Mujer Emprendedora

mujer En tiempo de crisis, uno de los actores que más crece es la mujer emprendedora. Tal vez porque cada vez son más la mujeres que ocupan lugares importantes dentro de la organización social, como por ejemplo el rol de sostén de familia, situación que hace  que haya cada vez más ONG a nivel mundial que trabajan con programas focalizados, además  planes destinados a  la confección de créditos para personas con estas características.

Lo cierto que hay muchos ejemplos en todo el mundo que dan cuenta de este fenómeno, desde especialistas en redes, pasando por quienes comienzan con pequeños emprendimientos vinculados a la indumentaria o a la producción de alimentos.  Diseñadoras, ingenieras y hasta amas de casa se abren paso día a día en un mundo de hombres.

Cuando uno piensa en las mujeres automáticamente se tiende a encasillarlas en roles con caracteres específicos. Si es posible, lo cierto es que hay algunas   características comunes entre todas las se dedican a su propio programa. La siguiente es una lista con las particularidades que tiene la mujer emprendedora

–          Son responsables.  Una de las principales características personales que tienen en común todas estas mujeres empresarias o emprendedoras

–          Trabajar con metas, respetarlas y alcanzar los resultados.

–          Son organizadas, en algunos casos son algo rigurosas, como para poder cumplir con el punto anterior

–          Arriesga un poco más  que lo básico, sin hacer perder su posición o lo que ha conseguido.

–          Muchas de estas mujeres tienen algo así como un sexto sentido, que le permite poder reconocer donde hay oportunidades de negocios exitosos

–          La que se dedica a los negocios suele ser muy activa. Con muchos intereses y que se trata de actualizar todo el tiempo

–          Son innovadoras

–          Son creativas

–          Son perseverantes

–          Son fuertes y saben afrontar dificultades

–          Pueden trabajar bajo presión

–          Son multifacéticas

–          Puede adaptarse a distintos escenarios, incluso cuando no son favorables.

emprender siendo mujerTambién hay muchas ONG que alrededor del mundo se dedican a otorgar créditos, o microcréditos , a mujeres emprendedoras.  Por lo general, cada país, cuenta con un  Ministerio o Secretaría de Empleo, allí se puede conseguir un registro de  organizaciones que se encargan de esas labores.  Incluso en algunos países hay políticas de Estado dirigidas a promover el empleo femenino. Solo basta con revisar las posibilidades que cada instancia gubernamental  propone.

Los siguientes son algunos ejemplos de mujeres exitosas que suelen ser mencionadas como referencia:

Una de las más mencionadas a la hora de pensar en  opciones de mujeres exitosas en materia de negocios es Oprah Winfrey. La popular conductora televisiva estadounidense es además reconocida por tener muchas de las características de una mujer emprendedora. Luego de una dura infancia, no solo logró sus problemas de la infancia, si no que todo eso le dio fuerza para convertirse en una de las personas más influyentes de todo Estados Unidos, además de lanzar su propio multimedio. Un claro ejemplo de quienes pueden superarse pese al entorno negativo.

Otro de los casos que se usa mucho para ilustrar o como para tomar como ejemplo  de mujer emprendedora es la historia de Madame CJ Walker. Esta fue una de las primeras en convertirse millonaria, solo con el esfuerzo de su trabajo. Al igual que el caso de Oprah Winfrey, el entorno de Madame Walker también era muy hostil. Vivía en Lousiana, hija de esclavos, se quedó huérfana a temprana edad y a los 14 años ya era madre. La vida no fue fácil para esta vendedora de cosméticos, pero así hizo su fortuna. Llevando puerta a puerta sus cosméticos, a los que vendía por poco más de 1 un dólar.

También vendiendo productos de belleza, llegó a hacer su fortuna, y casi hasta un imperio, la reconocida Mary Kay Ash. En este caso, Mary Kay era ejecutiva de una compañía.  Era casada, con hijos y una de las mejores empleadas de la compañía en donde se desempeñaba. Ella veía como muchos de sus compañeros, e incluso los que estaban menos calificados que ella, obtenían ascensos. Cuando Mary Kay Ash, decidió reclamar a sus jefes, ella obtuvo una respuesta que realmente  no se la esperaba. Mary Kay no podía ascender por el solo hecho de ser mujer. En ese momento, decidió lanzarse a la aventura con poco más de 4 mil dólares que tenía ahorrados.

Mary Kay fue durante mucho tiempo, una de las compañías de venta de productos cosméticos más importantes del mundo y la mayor competencia de Avon, con millones de revendedoras alrededor de todo el planeta. Otra más que pudo enfrentarse a un sinsabor en la vida y no solo alcanzar la libertad económica, sino además , generar un emprendimiento de gran impacto.

Otros buenos ejemplos en el mundo de los negocios a partir de su propio esfuerzo son Ashley Qualls y Catherine Fake quienes han hecho su fortuna aprovechando el uso de las nuevas tecnologías.

mujeres emprendedorasAshley Qualls es además muy joven. Su proyecto de negocio, se inició cuando era muy pequeña, en donde comenzó a programar páginas por gusto, terminando por diseñar distintas plantillas para MySpace. Con la ayuda de su madre, logró realizar su emprendimiento. A los 17 años, Ashley, ya contaba con  1 millón de dólares facturados. La joven, notó que  los diseños de Facebook o My Space eran muy aburridos, entonces se puso a diseñar planillas. En poco tiempo, comenzó a tener miles de visitas diarias.

Con el tiempo, y con el surgimiento de la competencia, Ashley se vio en la necesidad de diversificar lo que su emprendimiento ofrecía. De esta manera incorporó una serie de wallpaper, fondos de pantalla para celulares y perfiles para varios tipos de redes sociales. En este caso de mujer emprendedora, cobra valor la posibilidad de adaptación que tienen las que se dedican a los negocios.

La segunda de estas jóvenes emprendedoras que supeiron aprovechar el impacto de las redes sociales en la vida cotidiana, es Catherine Fake. Ella, junto a su esposo, crearon uno de los sitios de alojamientos de imágenes más importantes y populares de todo el mundo Flickr. También ha trabajado en la fundación de Hunch. Ambos sitios trabajan con la idea de compartir contenidos, para que otros usuarios puedan usarlos de forma gratuita. En otras palabras, trabaja sobre la sociabilidad de contenidos en la red, algo que es propio de estos tiempos.  El apostar algo a una tecnología en constante crecimiento y cambio, habla del sexto sentido que una mujer puede tener para percibir las posibilidades de éxito.

Otra de las emprendedoras históricas es Nellie Cashman. De origen irlandés, es reconocida como una de las primeras dueñas de cadenas de restaurantes en Estados Unidos. Nellie había comenzado a trabajar como cocinera de mineros  a través de distintos pueblos de los Estados Unidos, esto fue lo que le dio experiencia y conoció de cerca el mercado de alimentación.   Conociendo estas variables Nellie, se animó a montar su propio emprendimiento de restaurantes.

Otra que se animó a probar algo increíble, es Judi Henderson – Townsend. El caso de ella es particular y habla a las claras del sentido tan particular que tienes la mujer emprendedora sobre la posibilidad de percibir una gran oportunidad de negocio. El caso de ella, es bien pintoresco. Cerca de su casa había un taller de maniquíes que se había llamado a la quiebra. Judi pasaba a diario y lo miraba detenidamente, hasta que un día se decidió comprar el inventario de la tienda.

En principio solo se trató de un hobby o pasatiempo, por el que conseguía algún dinero extra, hasta el momento en que finalmente se convirtió en una actividad de tiempo completo. Y ¡sorpresa! Su proyecto no solo ha sido innovador, si no que es todo un referente en el mundo de los maniquíes. Su compañía, es además un ejemplo de responsabilidad social, manteniendo estrecha relación con la comunidad e impartiendo valores tales como la igualdad y la ecología.

Otro de los casos de mujer emprendedora es el de la “señora de los buscadores”,  Marissa Meyer. La joven licenciada en Sistemas  y especialista en Inteligencia Artificial, ha pasado por enormes compañías y hoy se desempeña como vicepresidenta de Google, lo que la convierte en una de las más influyentes de todo el planeta.

A menudo,  se suelen encontrar en la red, frases de motivación de estas emprendedoras y de algunas otras como Leah Busque de TaskRabbit, Cassandra Sanford CEO de KellyMitchell Group, Michelle Zatlyn cofundadora de CloudFlare, Himanshu Bhatia de Rose International Inc, Sarah Wood de Unruly Media, Susan Gregg Koger de ModCloth, Rebecca Woodcock de Cake Health, Jean Chong de Starbates. Todas estas mujeres son de la era de las nuevas comunicaciones y a menudo dan charlas de motivación, ya que se han ido haciendo fuerte en un terreno muy machista.

La mujer emprendedora, sin lugar a dudas está cobrando un rol preponderante dentro del escenario de la economía mundial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *