tu mal resultado. Si estos fueran tus amigos, hace rato los hubieras despedido. Ahora antes de hacer algo por costumbre, por pensar que “así debe ser”, detente, ya tienes años observando los mismos resultados que no te gustan, ahora puedes decidir hacer nuevas cosas, cometer nuevos errores.

Te preguntas ¿Porque fracaso? ¿Porque no logro estar motivado? ¿Porque las cosas me sale todo mal? Es posible que todas tus respuestas y sentimientos apunten a un factor externo o a algunas personas, pero la gran verdad es que todo se debe a ti mismo, si, a tu mentalidad, tus creencias y tus hábitos. Tu eres el único responsable, ríndete, no te defiendas, admítelo en silencio, en paz, con amor y dale una oportunidad a tus viejos sueños de emprendimiento.

Si no puedes coger una pelota que lanza alguien, puede ser por los siguientes motivos:

  • Es que estas muy lejos,
  • No saltas lo suficiente,
  • No lo viste a tiempo,
  • No quieres cogerlo,
  • No tienes habilidades,
  • Tienes otras preferencias, etc.

El éxito de tu emprendimiento también es como una pelota que alguien lanza y esas pueden ser alguna de tus actitudes, que en la mayoría de los casos, los haces sin darte cuenta, sin querer, por costumbre, como siempre hiciste todo a partir de que aceptaste una forma de comportante y asumiste algunas creencias. Por lo general todo esto ocurre en nuestra niñez, ahí somos moldeados para el futuro.

Por ejemplo si eres una mujer y en tu niñez pedias a tu madre dinero para un dulce, tu madre decía, “no tengo dinero, pídele a tu padre”, y continuamente así, una y otra vez, eso es lo que aprendiste, “una mujer no tiene dinero”. Y tu como buena hija, ya de adulto, harás todo lo posible por desacerté del dinero, no tendrás dinero, y será difícil que se te ocurra como ganar dinero y peor, como acumular fortuna. Ahora ya lo sabes y es momento de darle una oportunidad a tus sueños de emprendimiento.

Tengo un perro labrador y cuando salgo, este tiene una especial predilección por acercarse a los niños que están jugando, así que muchas veces observo a niños jugando con el perro y padres o abuelos repitiendo una y otra vez, NO, no hagas eso, así no, ya te he dicho que no, eso no se hace, etc. No a todas tus iniciativas de niño, y ahora de adulto sigues escuchando y haciendo caso a ese No, tienes miedo, ahí esta el abuelo o el padre. Ya no tiene sentido ceder a ese miedo, dale una oportunidad a tus sueños de emprendimiento.

Alguna comida o tarea no te gustaba de niño y tu decías ¡No puedo!, no se cuantas veces lo dijiste hasta que te convenciste que ¡No puedo!, pero es absurdo, tu puedes, tu tienes que intentarlo, obvio, cometer errores, porque ya no tienes mucha practica, y así darle una oportunidad a tus sueños de emprendimiento. Y así, tu tienes tu propia historia. Recuerda que .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *