Mercados Emergentes

mercados emergentes Actualmente, los mercados emergentes se han transformado en la gran esperanza de emprendedores de todas partes del mundo, debido al alto consumo de bienes de todo tipo como consecuencia directa del hecho de  que estos son economías en expansión que necesitan toda clase de insumos para poder mantener sus altas tasas de crecimiento, como también satisfacer la demanda de sus emergentes clases medias que quiere comenzar a consumir tal como sus homólogas de los países ricos.

Es por ello que en este posteo te mencionaremos algunos que se encuentran en esta categoría de acelerado crecimiento en las últimas décadas y que ofrecen interesantes alternativas de inversión para emprendedores que estén dispuestos de aceptar el desafío de exportar o de producir en estos nuevos mercados.

India

bandera-indiaEl primero de estos mercados promisorios que mencionaremos es  India, la que es una de las  naciones más pobladas del mundo y uno de los miembros del BRICS (bloque de países en crecimiento donde se encuentran Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica), vive un momento especialmente grato en su desarrollo económico, lo que ha permitido el surgimiento de una nueva y poderosa clase media como la consolidación de la clase alta financiera, la que se encuentra ansiosa de poder consumir como sus similares de los Estados Unidos y el Reino Unido.

Otro elemento que hace de India uno de los principales destinos económicos de la actualidad,  es el hecho que al igual que otros en vías de desarrollo, tiene un 50% de su población que es menor de 25 años, lo que significaría que existe un importante potencial, una reserva de consumidores de al menos unos 600 millones de adolescentes y jóvenes con ganas de ganar más dinero que sus padres y abuelos.

Pese a que lo anterior proyección puede pecar de alegre y optimista, pero tiene asidero si pensamos que recientes estudios han llegado a la conclusión de que la actual clase media hindú puede llegar a crecer al menos 10 veces para el ya no tan lejano 2025, lo que significaría que hay que alistarse en un mediano plazo para saciar la demanda de bienes como de servicios que tendrá esta clase media acomodada y que su propia industria no podrá satisfacer, lo que abrirá necesariamente una serie de oportunidades a los emprendedores que quieran atreverse a entrar al circuito económico hindú.

Pero a pesar de este futuro auspicioso, exportar a  la India sigue siendo complicado. Aun existen una serie de barreras en el comercio que no han sido eliminadas y que por cierto, elevan de manera importante los costos de exportar al país asiático. Otro aspecto no menor que hace titánica la tarea de exportar al país del Taj Majal, es el hecho de que no hay una lengua común en un país de 1200 millones de personas. A diferencia de China, donde el chino mandarín es el idioma nacional de facto, no existe una lengua realmente mayoritaria: por ejemplo, el Hindi, la lengua oficial (pero existen otras 23 con dicha categoría) es sólo hablado por el 20% de la población.

El otro idioma oficial es la lengua dejada por los colonizadores británicos, el inglés, el que es sólo hablado por las clases cultas y que a pesar de ser definida como la lengua franca en el comercio, en la práctica es solamente para algunos, lo cual hace que tengamos que buscar un intérprete que no sólo hable inglés sino que también pueda saber hindí,  y al menos, alguna lengua regional.

Y un tercer problema, es la falta de una infraestructura acorde a los altos niveles de desarrollo que está teniendo la región, lo que sin duda dificulta cualquier proceso exportador a India.

Pero a pesar de todas estas dificultades, cada día surgen nuevas opciones de hacer negocios para quienes deseen exportar  o invertir en la India, sobre todo en lo vinculado con toda clase de servicios relacionados con la educación, textiles industriales, además de que existe un mercado para toda clase de equipos para el procesamiento y la refrigeración de alimentos,  junto con equipos electrónicos de todo tipo  además de una fuerte demanda por una amplia gama de generadores de energías limpias y tecnologías no contaminantes, las cuales son apetecidas de manera importante en el mercado indio.

 

Indonesia

bandera indonesiaEn un segundo punto, uno de los que vale la pena explorar por parte de los emprendedores es Indonesia. En las últimas décadas, el ha crecido fuertemente hasta convertirse en la primera economía del sudeste asiático.  Sus más de 200 millones de habitantes, son un interesante mercado para cualquier emprendedor, sobre todo por el hecho de que la mitad de la población es menor de 30 años, lo cual abre potenciales e interesantes expectativas de consumo, convirtiendo a Indonesia en uno de los mercados asiáticos con una mayor posibilidad de crecimiento.

Al igual que otros emergentes, como Nigeria, el país asiático es uno de los miembros de la OPEP (Organización de países productores de Petróleo) lo que le permite contar con un importante fondo de divisas que sostienen la economía.

Para que pongamos en contexto el crecimiento de indonesia, tenemos que entender que Indonesia es uno de los más importantes importadores de la producción agraria de los Estados Unidos, además de estar en un interesante proceso de rebaja de aranceles de productos importados, pero que conviven con fuertes regulaciones de un Estado que se resigna a dejar su papel en la economía local, lo que impide la existencia de un libre mercado.

Otra de las dificultades que aún posee Indonesia, al igual que India, es la existencia de una pobre infraestructura en el terreno de las telecomunicaciones, lo que impide normales comunicaciones entre los diversos archipiélagos que conforman Indonesia.

Pese a lo anterior, las posibilidades de crecimiento que se pueden dar en la economía hacen que Indonesia pueda ser vista como un potencial para las exportaciones de los emprendedores latinoamericanos. Las principales alternativas de inversión y de negocios que se pueden encontrar en este lugar, van por el lado de las tecnologías de la  información, los  servicios financieros y bancarios, además de la  generación de energías amistosas con el medio ambiente como también toda clase de servicios educativos como capacitación de mano de obra, los cuales son nichos de mercado que demuestran que Indonesia está en pleno proceso de desarrollo económico.

 

Vietnam

vietnamEl tercero de los emergentes que mencionaremos en esta ocasión es Vietnam. Más conocido por ser el lugar donde los estadounidenses conocieron por primera vez la derrota, el país socialista ha comenzado una serie de reformas económicas estructurales al estilo chino, las que han transformado una economía manejada por el Estado de tipo soviético a ser una de las más nuevas y dinámicas economías de mercado.

Esta transformación económica ha permitido un crecimiento promedio de casi un 6% en los últimos años, lo que ha permitido que Vietnam se transforme en una alternativa interesante tanto para exportar como para invertir.

Pero a pesar de esto, existen ciertas dificultades para exportar o invertir en Vietnam. Estos problemas son en cierta medida, las naturales consecuencias  propias de una transición de una economía centralmente planificada a una donde el mercado es el motor del crecimiento , donde no existe todavía una institucionalidad preparada para dicho proceso de cambio, unido a la corrupción enraizada en el aparato burocrático y del Partido Comunista (que en el país son sinónimos) los cuales pueden por momentos parecer piedras en el camino a los que quieren colocar sus productos o producir en el país.

Otro  factor que dificulta de manera importante las inversiones en esta nación asiática, es el hecho de que prácticamente no existe una protección al Copyright (léase derechos de autor) en Vietnam, lo que significa que la falsificación y la piratería está a la orden del día, lo que hace complicado la instalación de empresas, dado que muchos se enriquecen mediante la falsificación que se da casi a una escala industrial.

Pese a todo este ramillete de problemas operativos, podemos decir sin mayor temor que la República Socialista de Vietnam (nombre oficial) sigue siendo uno de los mercados emergentes más atractivos que existen hoy en día no sólo en Asia sino que en todo el mundo.  Las posibilidades de invertir son crecientes en diversas áreas de la economía.  Entre ellas destacan las que tengan que ver con equipos y maquinarias para la fabricación de  plásticos de todo tipo, junto con todo lo relacionado con educación, sobretodo con la capacitación de mano de obra.

Otra área que tiene un fuerte crecimiento, es todo lo relacionado con hardware y software de tecnologías de la información (TI),  junto con la venta de franquicias alimenticias, además de la venta e instalación de equipos para el tratamiento de aguas servidas. Como puede verse, ofrece variadas y diversas alternativas de inversión y desarrollo para el capital foráneo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *