Negocio redondo: viandas





Sabemos que la necesidad básica y primordial del ser humano es la de alimentarse. También que cada vez se ocupa menos tiempo en ello ya que entre el trabajo y otros quehaceres las horas no alcanzan para cocinar durante el mediodía un almuerzo y sentarse a comerlo en familia. ¿Cómo puede relacionarse esto con un proyecto rentable y redondo? Es simple: no hace falta ser un gourmet profesional para hacer un almuerzo convencional; con saber hornear milanesas, papas, tartas y otras comidas simples basta. Entonces usted tiene allí su oportunidad: hacer viandas para vender en el horario de almuerzo. Suena muy sencillo, ¿verdad? Lo es.

Imagínese que podría empezar con veinte viandas el primer día. Piense en el menú que más sencillo le parezca. Arroz con pollo, por ejemplo. Usted prepara una cantidad de arroz con pollo que le permita colmar veinte bandejas plásticas. Luego, usted mismo va con esas bandejas a recorrer algunas oficinas. Le sorprenderá el poco tiempo que demora en quedarse sin viandas.

Si vende cada vianda a $10 ó $15 dependiendo del menú, el primer día ya habrá ganado entre $200 y $300. Y eso sólo el primer día. Para la siguiente jornada, le habrá generado mayor confianza y preparará más viandas, aumento que se reiterará con el paso de los días sistemáticamente, porque verá que esta es su solución.

Es muy probable que una vez comenzado este emprendimiento usted se de cuenta que es demasiado trabajo para hacerlo solo, por lo cual podrá pensar en contratar a personas que trabajen para usted o asociarse a ellas. Lo ideal es comenzar contratando por comisión a jóvenes que se ocupen de repartir y cobrar las viandas, aunque es posible que más adelante necesite a alguien que le ayude también a cocinar.

Lo interesante de este negocio es que no necesitará hacer una inversión inicial muy costosa, ya que para empezar sólo precisará los ingredientes con los cuales preparará el menú del primer día y la cantidad de bandejas con las cuales quiera empezar. Durante esa misma jornada habrá recuperado con seguridad y creces el gasto realizado.

Algunas ideas:

®    Prepare un menú diferente para cada día de la semana y trate de mantenerlo: si los lunes lleva zapallos rellenos, que todos los lunes sea ese el menú. De esta forma acostumbrará a sus clientes.

®    Tenga siempre una variedad de almuerzos light para quienes hagan dietas y otros especiales para celíacos y diabéticos, a fin de que se note que está interesado por satisfacer a toda la población.

®    No condimente demasiado las comidas, es preferible enviar los condimentos en sobres cerrados a sobrepasar los gustos individuales de cada cliente.

®    Hágase conocido con un nombre, no importa si es el suyo o un nombre comercial, imponga su presencia en las oficinas públicas, empresas, bancos y hospitales para lograr el negocio redondo.

®    Recuerde que cualquier negocio redondo se basa en calidad, pero si el mismo es gastronómico requiere que la misma sea rigurosa. Debe extremar la higiene, los cuidados de cocción y la conservación de los alimentos.

Comments are closed.