Para lograr un negocio rentable consigue un amante

Mucha gente sufre y pasa demasiado trabajo tratando de lograr un negocio rentable y el resultado por lo general es el abandono y luego el fracaso. Nadie puede soportar trabajar en algo que no les gusta, y por lo mismo en un estado de falta de felicidad no se pueden hacer las conexiones necesarias.

lograr_negocio_1ene14

Todos los grandes consejos para ser exitosos en los negocios dicen algo como “dedícate a lo que mas te gusta” o “diviértete con lo que haces”. Lo que me hace pensar que especialmente para construir un negocio rentable necesitamos tener un amante.

Como dice Jorge Bucay, muchas personas tienen un amante y otras quisieran tenerlo. Y también están las que no lo tienen, o las que lo tenían y lo perdieron. Y son generalmente estas dos últimas, las que no logran salir adelante con un negocio.

Estas personas hacen su negocio de manera monótona y sin expectativas. Trabajan solo para subsistir y no saben en qué ocupar su tiempo libre. En fin, palabras más, palabras menos, están verdaderamente desesperanzadas.

La mayoría de estas personas ya han invertido tiempo, dinero y esfuerzos en otros negocios solo para confirmar que aun siguen sin la formación adecuada y no cuentan con una lista de suscriptores con quienes generar confianza y alianzas ganar-ganar.

Todas estas personas necesitan relajarse, dejar de correr por el dinero, no necesitan otro negocio que prometa ganancias: lo que realmente necesitan es UN AMANTE.

Buscar un amante cuando lo que quieres es lograr un negocio rentable puede parecer descabellado, pero piensa en los siguiente:

UN AMANTE es: “Lo que nos apasiona”. Lo que ocupa nuestro pensamiento antes de quedarnos dormidos y es también quien a veces, no nos deja dormir. Nuestro amante es lo que nos vuelve distraídos frente al entorno. Lo que nos deja saber que la vida tiene motivación y sentido.

A veces a nuestro amante lo encontramos en nuestra pareja, en otros casos en alguien que no es nuestra pareja. También solemos hallarlo en la investigación científica, en la literatura, en la música, en la política, en el deporte, en el trabajo cuando es vocacional, en la necesidad de trascender espiritualmente, en la amistad, en la buena mesa, en el estudio, o en el obsesivo placer de un hobby… En fin, es “alguien” o “algo” que nos pone de “novio con la vida” y nos aparta del triste destino de postergar.

Postergar es permitir que los miedos tengan mas poder en nuestra vida. Es dedicarse a espiar como viven los demás, es saltar de negocio en negocio, no implementar herramientas y construir una base solida de listas de personas interesadas en nuestra persona con el fin de lograr alianzas ganar-ganar.

Cuando postergas dejas de vivir y disfrutar del presente, no conoces del potencial de tu talento y todo por el frágil razonamiento de que quizá alguien te presente mañana el mejor negocio del mundo.

Por eso, si realmente quieres lograr un negocio rentable, por favor búscate un amante y se un protagonista de la vida mediante las herramientas Internet que permite que todos esos lideres que conoces puedan brillar.

Piensa que lo trágico no es morir, lo trágico es vivir sin lograr realizar nuestros sueños.

Imagen por Silicon Prairie News

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *