Negocios Emprendedores

negocios emprendedoresAntes de adentrarnos en los tipos de negocios emprendedores que se destacan en la actualidad, en relación a experiencias recientes, exitosas y de resultados cuantificables y verificables, creemos necesario aclarar previamente el perfil de aquellos “buscadores incansables” de oportunidades comerciales, bautizados como “emprendedores”.

Para los expertos que han estudiado el fenómeno de los “emprendedores”, a diferencia de los “inversores” tradicionales o convencionales, existen una serie de cualidades distintivas que personifican e identifican a esta nueva “fauna” de “cazadores de oportunidades de negocios”: iniciativa (valor básico y fundacional, puesto que de otro modo no “emprenderían” nada nuevo), tenacidad o perseverancia, creatividad, adaptabilidad, etc, constituyen algunas de las características personales que distinguen a los nuevos emprendedores de sus pares “convencionales”.

Un paso más allá en este imprescindible prólogo, cinco son, al menos, las cualidades que distinguen a los emprendedores de los inversores comunes: gran capacidad para asumir riesgos, asimilación y tolerancia a la frustración, pasión puesta al servicio de sus intereses comerciales e intuición y flexibilidad para adaptarse a las variaciones en materia de avances tecnológicos, nuevos hábitos de vida y consumo, cambios socio-culturales y generacionales; que en conjunto, constituyen una amalgama que los emparenta más a verdaderos “buscadores de oro” modernos que a inversores tradicionales, y que en definitiva, los ayuda a tomar las decisiones más acertadas, a pesar de los posibles riesgos, aumentando sus posibilidades de acceder al éxito comercial buscado. Y, para el caso de no hallarse tal triunfo, no dejarse amilanar por un fracaso momentáneo, comenzar desde cero y volver a intentarlo, cuantas veces sea necesario.

Sin lugar a dudas que la web es la “meca” para todo tipo de ideas interesantes, el espacio ideal para que los “cazadores de oportunidades” comerciales encuentren un ámbito de expresión y expansión económica fructíferas, a caballo de la democratización de las nuevas tecnologías que desde su explosión avanzan sin pausa, en especial dentro de aquellos rubros que encuadran en el denominado e-comerce.

Las redes sociales, en particular, han constituido verdaderas minas de uranio para aquellos que arribaron primero con su idea, pero que sin embargo no se agotaron con y en ellos, puestos que Facebook, Twitter y Linkedin siguen generando a través de los años, nuevas y mejores posibilidades de negocios emprendedores, a través de la publicidad de comercios, empresas, sociedades y hasta de particulares emprendedores, cuyos productos o servicios inundan las redes y se multiplican de manera exponencial, a partir de un contacto y una comunicación instantánea con mercados, clientes y proveedores, sin importar el rubro ni el país en que desarrolle sus actividades comerciales, maximizado por una conectividad permanente y de calidad, a todo hora del día e incluso la noche, merced a los mecanismos y aplicaciones con destino a tablets, ipads y teléfonos celulares, a lo largo del mundo, que hoy a derribado por completo las barreras anteriores entre el intercambio “offline” y el “online”.

 

Los “solteros”, un buen emprendimiento.

En los últimos años, el universo de los solteros, o “singles” a lo largo del mundo no español, se ha convertido en un mercado apetecible para los emprendedores de todas partes del planeta, que reconocen en ellos potencialidades únicas, dado el alto poder adquisitivo que suele caracterizarlos, en general, y hábitos de consumo costosos, en atención a que no tienen familia ni personas a cargo, que en definitiva provoquen una retracción en sus volúmenes de gastos al momento del consumo.

En el “ciberespacio”, por ejemplo, y en particular durante la última década, han aflorado cantidad de sitios dedicados al contacto entre solteros de todo el mundo, a partir del abono de membresías comunes o “premium”, que les garantiza a sus compradores solteros de cualquier parte del mundo, tomar contacto con hombres y mujeres en sus mismas condiciones de búsqueda, y muchas veces, con idénticos intereses y realidades socio-económicas, culturales y profesionales.

En este caso, las referidas redes sociales también han adquirido un valor preponderante como acompañamiento y apoyatura de dichas web de “contactos”, así como ha ocurrido lo mismo con las también mencionadas aplicaciones para celulares y otros artículos de conectividad móvil, por lo que hoy por hoy, los solteros y solteras del orbe se hallan “conectados” de manera permanente, en la búsqueda de su contraparte de género, ya sea para enamorarse o hallar una compañía de salidas y aventuras.

 

 

La “personalización”

Los que hace años hubiese sido un sueño imposible para muchos consumidores y una fantasía irrealizable por lo costosa, para varios empresarios, en la actualidad constituye otro claro ejemplo, en materia de ideas innovadoras: la “personalización” de los bienes y servicios, que no es otra cosa que la elaboración de un producto “a medida” del gusto y deseo de quien lo adquiere, claro está, a un valor bastante más importante que la misma venta de forma convencional.

Hoy en día, más de una terminal de automóviles ofrece a su clientela la posibilidad de elegir el color, el diseño del tapizado o la determinación de algún detalle distintivo del vehículo a adquirir, que en definitiva lo transforme en único e irrepetible dentro del mercado, de conformidad con los deseos y gustos de quienes lo encargan de ese modo, a un costo bastante más elevado que el standard, pero con la satisfacción de comprar el auto de sus sueños, con el color predilecto, el tipo de tapizado que mejor le sienta o combina con los gustos particulares y ese detalle único que lo diferenciará de entre todos los mismos modelos y series del mundo.

Del mismo modo que con los automóviles, existen compañías que “personalizan” casi todo lo imaginable, desde vinos, licores y demás bebidas “espirituosas” hasta comestibles de cualquier ramo, habitaciones de hoteles, departamentos y otros bienes inmuebles y todo aquello que la imaginación del potencial cliente registre, y al mismo tiempo, su cuenta bancaria respalde en moneda corriente.

Finalmente, el mundo de los negocios emprendedores referidos a la “personalización” de artículos y servicios no se circunscribe a los seres humanos, sino que también incluye y de manera no menos completa, lujosa y costosas a nuestras mascotas, quienes hoy pueden disfrutar de todo tipo de atenciones y regalos únicos y “personalizados”, para beneplácito de sus dueños quienes invierten verdaderas fortunas en la salud, la estética y el confort de gatos, perros y otras clases de mascotas hogareñas.

Un “senior” negocio

De acuerdo a estimaciones oficiales, para el 2050, la población de adultos mayores de 65 años, será de unos 1.500 millones de personas a lo largo de todo el mundo. Así las cosas, no resulta difícil sospechar que, ante dicha previsión, los nuevos emprendedores han apuntado sus cañones al universo de clientes de estas edades, generando inversiones que intentan responder a las necesidades particulares de dicho grupo etario.

En este rubro, hoy se tornan cada día más comunes las empresas dedicadas a atender los reclamos de aquellos adultos mayores preocupados por su vejez y que, en ausencia de familiares directos y tratando de evitar la derivación futura a centros o residencias especializadas en ancianos, ofrecen todos los servicios necesarios para acondicionar los propios hogares de los interesados, a partir de mejoras de infraestructura para su adaptabilidad y habitabilidad gerontológica, muchas veces a acompañada de la oferta de personal profesional especializado para su futura atención, siempre y cuanto se tratase de mayores de alto poder adquisitivo y dispuestos a invertirlos en sus últimos años.

 

 

Los “bio-negocios”, terreno fértil para los “emprendedores”

Resulta innegable que, en las últimos tiempos, tanto los empresas como los particulares hemos ido tomando lenta conciencia sobre los peligros que implicaban nuestros históricos sistemas productivos y el enorme daño que ya le han generado de manera irreversible a nuestra atmósfera (capa de ozono, calentamiento global, etc), quedando por delante la mitigación de los efectos no deseados provocados y la puesta en marcha urgente de una reconversión tecnológica de nuestros procesos productivos y gestiones de residuos, a la par de la universalización de una “conciencia verde” para protección de nuestro medio y mejoramiento de la calidad de vida mundiales.

Dentro de este vasto y complejo universo de oportunidades relacionadas al cuidado y respeto del medioambiente, podemos subrayar la importancia y crecimiento de los llamados “cultivos urbanos”, con compañías que se encargan del asesoramiento y la capacitación sobre el aprovechamiento y uso racional del suelo, en particular en las grandes urbes, con programas novedosos de cultivos de vegetales y legumbres en tejados y otras infraestructuras urbanas, suministrando también los insumos básicos para el emprendimiento, que más tarde el dueño del “cultivo urbano” podrá consumir y hasta vender en grandes tiendas de supermercados especializadas en productos orgánicos, de un valor de compra y un margen de utilidades mucho mayores a los cultivos de la agricultura tradicional.

 

Para robustecer la trascendencia de esta clase de programas de “cultivo urbano”, que quizá a algún desprevenido podría parecerle un emprendiendo tan novedoso como excéntrico e inviable desde lo económico, es dable advertir que por estos días, entre l 5 y el 20 por ciento de los cultivos de alimentos para consumo humano, lejos de tener lugar en zonas rurales, provienen precisamente de las grandes ciudades, razones más que suficientes para incorporarlos a nuestro “inventario” de negocios emprendedores, muchos de los cuales se perfilan para ir ganando cada vez más espacio en las grandes firmas, a la par de comenzar a generar, asimismo, un número importante de nuevos puestos de trabajo, de manera directa e indirecta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *