Mejora personal, Seguid Hambrientos Seguid Apasionados

Nos gusta ganar dinero, tener lo que soñamos, llorar, pero llorar en un Ferrari, pero ¿cuanto podemos hacer por nuestra mejora personal?

¿Será posible abandonar nuestras soluciones para tomar otras, para ver si necesitamos soluciones u otra cosa?

Para cavar un hoyo necesitamos mucha pasión, pero esa pasión también pude estar corriendo para cavar nuestra propia tumba, ¿A dónde nos lleva nuestra pasión? ¿Qué es lo que realmente deseamos?

Seguid Hambrientos, Seguid Apasionados. Steve Jobs en Stanford

Por Carlos Sánchez Pérez

Te dejo este discurso de Steve Jobs en Stanford, es del 2005 ( hay cosas que mantiene su valor en el tiempo) y he vuelto a verlo unas cuantas veces a lo largo de este tiempo y siempre me produce la misma sensación, la sensación de seguir luchando por aquello que crees.

No voy a escribir todo su discurso, pero te resumo los aspectos destacados para que hagas tu propia reflexión y después escuches su discurso.

Cuenta tres historias de una forma muy particular, la primera historia es la conexión de los puntos, un curso de caligrafía y 10 años más tarde encontraron el sentido según Steve, dicha conexión es posible cuando uno mira hacia atrás y unes dichos puntos con el presente, en ese momento es cuando tiene todo tiene sentido y todo queda claro, casi nada es por casualidad.

La segunda historia sobre la pasión y la perdida, Woz y Steve crearon Apple y creían en ello, más tarde despidieron a Steve y creó NeXT y Pixar pero más adelante Apple compró a NeXT y él volvió a Apple, donde la tecnología que desarrollaron en NeXT , es el renacimiento de Apple, nada de esto hubiera ocurrido sin estos acontecimientos.

A veces la vida da duros golpes, pero comenta Steve “que nunca hay que perder la fe”. La pasión por lo que haces es la única forma de sentirte bien, si no has encontrado lo que te apasiona sigue buscando.

La tercera historia es sobre la muerte, ¿harías lo que hoy vas a hacer si fuese el último día? el tiempo es limitado y hay que vivirlo intensamente, pero sobre todo, hay que seguir teniendo hambre de conocimiento, de hacer cosas y de seguir siendo apasionado en lo que haces.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *