30 acciones como hacer el mejor negocio siendo político

La política también es un negocio a pesar de que se le ve mas como un servicio. En este post veremos como es que los políticos, para ser favorecidos, tienen que negociar con las emociones de las personas.

30 acciones como hacer el mejor negocio siendo político.- Los cargos políticos a diferencia de un cargo administrativo en una empresa o institución no requieren de un Curriculum Vitae. No gana el mejor preparado profesionalmente, sino el que mas emociones positivas despierta.

La política es tan vieja como el primer deseo de organizar una sociedad, y la fuente de las emociones en el ser humano no ha cambiado mucho, de modo que se puede recoger recomendaciones tan antiguas como las de una carta enviada por Quinto Tulio Cicerón a su hermano Marco cuando éste último, presenta su candidatura al consulado (máxima autoridad civil y militar), después de haber sido Senador y posteriormente Pretor.

Conclusiones de una experiencia del año 64 antes de nuestra era y tan vigente veinte siglos después:

1.- Como Político puedes adquirir el talento, tener experiencia y poner dedicación, sin embargo, las apariencias pueden superar incluso esas cualidades.

2.- Pregúntate ¿Quién eres? ¿A qué aspiras? ¿Qué ciudad es? la que quieres dirigir, “Soy …, aspiro a la alcaldía, ésta es ….” (Roma)

3.- Conoce bien tus habilidades y competencias, éstas te ayudarán a ser considerado digno de acceder a la alcaldía. Por ello, manifiéstalas siempre, en todo momento, y aquellas que consideres imprescindibles y tengas necesidad de mejora, ejercítalas constantemente, hasta hacerlas tuyas.

4.- Haz ostentación de tus amigos, de la gran cantidad de amigos que tienes, independientemente, de no ser el mejor valorado en el punto de partida. Comparte donde están ubicados, quienes son, independientemente del estamento social o la edad. Tendrás amigos que te sigan, amigos que te deban y otros que tendrán ganas de deberte.

5.- Formula claramente tus peticiones, hazles partícipes de tus inquietudes y que no buscas el favor popular, sino el interés de atraer y fomentar lo mejor para tu ciudad.

6.- No minusvalores a tus oponentes, sin embargo ten la confianza de que no se pueden comparar contigo. Siéntete orgulloso de tener rivales como éstos, conócelos (sus mayores debilidades son tus mejores fortalezas).

7.- Pon en práctica lo que sabes hacer de forma innata, lo que has aprendido, lo que puedes y lo que debes, y podrás hacer frente a tus rivales, aunque a priori sean mejores que tú.

8.- Ten presente la responsabilidad a la que aspiras, dirigir un ayuntamiento, un pueblo. No olvides quien eres y de dónde vienes, pues muchos te miraran con malos ojos. Habrá gente que no te verá a la altura de las circunstancias, otros que te tendrán envidia, incluso los que estarán enfadados contigo, por ello pon en ello todo tu ingenio, cuidado, esfuerzo y dedicación.

9.- Céntrate en dos objetivos: obtener la adhesión de los amigos y el favor popular. La palabra “amigo” cuando eres candidato, tiene un significado mucho más amplio que en tu vida corriente, sé agradable, abre tu casa, muestra una simpatía real, no fingida, todo aquel que está cerca de ti, es considerado “amigo”. (Hoy le llamaríamos militante, simpatizante, independientemente de estar afiliado al partido o no, son los mejores transmisores de tu programa, los que hacen que lleguen a “la barra del bar”).

10.- Conoce cada una de las áreas de tu ciudad, a sus vecinos, sus asociaciones, sus agrupaciones, y las personas influyentes en cada una de estas áreas. Ten “amigos” en cada una de estas parcelas, pues sin esfuerzo alguno contarán y harán la mejor propaganda posible, de quien eres y que deseas para cada uno de ellos.

11.- Recuérdales lo que no has dejado de hacer por ellos, y ahora es el momento de estar ahí, a tu lado, de que te demuestren su agradecimiento pues todavía tienes mucho que ofrecer.

12.- No te olvides de los beneficios que ofreces, las expectativas que creas y la simpatía que emanas, pues con estas tres cosas, tendrás al votante a tu disposición. En los más pequeños beneficios los hombres encuentran motivo suficiente para apoyar a un candidato, y todavía tienes mucho que ofrecer. Para los que esperan mucho de ti, demuestra que estás preparado y dispuesto a ayudarles y que sabes distinguir y darte cuenta qué proviene de cada uno. No te olvides en todos los casos, juzgar y sopesar las posibilidades de cada uno, para saber de qué manera puedes ser útil a cada uno y que puedes esperar y pretender de cada cual.

13.- No solo ganas gracias a tus “amigos” (militantes) por ello es necesario ganarse un buen número de “amigos útiles” (indecisos, aquellos que no se salen de su ideología política, sin embargo si de su partido). Gánate la simpatía de aquellos con los que, si hubieras intentado relacionarte en otro tiempo, habría parecido que obrabas de manera improcedente, sin embargo si ahora, durante la campaña, no lo haces, no parecerás un buen candidato.

14.- Mantén el contacto y la adhesión con cada uno de las personas influyentes y relevantes de tu ciudad. (Empresarios, instituciones, asociaciones, grupos sociales, etc.) Busca amistades comunes, sinergias, apóyate en hacer partidarios tuyos a todos los que puedas, sal a su encuentro, envíales mensajes, muéstrales la importancia de los servicios que te prestan.

15.- Dedícate a la ciudad entera, a todos los barrios, pedanías, urbanizaciones, gánate la amistad de las personas más influyentes en cada una de estas zonas. Y ten presente en tu corazón, a la ciudad entera, y ten apoyo suficiente en cada una de ellas, para que hagan campaña a tu favor. Los que están más alejados de ti, te seguirán si realmente les escuchas y conoces por su nombre, si creen que además de interés, les vas a deparar alguna ayuda, pues no dejaran pasar la oportunidad de tener aquello que ansían. Procura que no te consideren aprovechado puntual, por estar en elecciones, sino por un interés real de mejora. Créales esperanzas de una realidad, gana su corazón y tendrás su voto.

16.- No te olvides de tu “ séquito” en función de con quién vayas a diario, así reflejarás quien eres, que fuerza tienes y con qué medios vas a contar. Rodéate de toda categoría social y edad, ten presente a los que van a tu casa, los que te acompañan a los actos y los que te siguen a todas partes.

17.- Habrá “amigos” que también saluden a otros candidatos, y te saluden a ti, hazles ver que incluso este mínimo detalle hacia ti te complace mucho. Haz sentir importante a una persona, díselo, demuéstraselo, delante de otros, y valoraran tu gesto. Pasaran de fingir ser votantes tuyos a serlo en firme.

18.- Si te hacen doble juego, procura hacer ver que ni has oído, ni sabes nada.

19.- Los que te acompañan a los actos de campaña, te rinden mayor atención que los te saludan, demuéstrales y dales a entender que eso es de tu agrado, ves a los actos rodeado de un séquito numeroso, pues otorga una gran reputación y un gran prestigio al candidato.

20.- Para los que te siguen a todas partes procura que lo hagan voluntariamente. Habrá gente con la que te consideres para siempre obligado con ellos, por tal muestra, sin embargo estarán los que están en deuda contigo, por ello puedes “exigir” este detalle, pues es el momento para que te recompensen ahora.

21.- No te olvides que el mundo está lleno de engaños, de traiciones y de perfidia. Es el momento para poner a cada uno en su sitio. Si has perjudicado a alguien, justifícate ante ellos claramente, apela a tus deberes y brinda tu amistad haciéndoles ver que te implicaras con la misma atención y el mismo sentido del deber, como lo hiciste en otras áreas o con otras personas. Para los que aparentemente no te tienen aprecio, procura alejar ese sentimiento hostil, gracias a la escucha y manifiesta un gran interés hacia su persona. Los que muestran su peor disposición, haz lo mismo que con los anteriores y si consigues hacer que te crean, da muestra de afecto, incluso hacia tus mismos competidores.

22.- Conoce a la gente, llámales por su nombre, se generoso, escucha y ofrece una buena imagen en tu actividad pública. Simula aquellas cualidades que no te sean favorables y que no dispones por naturaleza, actúa de tal manera que parezca espontaneo, natural, si no sabes, practica, practica, practica. La adulación se hace imprescindible en una candidatura, por ello adáptate a las opiniones e inclinaciones de todos con los que te encuentres.

23.- Se asiduo en todo, pues la propia palabra lo indica. Las ventajas de la asiduidad no está solo en quedarse en tu ciudad o haciendo actos, sino también en hacer campaña asiduamente, en conversar a menudo con las personas y en no permitir, que nadie pueda decir que tu no le has formulado tus peticiones y ellos a ti.

24.- Se accesible, no solo “en tu casa” sino también con tu rostro y expresión, es decir, las puertas de tu alma. Pues si esta deja ver otras intenciones de nada sirve todo lo anteriormente compartido.

25.- Las personas no quieren solo promesas. Lo que tengas que hacer, muéstrate dispuesto a ello, con interés y de buen grado. Lo que no puedas, niégate amablemente o no te niegues, lo primero es de un hombre bueno, lo segundo de un buen candidato. Busca la forma de demostrar interés y negarte cortésmente, y convenciendo que se buscará remedio en otra ocasión.

26.- Las personas se dejan cautivar por el aspecto y las palabras antes que por la realidad de su propio beneficio. A veces, las personas preferimos una mentira a una negativa…..siempre buscamos un halo de esperanza. Las promesas quedan en el aire, no tienen un plazo determinado en el tiempo y afectan a un número limitado de gente, sin embargo, las negativas te abastecen de muchos enemigos.

27.- La popularidad bien gestionada fomentará, para que muchos conciban la esperanza de que les vas a ayudar, para que, cuando se vayan, sean más amigos tuyos que cuando llegaron y para que los oídos del mayor número posible de personas se llenen de los mejores elogios.

28.- Mientras seas candidato no interfieras en ningún asunto de estado ni de gobierno, deja claro con tu silencio, que no vas a ser contrario a sus intereses.

29.- Deja claro que ciudad quieres, quien eres y que das. Persevera en seguir el camino que te has marcado y manifiesta que tú eres la persona capaz de suscitar a tus adversarios el peor temor, haz que sepan que los observas y vigilas, que no todo vale, para llegar a la alcaldía.

30.- Se tu.

Imagen Cliff1066 – Fuente CoachPolitico
Publicado en UnaEmpresa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *