Negocios de Exito

exitoUna de las aspiraciones que tienen muchos emprendedores, empresarios y comerciantes es poder dar con la actividad que les permita lograr ganancias enormes sin mayor esfuerzo, es decir, encontrarse con los negocios de éxito.

Alcanzar esta quimera,  es el motor que motiva a muchos a entrar al mundo del emprendimiento, pero no todos lo logran. ¿Por qué?  Simplemente porque no todas las actividades comerciales y empresariales generan niveles de rentabilidad tales para ser consideradas exitosas.

Pero a pesar de las dificultades que se pueden encontrar en el mercado, hay actividades empresariales que son verdaderas minas de oro.

¿Pero qué emprendimientos pueden ser considerados negocios de éxito? Para lograr lo anterior, que tu empresa pueda destacarse sobre el resto,  debiera quedar claro que  por lo general, esto no es producto del azar ni de la suerte.

Todo lo contrario, ya que generalmente las experiencias altamente positivas son siempre producto del esfuerzo y del trabajo planificado a largo plazo. Es por ello que para poder lograr el cometido de que podamos generar ganancias importantes en nuestro emprendimiento, habría que seguir los siguientes pasos generales:

 

–          En primer lugar, es necesario planificar la salida al mercado. No se trata de salir a competir sin una idea de la oferta y la demanda, de los costos de producción, de los costos de comercialización, de la competencia, es decir, de todos los aspectos que necesariamente involucran a cualquier aventura comercial. Muchos empresarios nóveles creen que por tener un producto estrella se puede prescindir de la planificación y del conocimiento de la competencia, lo cual es un craso error que sólo conllevará el fracaso de la aventura emprendedora.

 

–          En un segundo aspecto,  para que el proceso de lograr negocios de éxito pueda tener éxito, es indispensable contar con un plan de negocios a mano. Muchos creen que un plan de empresa es un documento estático que impide cualquier movimiento. Hay que tener en claro que como toda obra humana, es perfectible dado que las condiciones del mercado (y del proyecto) pueden cambiar bruscamente. Pero más allá de los vaivenes, siempre es bueno contar con los pasos a seguir planificados, para poder fijarse metas y objetivos en el corto, mediano y largo plazo.

Además, no olvidemos que el plan de empresas sigue siendo la principal carta de presentación de cualquier emprendedor en el mercado, ya que al tenerlo en la mano, puede presentarlo con el fin de lograr financiamiento externo o incorporar nuevos socios al emprendimiento.

 

–          En un tercer punto, no se puede pretender pensar alguna empresa exitosa en el mundo del emprendimiento si no se hace ninguna clase de campañas publicitarias que nos puedan permitir colocar nuestro producto en la mente de los consumidores. Para ello, y dependiendo a que publico se apunta, se debiera pensar ya sea en campañas de marketing tradicionales o campañas basadas en el Internet, basadas en la masividad de la social media. Independiente de la forma que se opte para hacer publicitario, necesariamente cualquier esfuerzo de marketing deberá considerar dos aspectos fundamentales: que se quiere vender y que características tiene lo que se quiere vender, además de mostrar a los clientes que es lo que se gana con la compra del producto en cuestión.

 

–          Pese que lo mencionamos en el comienzo del posteo, tenemos que hacer énfasis que un aspecto importante para lograr negocios de éxito, pasa necesariamente por conocer a la competencia. No es lo mismo entrar a ciegas, sin tener claro que es lo que buscan los consumidores y como se presentan los actores (grandes, medianos y pequeños) para satisfacer la demanda. Es por ello que antes de empezar a rodar con el proyecto, es necesario tantear las particularidades del mercado. El emprendedor debe recordar que no  todos los mercados son iguales,  ya que cambian mucho por segmento socioeconómico y edad, aunque estén ubicados en el mismo territorio. Posteriormente,  se debe explorar seriamente y  ver si realmente existen  las posibilidades de entrar y de hacerse un nicho en el  cuál sería su posicionamiento y cuáles serían sus expectativas de crecimiento en el plazo de 6 meses, 1 año y 3 años.

 

–          Es lógico que a algunos les de miedo emprender,  que los negocios de éxito esperados no sean tales, pudiendo sufrir un estrepitoso fracaso en el proceso, lo que hundiría el emprendimiento y se perdería el esfuerzo realizado. Por otro lado, el que aspira a emprender nunca  tiene que olvidar que muchos de los que hoy han sido colocados en el pedestal de tener empresas exitosas,  alguna pasaron por el desierto del fracaso, incluso más de una vez.  Por ello se recomienda a quienes comienzan este camino empresarial en no dudar en lanzarse al mercado, puesto que en el hipotético caso de fracasar,  esta caída le puede servir como una gan experiencia,  lo cual en el mundo de la empresa es bastante valorada, además de ser la base para una futura incursión exitosa en el mundo del emprendedor.

 

–          Un aspecto que tiene que considerar necesariamente para comenzar emprendimientos con posibilidades reales de lograrlo, es el hecho de que siempre es deseable contar con algún capital que le permita sostener la estructura de gastos de la empresa los primeros meses. Siempre es bueno que el aspirante a emprendedor pueda disponer de ahorros que le ayuden a sostener la inversión previa para arrancar con el negocio como los gastos operativos antes de poder ver ganancias que permitan cubrir los costos.  Por ello, se recomienda que guarde ahorros por el equivalente de un año del emprendimiento, ya que con eso podrá cubrir los gastos ya mencionados como imprevistos que suelen aparecer con más frecuencia de lo que se cree.

 

–          Un último punto que no hemos mencionado, pero que tal vez, sea el más importante para pensar en un emprendimiento que genere buenos rendimientos, es en el producto. No sirve disponer de todo lo anterior si no tenemos algo que vender, ya sea productos o servicios. Necesariamente debemos contar con algo que ofrecer al mercado, puesto que armar una empresa para no vender nada no tiene mucho sentido. Por ello, el producto debiera considerar lo siguiente: que realmente llene una necesidad que no haya sido cubierta por los demás.

En un segundo lugar, que la competencia no lo ofrezca o que el producto de los competidores sea mucho más caro que la oferta que pretendamos ofrecer, que su costo de producción no sea elevado ni ponga en riesgo el patrimonio del emprendimiento (en el caso de que sea industrial o alimenticio), que exista una masa de consumidores dispuesta a pagar por el producto que se coloca a la venta, y exista un stock suficiente para que se pueda satisfacer la demanda a través del tiempo. Si el producto que está por lanzar cumple con todos los requisitos previos y si  toma en cuenta los pasos previos mencionados anteriormente, puede alcanzar importantes posibilidades de éxito.

Como mencionábamos al comienzo del escrito, poder pensar en un emprendimiento que genere ganancias, es decir, tener negocios de éxito, no es una cosa de un día para otro. Es necesaria una planificación previa, un presupuesto, pensar en campañas publicitarias, saber cuál es el mercado y la competencia,  además de poseer un plan de empresas y ahorros que le permitan comenzar la aventura.

Pero ya en carrera,  quien tenga un emprendimiento en plena producción debiera ser capaz adaptarse si o si a los cambios del mercado, ya que este no es estático, sino que este es  dinámico y cambiante, además de tener en cuenta las necesidades de los consumidores, ya que no se produce para sí mismo sino para vender a los demás, ya que es el fin de cualquier comercio. Es cierto que algunos se dejan arrastrar por el ego, pero debemos  recordar que el mercado no es para los egocéntricos que sólo se fijan en si mismos, sino que ese egocéntrico debe convertirse en alguien que ofrece sus productos y que está al servicio de la oferta y de la demanda, ya que ese es el sino de cualquiera que quiera lograr sus objetivos comerciales.

 

Finalmente tenemos que mencionar que lograr negocios de éxito por parte de cualquier empresario no es una tarea imposible ni algo lejano, pero para poder lograrlo, hay que cumplir con ciertas características especiales. Necesariamente tendrá que ser disciplinado, esforzado, constante, con una capacidad de adaptación importante al medio, además de ser capaz de improvisar en los momentos difíciles, de poder tomar decisiones y asumir el costo de ellas.

El ser empresario y lograr sus objetivos fijados en el plan, no es gratuito, ya que hay que dejar bastante de lado para lograr llegar a la meta final y coronarse como alguien en el mundo de los negocios.  Si se está dispuesto a asumir todo lo que significa empezar una empresa exitosa, este es el camino a seguir.

Un comentario en “Negocios de Exito

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *