Montar una sandwichería

sandwicheriaLos sándwiches están presentes en todos lados… fiestas, picnic, en paseos con amigos, cuando no hay ganas o tiempo de cocinar, cuando se está de viaje y no hay tiempo de parar en un restaurante, para almuerzos económicos, por gusto… etc. Por lo que si estás pensando en montar una sandwichería estás pensando en una idea rentable.

Antes de pasar a las explicaciones y consejos, un poco de historia… ¿Cómo nació este alimento sencillo y práctico? Nació en Inglaterra cuando un aristócrata estaba muy interesado en una partida de juego. Como era un jugador empedernido no quería perder nada de tipo, por tal motivo, le pidió a su sirviente que le preparara cualquier cosa pero que fuera inmediata. Fue así como este le preparó un pedazo de carne ubicada entre medio de dos panes.

Los compañeros del Conde lo imitaron y empezaron a emplear la técnica. Tres siglos pasaron desde ese entonces y los sándwich siguen más vigentes que nunca. Esto motiva a que muchos fanáticos de este sencillo y delicioso alimento decidan poner su propio negocio. Se pueden preparar una gran variedad, utilizando distintos tipos de panes y rellenos, solamente hace falta imaginación y seguir algunos pocos consejos.

 

Sobre el negocio

Es un negocio que siempre tendrá compradores y una de las cualidades más destacadas es que los clientes pueden ir en cualquier momento del día a comprar, ya que a toda hora son un rico tentempié.

No es necesario de formación especial, solamente estudiar algunas cuestiones y asesorarse bien basta. Otro dato de interés es que los costos de inversión inicial son mínimos.

Dentro del negocio de los sándwich hay varias alternativas. Una es tener un local donde vender los sándwich al público en general, otra es producirlos en casa y venderlos a restaurantes, panaderías y demás locales.

 

Ubicación

La ubicación es un factor que debe ser estudiado cuidadosamente. La misma depende de quienes sean los potenciales consumidores. Una de las probabilidades que emplean muchos emprendedores es vender los sándwich a otros negocios como kioscos, panaderías y cafeterías. Si optas por llevar a cabo esto, no importará la ubicación, ya que se trata solamente de redistribuirlos. En este caso lo más importante será conseguir compradores.

Si se busca una clientela específica y la venta directa, en este caso si importa la ubicación. En caso de que se apunte a los niños y jóvenes una alternativa es poner el local cerca de escuelas o universidades. Puede estar dirigida a oficinas por lo que emplazarla en una zona de la ciudad donde existan oficinas, callcenter y negocios también será exitoso.

El centro de la ciudad es algo óptimo, ya que se trata de un lugar con mucha circulación de personas y durante muchas horas. Permite captar un mayor público y durante más horas. Pero montar una sandwichería en el centro puede resultar costoso. Incluso montar un local en este tipo de ubicación al principio puede representar costos elevados, pero hay otras opciones como elaborarlos en el propio hogar. Pueden ser elaborados en casas particulares y ofrecidos para fiestas, reuniones, en terminales, en puntos donde se concentre gente, etc.

Lo más importante es sacar el mayor provecho de la ubicación, para ello es útil hacerse conocido y efectuar campañas de publicidad.

 

Publicidad

Publicitar y darse a conocer es muy importante en todo emprendimiento. Las maneras de realizarla son variadas. Si recién empezas con la actividad y no dispones de mucho dinero para invertir, hay opciones económicas. Imprimir panfletos es una de las modalidades de publicidad más económicos. Poner anuncios en revistas locales o diarios también suelen ser alternativas económicas. Pero quizás lo más económico y efectivo sea utilizar redes sociales, que además te permitirán generar interacción con tus clientes. Teniendo datos como e-mail y fecha de cumpleaños podes ofrecer regalos y descuentos, lo que será muy efectivo para fidelizar consumidores.

 

Amoblamiento del local

Es necesario contar con una buena mesa que sea cómoda, preferentemente alargada para poder preparar grandes cantidades de sándwich e ir clasificándolos. También será necesario por lo menos un refrigerador o freezer donde poder conservar los elementos para prepararlos como carnes, fiambres, verduras, mayonesas y salsas frías. En caso de ser posible, una máquina de cortar fiambres para poder comprar paquetes grandes y abaratar costos. Será necesario disponer de elementos descartables como guantes y cofias para no contaminar los productos.

No es necesaria una gran infraestructura ni tampoco grandes maquinarias. Es posible arreglarse con pocas cosas. Lo importante es que el local sea limpio.

Otros elementos que deben comprarse son bandejas plásticas, servilletas y papeles para envasar los sándwich. En caso de trabajar con entregas de grandes volúmenes puede ser útil disponer de una empaquetadora para envasarlos.

 

Permiso legal

Como con cualquier negocio y actividad, los permisos legales deben respetarse. Deberá conseguirse la habilitación comercial, yendo al ayuntamiento o municipalidad. Seguramente haya que abonar para conseguir la habilitación y cumplimentar algunos ítems y requisitos. También es probable que se realicen controles de tipo bromatológicos para verificar que se cumplan las normas de sanidad.

Será indispensable contar con las normas no solo para evitar la clausura del local sino también para darle seguridad y confianza a los clientes de que los productos que están comprando son de calidad y realizado bajo ciertas normas de higiene.

 

Recursos humanos

La cantidad de recursos humanos necesaria, dependerá de los volúmenes de venta que se generen. Las actividades que deberán desarrollarse con este emprendimiento son: realizar un estudio de mercado (esto se suele hacer por única vez), preparar los sándwich, tratar con proveedores para conseguir los ingredientes, limpiar el local y los utensilios, llevar las cuentas de ingresos y gastos, estar atentos a las inquietudes y requerimientos de los clientes, llevar a cabo estrategias de marketing, etc.

 

Rentabilidad

Para obtener rentabilidad es importante hacer un estudio de mercado para conocer con que compradores se trabajará.

Pero no solamente de la ubicación y clientela dependerá la rentabilidad. La calidad de los sándwiches es otro punto para no perder de vista. Recorda  que mientras más variedades poseas, será mucho mejor. Un dato obvio pero que vale la pena mencionarlo, es que la calidad del fiambre debe ser muy buena.

Diferenciarse puede ser otra llave del éxito. Basta con buscar algo que produzca que los sándwich sean únicos y esto generará mayores volúmenes de venta. Algunos tips para diferenciarse de los competidores son: preparar alguna mayonesa o aderezo especial agregándolo orégano, ajo, basta experimentar para lograr algo diferente. Preparar panes caseros u ofreciendo varios tipos también puede ser algo que aumente la clientela. Ofrecer gustos especiales, gustos raros, brindar la posibilidad de incluir todos los ingredientes que los clientes deseen, son otras de las formas de aumentar las ventas.

En síntesis hay que dejar volar la imaginación para conseguir algo distinto.

Las apariencias en todo negocio son importantes. Deberás tener un local cómodo, acogedor, con buenos aromas y adecuada decoración. El sitio debe dar sensación de higiene y calidad.

Otro consejo es incluir la venta de bebidas, ya que seguramente serán adquiridas, todo el mundo acompaña su sándwich con una bebida ya sea gaseosa, agua minera o bebidas alcohólicas.  Tener una heladera acomodada de forma prolija con bebidas es algo muy útil.

 

Si estás pensando en montar una sandwichería estas pensando en un negocio sencillo, que no requiere de grandes inversiones ni tampoco de conocimientos previos. Solamente hace falta usar la imaginación y cumplir con todas las normativas vigentes.

Otros puntos para no perder de vista son la calidad y una buena atención con los compradores.

4 comentarios en “Montar una sandwichería

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *