Opinión Boden Franquicia chilena de ropa

bodenLa vestimenta masculina no ofrece una variedad de modelos y estilos tan amplia como si ofrece la femenina, por lo que al hombre que le guste vestir bien debe fijarse en la confección y el material en el que se elaboran sus prendas y accesorios, para darles ese toque de diferencia y estilo que no le aporta la escases de modelos.

De todo el ajuar obligatorio para un hombre, las camisas son el artículo más destacado, con una linda camisa pueden sobresalir del grupo imprimiéndoles su estilo eligiendo el color, con el corte realizado a medida y con el gusto indiscutible que tienen los profesionales de la moda masculina como son, por ejemplo Boden, la empresa chilena líder en confección de camisas y accesorios a medida.

Boden nació en Chile en el año 1996 cuando la industrialización de la indumentaria masculina hizo un lugar en el mercado para los modistas y artesanos de la confección que saben el valor agregado de una camisa tizada a mano y cortada con tijeras, cocida con estilo francés y revisada individualmente antes de ser otorgada al cliente.

Pero que ha sabido adaptarse al siglo XXI utilizando las telas existentes en el mercado, a las que ha dividido en dos sectores para la comodidad del cliente, las telas de “etiqueta azul” que ofrece hilados lisos, a cuadros o rayados, traídos desde Inglaterra, España e Italia y realizadas totalmente con algodón egipcio con el sistema 2 ply cotton, que se refiere a la cantidad de veces que las hebras de algodón se entrelazan entre sí. Y están las camisas denominadas “etiqueta negra” que son las confeccionadas con telas especialmente seleccionadas traídas desde el continente europeo, con el detalle de botones italianos elaborados en perla polinésica.

El detalle más interesante que ofrece Boden es la posibilidad de diseñar su propia camisa desde el sitio web de la empresa, eligiendo la tela, el tipo y color del cuello y los puños, colocar o no botón en el tajalí de la camisa, con o sin bolsillos, el tipo de pespunte, espacio para barbas o ballenitas, el tipo de frente y de espalda y hasta el bordado o no de sus iniciales con tipografía y color.

Agrega a este servicio una orientación básica sobre los últimos dictámenes de la moda o lo que más piden los clientes de la marca, para que aquellos hombres que recién comienzan en el camino de la elegancia sepan elegir mejor. Y a ellos, que seguramente es la primera vez que solicitan una camisa, se les pide que ingresen sus medidas y datos para recordarlos como clientes, hasta el próximo pedido.

Con esta variedad de servicios tradicionales, artesanales pero completamente modernos es que la franquicia Boden se abre al mercado internacional, especialmente en Colombia, ofreciendo su idea y comprobado sistema de gestión.

Esta franquicia de Chile está pensada para aquellos modistos, artesanos o entusiastas de la moda masculina que desean ofrecer un servicio diferente a los hombres de su país, que saben, como ya dijimos, del valor de una camisa confeccionada a medida.

Pero la franquicia de indumentaria masculina Boden no se detiene en la perfecta confección de camisas, también ofrecen pijamas que se realizan con las mismas telas y el mismo cuidado, corbatas y pajaritas de primera marca internacional, colleras, gemelos o mancuernas de exquisito gusto y excelentes materiales de confección en seda o metal ideales, como las corbatas para combinar con la delicadeza de las corbatas. A lo que agrega suspensores o tirantes de marca una tradicional marca inglesa, pañuelos ingleses e irlandeses y cinturones de cuero natural curtido y cosido a mano de origen español.

Utilizando las nuevas tecnologías como si fueran ancestrales, ofrece junto con la elección y compra de los productos desde su sitio web la posibilidad de enviar una orden de compra como regalo.

Estas son las cualidades que dan prestigio a una marca y generan una franquicia exitosa, aunque el mercado no sea muy extenso y los inversores necesiten tener conocimientos sobre moda y confección de prendas, la calidad y el respaldo que ofrece Boden hacen que los interesados en la indumentaria masculina no duden en invertir con ellos.

La franquicia Boden requiere una inversión inicial de 50.000 dólares americanos (valor de referencia septiembre 2011) sin regalías ni canon de publicidad, con un contrato de 5 años de duración.
Exige un punto de venta de 35 metros cuadrados, sin contar el taller de confección. Para los interesados ofrece sus más de 10 años de experiencia en el rubro de la confección de camisas, relaciones pre establecidas con los proveedores internacionales, variedad de productos según la moda y la estación, capacitación permanente en la adaptación de las nuevas tendencias y demandas del mercado, un sistema de gestión de probada efectividad que posibilita la correcta administración del nuevo punto de venta, apoyo para el posicionamiento del punto de venta y las estrategias de marketing.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *