Negocios online

negocios rentables onlineLos negocios online son cada vez más abundantes y prolíferos, desde que se creó este gran sistema de comunicación mejoraron las posibilidades para generar emprendimientos que tienen un denominador común: no requieren de un espacio físico y no tienen, prácticamente, fronteras.

Los negocios en línea que pueden hacerse son infinitos, todo lo que puedas enviar por vía virtual o real puede intercambiarse por dinero o por otros elementos. Existen en internet posibilidades infinitas de comercio, siempre y cuando conozcas cómo se hacen.

No todo es soplar y hacer botellas, para llevar adelante negocios online, hay que aprender un poco, antes cómo se usa internet, ya que no es solamente escribir tres palabras en el buscador y hacer click en alguno de los primeros 10 resultados. Internet tiene códigos, reglamentos y condiciones que deben cumplirse para que lo que hagas sea visible y confiable, entonces efectivo.

Empecemos, por ejemplo con los sitios que ofrecen su espacio para comprar y vender objetos o servicios. Estos sitios tienen una escala de puntuación para los usuarios que es generada por el mismo sitio y por los usuarios. De este modo, si lo que ofreces no es de calidad, o no cumples con las exigencias que sitio que te promociona, tendrás una mala calificación que luego repercutirá cuando intentes realizar otra operación dentro del sitio.

Es importante saber que las exigencias que imponen estos sitios, incluyendo en este ítem las comisiones que cobran por operación, no son caprichosas, son para hacer más confiable la operación, recuerda que es probable que no veamos nunca a la persona que nos compra o nos vende, que enviaremos dinero a una cuenta y quedaremos a la espera de recibir lo comprado; utilizando estas exigencias, que van desde solicitar escaneos de documentos de identidad, comprobantes de servicios públicos que acrediten domicilio y algunos otros datos, se da tranquilidad y confianza a la operación.

negocio en lineaDel mismo modo, algunos de los sitios que ofrecen su espacio para la búsqueda o solicitud de servicios, exigen a los que se postulan como profesionales o capaces de realizar los servicios que comprueben sus conocimientos, o bien escaneando títulos que pueden subir al sitio o bien realizando pruebas en las que son calificados y ranqueados con los otros postulantes. Esto, da prestigio a los que ofrecen servicio y confianza  quienes los contratan. Además, cuanta mejor reputación tengas, tanto como comprador o vendedor, podrás exigir más a la hora de hacer negocios online. Los que contratan, a su vez, también tienen que presentar documentación que los acredite como confiables y el sitio te permitirá replicar y avisar, como contratado, si las condiciones no fueron cumplidas.

De los muchos emprendimientos que se pueden llevar a cabo en línea, esos anteriores son los más comunes. Luego están los que generan campañas de publicidad especiales, los que generan conferencias, concursos o competencias. Cada una de estas opciones es posible de realizarse por cualquier persona, la única limitación es entender bien cómo funciona el sistema para no perder ni cometer errores con los suscriptos.

Uno de los grandes negocios online, que existe actualmente gracias a las redes sociales es el de los juegos en línea, estos juegos atraen gran cantidad de usuarios a los sitios y casi los obligan a conectarse entre ellos para conseguir las metas impuestas en el juego, también los incitan a comprar la moneda que utiliza el juego para comprar mejoras y así generan ganancias. Claro que para lograr generar un juego del nivel de los que ya existen, hay que tener muchos conocimientos, pero no es imposible y es un buen negocio.

Un  poco más cercano o que requiere menos conocimientos específicos, son los que venden publicidad de empresas reconocidas  y que publicitarán en tu sitio web utilizando la técnica del banner, es decir un cartel que está siempre a la vista en el sitio o la de palabras clave, es decir, cuando escribas contenido, y lo publiques, algunas de las palabras aparecerán resaltadas y como links a la publicidad. Estas empresas, te pagarán por cada click en esas palabras o en el banner, y descontado su comisión por ofrecerte el servicio, estarías ganando centavos por cada usuario que se interese por la publicidad.

Las redes sociales también ofrecen espacios para emprendimientos, la mayoría tiene servicios diferenciales si se trata de una empresa o de un usuario regular, dando la oportunidad de ponerse en contacto con una gran cartera de clientes, o posibles clientes. Es cuestión de investigar un poco para leer los acuerdos preestablecidos que tienen y determinar si nos convienen o no.

Las empresas, de este modo, pueden hacer gran cantidad de negocios en línea, pero no será sencillo si no cuentan con los servicios de un community manager y un diseñador web, es decir un equipo de especialistas en la creación, diseño y administración de los sitios web, ya que para que aparezcan en los buscadores o que las publicidades sean bien distribuidas y aprovechadas hay que conocer cómo funcionan los motores de búsqueda, es decir Google, Yahoo y los similares, además de las reglas del diseño gráfico y el marketing que son similares a las del diseño y marketing tradicional, pero tienen sus detalles particulares, partiendo desde la diferencia principal que es la cantidad y diversidad de personas que verán tu sitio o anuncios.

Los negocios online están a la orden del día, ninguna empresa que se considere dentro del mundo de hoy, sin importar a qué rubro se dedique, tiene que tener su espacio en internet aunque más no fuera para publicitar sus productos o promociones.

onlinePero, como decíamos al comienzo, una de las grandes oportunidades que da el internet, es la posibilidad de poder mostrar y comercializar tus habilidades, conocimientos y aptitudes a todo el mundo. Los músicos, los escritores, los pintores, tienen en internet la posibilidad de mostrar su obra, sin perder protección de los derechos, y de obtener así contratos y reconocimiento que de otra manera sería mucho más costoso y prolongado conseguir. En este caso especialmente, es decir, si se trata de un artista el que quiere hacer negocios online, será fundamental que antes de subir su obra, se asesore con especialistas en internet y algún abogado que conozca bien las leyes de propiedad intelectual locales e internacionales, de este modo, se resguardará la obra de plagio, robo o uso indebido.

Distinto es el caso de los que quieren usarla como medio de expresión, cualquier persona puede iniciar una especie de periódico o revista online en la que escriba sus reflexiones, conocimientos e investigaciones, pueda compartirlas con colegas de todo el mundo y de paso comerciar o lograr alguna mejoría para su comunidad, hay varios casos de niños que se han logrado “15 minutos de fama” mundial por mostrar en sus blogs los problemas de su escuela o las situaciones que vivían en su comunidad, uno de los casos más famosos, era el de una niña que se quejaba por las cualidades poco nutritivas de la comida que le servían en la cafetería de la escuela, logrando sin denunciar directamente a las autoridades locales, que todo el mundo se entere y que la escuela revea los servicios.

Y volviendo a las personas que utilizan internet para realizar compra – venta en línea, disponen de la posibilidad de expandir su negocio asociándose con colegas de otras partes del mundo, facilitando la llegada de más gente al producto. De cualquier modo, antes de realizar una asociación de empresas, por más que sean dos personas que se dedican a vender productos desde sus casas, será necesario, también asesorarse sobre las leyes de protección existentes, para no tener disgustos, que además pueden ser costosos o generarte un problema internacional.

Los negocios online pueden salvar tu comercio físico, es decir el que ya tienes funcionando; pueden ser la puerta de entrada al mundo del comercio, así sea que lo que vendes sean artesanías, comida o manufacturas más elaboradas. Pero como se desprende de lo ates dicho, no es tan fácil como parece, tampoco es imposible ni costoso y se puede optar por pagar los servicios de expertos, o ponerse a estudiar, leer y aprender por cuenta propia las reglas y posibilidades que tiene el “arte” de comerciar en línea.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *