Mi negocio desde casa, mi familia, mi tiempo y yo

Nuestra familia siempre es parte de nuestros negocios. Primero nuestros padres luego nuestra esposa, hijos y hogar. Hay que trabajar, una familia es una gran motivación, pero ¿Que hacemos con nuestro tiempo? ¿Como la distribuimos? Es importante reconocer que al trabajo duro ya no hace hogares felices.

En las familias modernas se hace mas frecuente los viajes, o mudanzas por trabajo, y muchas veces es difícil conciliar el trabajo con la vida familiar. ¿Cuantos de ustedes trabajan lejos de sus seres queridos? No importa si tienes un gran negocio y ganas muy buen dinero, ¿Es negocio estar lejos de ellos?

Es muy común decir “tengo que trabajar por ellos”, “solo lo hago por mis hijos” y agotamos todo nuestro tiempo en el trabajo. Te parece solo ser proveedores de bienestar económico?. El dinero hace mucho, si, pero no hace familias ricas, familias felices.

Piensa en un negocio desde casa, piensa en como seria tu vida y la vida de tu familia si el tiempo ni dinero no fuera problema. Podemos soñar, podemos permitirnos un momento de esperanzas pensando en un día perfecto. Pero ¿Puede ser real?

Todos podemos observar como los tiempos cambian, los negocios y empleos también cambian, ¿Que es lo que se esta resistiendo a ese cambio? Tienes internet en tu casa, lo usas poco por que no tienes tiempo y te vas a trabajar quizá hasta en dos turnos.

Quizá te hablaron de los negocios desde casa pero no le prestaste suficiente atención, quizá pienses ¿Quien me va pagar? ¿Quien me asegura un pago? Tienes la firma creencia que la seguridad de un cheque a fin de mes es un empleo. Solo que los empleos ya no son tan seguros y las empresas ya no pueden darse el lujo de tener empleados por toda la vida.

También nos toca incorporar lo nuevo a nuestras vidas, no solo ser espectadores de los cambios. Algo nuevo traerá nuevos resultados, el éxito es mas fácil con cosas nuevas. Pero no se si te diste cuenta que somos muy reacios a lo nuevo. Hay cambios en las redes sociales de nuestra preferencia y protestamos.

Buscamos hacer negocio desde casa y creemos que debemos correr por el dinero, nos frustramos y decimos “me estafaron”. Es difícil cambiar el pensamiento y buscar mas tiempo en vez de dinero, buscar dar mas que esperar que nos den lo que nos corresponde.

¿Que nos corresponde? Ya tenemos todo lo que necesitamos, es difícil entenderlo, es como un regreso a la espiritualidad y buscar en armonía con la naturaleza. Lo que nos corresponde es nuestro potencial. lo que logramos con ella. Lo que tienes en este momento, lo que no tienes, todo corresponde a tu potencial. Obvio, un potencial al 0.1% o quizá al 50%, no se.

Nos corresponde el resultado de nuestro potencial tal como se encuentra ahora. ¿Quieres mas? Nos gusta tener mas. ¿Quien nos lo va dar? Obvio, solo nuestro potencial, y de eso se trata un negocio desde casa, que explores tu potencial, no para ganar dinero, sino para ganar tiempo. Esto es muy poderoso, necesitas pensarlo muy bien.

Este articulo Mi negocio desde casa, mi familia, mi tiempo y yo, lo escribí a partir de un viejo artículo. Empecé pensando en mejorarlo, y termine con un nuevo articulo.

Imagen Dreamstime

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *