Negocios rentables en Perú, Gaston Acurio, La cocina peruana seduciendo al mundo

Uno de los negocios más rentables en el Perú en este momento es la cocina peruana, y se pude decir que gracias a Gaston Acurio “La comida peruana ha sabido seducir al mundo”

El Perú es atractivo no solo por una de las maravillas de mundo, Machu Picchu, ahora también lo es por su gastronomía que gracias a los numerosos institutos de formación profesional se esta generando la “marca Perú”

Ahora en la mayoría de restaurantes tenemos cocineros formados en escuelas, ya no solo son practicantes, y montar un restaurante se ha convertido en un gran negocio rentable.

“El Perú no ha sido capaz de construir una nación unida que valora sus diferencias y construye un destino común; pero en paralelo ha habido un diálogo y acuerdo de siglos que se ha visto reflejado en recetas y platos, que cuando uno prueba siente que hay un poquito de cada uno de los pueblos que forman este país”, asegura Gastón Acurio.

“El cebiche”, “la causa”, “el ají de gallina”, etc., son ahora algo mas que nombres, son símbolos de la identidad peruana.

“Hasta hace diez años nos sentíamos predestinados a ser un país del tercer mundo, incapaces de seducir o conquistar a nadie, añorando Europa o Miami, hasta que apareció la cocina y nos demostró que no tiene por qué ser así, que esta riqueza de matices de nuestra cocina es capaz de conquistar a cualquier persona en el mundo a partir de lo que somos. Eso es como una liberación”

Gaston de 42 años supervisa sus numerosos restaurantes, visita la escuela gastronómica por él creada en el humilde barrio de Pachacutec, asiste a conferencias, da entrevistas, se deja ver por los mercados y presta su cara para innumerables campañas promociónales. Está en todas las salsas.

El Perú tiene una despensa muy diversa, es lo que mas notan los extranjeros, “aquí hay de todo”, no se necesitan productos importados para lograr una cocina de excelente calidad.

La cocina peruana no estaba en la agenda turística del mundo, pero en “boom” comenzó el año 2000 con una verdadera eclosión de restaurantes, cocineros, escuelas de cocina, publicaciones gastronómicas, programas de televisión y una pasión que atraviesa a la sociedad entera.

“Aquí el cocinero es más popular que un futbolista. El chófer, el obrero, el guardián que nunca podrían pagarse uno de nuestros restaurantes son quienes más nos alientan y aplauden y ven en nosotros una representación de su cultura”, asegura Gastón.

Gastón cree que su generación está comprometida con una misión: “Si hemos sido capaces de seducir al mundo aprovechando nuestras diferencias, ¿por qué no podemos irradiarlo y convertirlo en un principio que contagie a la sociedad en un camino de tolerancia y respeto, y construir así una nueva nación?”, se pregunta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *