Nuevos Negocios

nuevos negociosHoy en día debido a la crisis económica y al desempleo, muchas personas piensan en la necesidad de asegurar su futuro invirtiendo en un negocio, ya que esta es una muy buena forma de poder generar grandes ingresos, que benefician al patrimonio de aquellos emprendedores que se atreven a comenzar proyectos.

Aunque también se pueden encontrar personas que piensan que el invertir su capital es muy arriesgado, incluso tampoco creen que en la actualidad sea muy lucrativo pensar en poner un establecimiento del giro de los muchos que ya existen, debido a que se sabe que no todos lo que inician emprenden tienen éxito.

En realidad ninguna de estas dos formas de pensar se encuentran del todo equivocadas, puesto que es verdad que quienes inician nuevos negocios corren el riesgo de perder su inversión si es que éste no funciona, pero así mismo también cuando se comienza, se espera y es muy posible que sea todo un éxito y que generen grandes ganancias.

Entonces ¿Por qué algunas veces tienen éxito y otras veces no? La respuesta es muy sencilla, esto es porque para que sean exitosos es necesario que sigan los pasos básicos para evitar que fracasen.

Los pasos básicos que se deben de seguir son muy sencillos y consisten en tener un poco de lógica, esto quiere decir que no se deben de emprender si no se tienen las herramientas básicas para implementar con éxito.

Las mejores herramientas que se pueden utilizar para que prosperen, es planificar, investigar, estudiar y definir las estrategias con las que se cuenta.

El primer paso básico consiste en planificar, esto quiere decir que se debe de definir el giro que se pretende implementar en los nuevos negocios, es decir si se va a ofrecer la venta de algún producto o servicio y una vez determinado esto, es necesario pensar en las características especiales que se piensan ofrecer, para hacer diferente y más atractivo para los clientes potenciales nuestro local y no algún otro.

El segundo paso consiste en estudiar las características de nuestro producto o servicio y analizar lo que ofrece la competencia, para así poder conocer en qué tenemos ventaja o desventaja y hacer los ajustes necesarios para mejorar lo que ofrecemos, logrando con esto que nuestros nuevos negocios sean superiores a los de la competencia.

El tercer paso, consiste en estudiar a los posibles consumidores de nuestro producto o servicio, se puede determinar cuantos clientes potenciales puede tener nuestro local, de acuerdo a la zona en la que éste se ubica, ya que es muy importante que se establezcan en lugares adecuados a el tipo de ventas que se ofrecen, por ejemplo:

El poner una papelería cerca de una escuela sería buen plan si no existieran muchas más alrededor, pero una papelería también es una buena alternativa en una zona donde vivan muchos niños en edad escolar y no existan más papelerías cerca.

Es por esto que es muy importante estudiar el mercado potencial de la zona

El cuarto paso básico consiste en definir las estrategias, se debe de comenzar por definir el precio de nuestro producto o servicio, éste debe de ser un precio justo, ni muy bajo ni muy alto y que ofrezca un valor agregado a lo que el cliente recibe.

Otra estrategia a seguir, es definir el tipo de promoción que se le va a dar, ya que ésta es una parte fundamental para su éxito.

La clave es seguir todos estos pasos y utilizar todo el potencial, el esfuerzo y la constancia que sea posible.

 

Opciones Rentables para emprender

Una de las preguntas más frecuentes que se hacen las personas que quieren invertir en nuevos emprendimientos es ¿Cuál es el tipo de empresa que más les conviene?

Esta pregunta es muy razonable si se toma en cuenta que quienes quieren emrender van a invertir parte, o todo su capital en ello, es por este motivo que necesitan estar bien seguros de en que tipo de comercio les conviene más invertir.

Cuando se elije algún tipo de nuevo negocio no sólo se debe de pensar en que sea rentable, ya que si bien este es el objetivo principal de cualquier negocio, también es importante que el giro del mismo sea algo que le agrade a su propietario, puesto que una parte del éxito, es que los dueños de los mismos se sientan muy identificados con lo que comercian.

Es por esta razón que es necesario pensar a conciencia en que se desea invertir, para que de esta forma sus propietarios se sientan satisfechos de haber realizado la mejor elección para ellos y por lo consiguiente se esfuercen con gusto en hacer crecer su empresa.

Existen muchas oportunidades rentables para elegir, algunas de ellas son muy comunes y por lo mismo es más difícil luchar contra la competencia, pero también hay otras muy interesantes que se deben de tomar en cuenta, antes de decidirse por alguna opción.

Debido a ello es que a continuación vamos a presentar algunas opciones rentables para quienes piensan volverse empresarios y aún no deciden de qué tipo:

  • Una buena opción puede ser la de un comercio que venda bebidas y ensaladas saludables, este tipo de negocios vende jugos y licuados de frutas o verduras naturales, ensaladas de frutas y verduras con aderezos naturales o chile piquín, así como yogurt con cereales, cafés fríos y calientes y variedades de te.

Para este se requiere una inversión aproximada de entre 10,000 USD hasta 30,000 USD, eso va a variar dependiendo del tipo de local comercial que se elija, así como de si se adquiere una franquicia y el tiempo de recuperación de la inversión inicial es de entre un año y medio a dos años.

  • Otra opción muy interesante es la de la venta de bebidas refrescantes de tapioca, estas bebidas se pueden ofrecer con combinaciones de sabores y leche o agua, hielo picado, café, tés o malteadas.

Estos negocios no requieren de mucha inversión ya que basta con un local pequeño, dos empleados para atender el mostrador y otro para la caja, algunas mesas y los insumos necesarios, por lo que con un capital inicial aproximado de 10,000 USD se puede comenzar.

  • Otra de las opciones rentables es la de organización de eventos o “party planner”, que consiste en ofrecer servicios para planear y contratar a los proveedores que se requieren para una fiesta o evento, como pueden ser: el sitio en el que se realizará, las mesas, sillas, manteles, vajillas, meseros, tarimas, flores, música, carpas, etc.

Para iniciar este establecimiento no se requiere mucho dinero, ya que es posible comenzarlo con una pequeña oficina que cuente con lo necesario como es el fax, impresora, escáner, computadora, teléfono, papelería, muestrarios de proveedores, escritorio y tres sillas, además de estar muy bien informado de todo lo relacionado al mercado y contar con la alianza de buenos proveedores y prestadores de servicios.

Por lo que para comenzar emprendimientos del tipo de organización de eventos, la inversión inicial puede ir de 8,000 USD en adelante.

Estas son sólo algunas de las muchas alternativas que existen para que puedan ser tomadas en cuenta por todas aquellas personas que estén pensando en comenzar su propio negocio.

 

Mitos y realidades

Al iniciar nuevos negocios los inversionistas esperan que sean muy exitosos y que les generen grandes utilidades, esta expectativa es muy razonable si tenemos en cuenta que cuando alguien invierte su capital, lo que desea a cambio son buenas ganancias y no pérdidas de dinero, pero no siempre es fácil hacer que éstos prosperen y sean interesantes.

Esto puede deberse a diversos factores que llevan al fracaso, entre estas causas se encuentran: la incorrecta elección del sitio en que se abrió el establecimiento, la mala calidad de los productos o servicios que éste ofrece, un precio inadecuado de los mismos, una deficiente atención al cliente, una insuficiente planeación, etc.

Aunque estas son algunas de las causas que hacen fracasar, no son las únicas, ya que entre las muchas situaciones que pueden hacer caer a los nuevos negocios, se encuentra una escasa difusión de los mismos, lo que genera poca atracción de clientes, dando como resultado pocas ventas y el fracaso.

La difusión se puede efectuar de dos maneras, de boca en boca, que son las recomendaciones que clientes o conocidos hacen de un negocio y la publicidad, que es la forma de difusión masiva que permitirá promocionar el local a más gente, lo que facilitará que crezca el número de clientes potenciales, incrementando las ventas y por consiguiente contribuyendo al éxito.

Existen muchos mitos acerca de la forma correcta de manejar las campañas publicitarias, lo que hace que no siempre se realice una publicidad eficiente y esto ocasiona que no cumpla con los objetivos deseados, que son la atracción de nuevos clientes y el aumento de las ventas, dando como resultado pérdidas económicas por gastos publicitarios, pocas utilidades y el consiguiente fracaso.

Los mitos más frecuentes que se deben de evitar al hacer una campaña publicitaria son los siguientes:

MITO: Hacer una buena campaña publicitaria es muy costoso, por lo que es suficiente con repartir algunas tarjetas y esperar la publicidad de persona a persona.

REALIDAD: Este mito es falso, puesto que aunque la publicidad de persona a persona es muy buena, para estar al nivel y superar a la competencia, es necesario realizar buenas campañas publicitarias, para garantizar el éxito de la promoción de los nuevos negocios.

MITO: La publicidad debe de contener mucha información sobre los mismos, entre más llena de información esté, más posibles clientes atraerá.

REALIDAD: Este mito es falso, porque quienes reciben la publicidad escrita, de radio, o televisión, no prestan atención a toda la información de los anunciantes, porque en ocasiones puede llegar a ser aburrida por el exceso de información, es por esto que es preferible poner información concreta y atractiva para los futuros clientes.

MITO: Cualquier publicidad es buena, no es necesario planearla ni realizar una gran campaña, con que se anuncien los nuevos negocios es suficiente.

REALIDAD: Este mito es falso, puesto que para que la publicidad capte la atención de las personas a quienes va dirigida, es necesario que cumpla con ciertos requisitos y características que no se lograrán si no se realiza una planeación adecuada, que marque los objetivos que debe cumplir.

Siempre y cuando se eviten éstos mitos, se puede asegurar el éxito con respecto a la parte que le corresponde a la publicidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *