Mejora personal, nuestra actitud moral y formación de valores pueden ser alterados por un imán

Por más que nos esforzamos en nuestra mejora personal esta solo es un nivel de energía de nuestra mente. Nuestra actitud moral y la formación de valores pueden cambiar según las circunstancias.

Diferentes culturas manejan actitudes morales y la formación de valores muy diversos.

Con métodos de la tecnología científica se ha demostrado que la región del cerebro que diferencia el bien del mal, justo detrás de la oreja derecha, puede ser modificada con magnetismo para modificar nuestras respuestas.

Parece que nuestra actitud moral no es muy sólida, ya que estos pueden ser cambiados a voluntad por un simple imán.

Científicos sometieron a varios voluntarios a una serie de pruebas diseñadas para evaluar sus nociones de lo que es bueno o malo. Después de recibir un pulso magnético de 500 milisegundos en el cuero cabelludo con una técnica denominada estimulación magnética transcraneal (EMT), los participantes tenían que puntuar del 1 al 7 una serie de acciones según su gravedad, de forma que 1 sería absolutamente prohibido y 7 absolutamente permitido.

Curiosamente, los resultados demostraron que el magnetismo alteraba sus juicios morales, volviéndolos mucho más permisivos e indulgentes. Los voluntarios no fueron capaces de realizar un juicio moral sobre el peligro que pude sufrir una persona.

En otra prueba, los voluntarios leían una historia con personajes moralmente cuestionables, y se les pedía que juzgaran sus acciones. Tras la exposición magnética, el grupo estaba de acuerdo de que, si el final era feliz, las acciones eran aceptables sean las que sean.

Imagen LeilaneL Enlace ABC

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *