Montar una empresa de servicio domestico

Tanto si eres una empleada domestica o no y te interesa emprender, puedes tener en cuenta la idea de comenzar tu proyecto de empresa propia.

Para ello lo que tienes que hacer es conseguir personas interesadas en ofrecer este servicio en casas de familia y luego montar una oficina con teléfono y preferentemente con un sitio web con un nombre comercial que te identifique.

Al publicar los datos de contacto en periódicos locales del lugar donde vives, comenzarás a recibir llamados de posibles clientes interesados en tus servicios de empleadas domesticas. Al tomar el pedido, procedes a informarle a los interesados en trabajar contigo y le ofreces un salario determinado del cual tu también obtendrás una pequeña comisión.

La comisión no debe ser muy elevado porque desalentaras a las empleadas domesticas a trabajar para tu empresa, debe ser pequeña pero lo suficiente para que en cantidad se logren cubrir los gastos fijos de publicidad y obtener una ganancia.

La ventaja de que las empleadas estén agrupadas bajo una empresa permite ofrecer mejores servicios y diferente personal por cada cliente. Puedes distribuir el trabajo de acuerdo a la demanda y enviar cuantos trabajadores domésticos sea necesario. Además puedes ofrecer servicios especiales en eventos y organizaciones que asi lo requieran.

Hoy en día por ejemplo es común que las empresas contraten servicios de limpieza y mantenimiento para sus oficinas a empresas establecidas legalmente y que facturen de acuerdo  a la legislación vigente, es por ello que debes tener todo en regla y ofrecer como posible candidato ante ese tipo de organizaciones que sin duda te harán aumentar la rentabilidad de una manera increíble.

En próximos artículos vamos a seguir comentando sobre las ventajas de montar una empresa de servicio domestico y también como tener un servicio de asistencia para ancianos y niños que requieren cuidados especiales. Hasta pronto!