Mitos y verdades de los empleos en el exterior

Te aseguro que más de una vez has escuchado hablar de la grandeza que te ofrecen los estados unidos, lo maravilloso que son los trabajos en Miami y sobre todo las innumerables posibilidades de crecer profesional y económicamente, aun que a la par están todas aquellas experiencias de personas a las que no les fue nada bien cuando emprendieron el viaje en busca del sueño americano.

Tu eres el creador de tu propio destino y si lo que quieres es irte a Miami es bueno que escuches y sobre todo comparares los dos lados de la moneda, pues así como te puede ir magnífico y lograr tus sueños y alcanzar tus metas, puede que no cumplas nada de eso. Así que es bueno sepas los mitos y verdades sobre los trabajos en Miami.

 

Uno de los principales mitos que rodean a los trabajos en el extranjero es lo bien pagados que son, pues te hacen creer que obtendrás ingresos que nunca alcanzarías en otro lugar del mundo, pero cuidado recuerda que al irte a un lugar diferente, esta lejos del hogar de las personas que te quieren y que sobre todo del dinero que ganes vas a tenerte que hacer responsable de pagar una renta, los consumibles y el transporte, aparte de mandar dinero a tu familia para que haga los mismo que tu allá, así que como vez puede que ganes bien, pero también es seguro que vas a gastar más.

Es verdad que los servicios y prestaciones que te brindad los trabajos en esta ciudad son excelentes, además de lo cálido de su ambiente y la hermosura de sus playas, es seguro que no encuentres otro lugar así, pero también es cierto que para que puedas pasear libremente por sus calles y goces de todo lo anterior tienes que estar de manera legal y legítima en Miami y para eso requieres que la embajada de los Estados Unidos de brinde una visa de trabajo que no es nada fácil de conseguir, además dentro de los requisitos que te piden es que al momento de quererte ir al exterior tengas ya un trabajo a donde llegar, de lo contrario es imposible conseguir un permiso laboral, como vez no es tan fácil como te lo hacen creer.

Así que piénsalo dos veces antes de irte a buscar trabajo al extranjero pues además de estar lejos de tu hogar y de tu familia vas a tener otros gastos que no contemplabas aquí en tu ciudad.