Legislación Cubana sobre las Franquicias

En este artículo nos introduciremos en la normativa de Cuba respecto de las Franquicias, como lo hicimos con los demás países.

En Cuba la normativa se originó cuando el Ministerio de Turismo se comenzó a dar cuenta que la imagen cubana comenzó a ser importante en otras ciudades del mundo. En muchos países comenzaron a abrirse restaurantes y clubes asociados a la cultura cubana, con sus marcas y sus nombres.

A esto se agregaba que muchos empresarios del sector gastronómico, cuyos negocios eran exitosos, estaban interesados en llevar sus negocios a otros países.

En resumen, en medio de este boom se comenzaron a crearse las Franquicias. El Ministerio de Turismo colaboró con 30 firmas originarias que se convirtieron en franquiciantes, entre ellos nos encontramos con Industria del Mueble,  Habanos S.A., Havana Club Internacional, Dulces Conchita, Industria Cervecera, Tropical Island, entre otros. Con ellas en 2006 dio origen a la Resolución Nro. 30, en la que se establece la creación de franquicias turísticas de Cuba y las normas generales para la firma, negociación y control del contrato.

Cabe destacar que a pesar de que se han realizado franquicias cubanas, este país no presenta grandes cantidades de este tipo de negocio. La principal causa de ello es que las condiciones socioeconómicas de los habitantes son sumamente diferentes a las de los habitantes de otros países de Latinoamérica. Uno de los ejemplos más claros es que en los países capitalistas la titularidad del activo es de un particular, mientras que en Cuba es siempre del Estado.

En función a todo lo anterior, los puntos a tener en cuenta son:

³ Conocer si la misma esta subordinada al Ministerio de Turismo. De ser así, la misma estará regulada por la Resolución Nro.30.

³ En caso de que la misma se encuentre relacionada a otro Ministerio, deberá cumplir con las normativas del Código Civil y el Código de Comercio (Transferencia de Tecnología).

*Libro Tercero Derecho de Obligaciones y Contratos del Código Civil. Se aplican las disposiciones concernientes a las modificaciones, excepciones, interpretación y extinción de contratos y también a las capacidades de los contratantes.

*Ley 77/95 Ley de Inversión Extranjera que en el caso de las franquicias lleva al Contrato de Asociación económica Internacional (Art.14), llamada como Contratos de Producción Cooperada. En este artículo se tratan los contratos que son una asociación económica estable entre un inversionista extranjero y un ciudadano cubano.

*Decreto Ley 203/2000 De Marcas y otros Signos Distintivos. Título III, Capítulo VI, Sección Tercera, denominado Licencias. En estos casos sirve para licenciar el uso de las marcas.

Es sumamente importante la obligación que contraen las partes de registrar  la licencia de marcas ante el Departamento de correspondiente en la Oficina Cubana de la Propiedad Industrial, (artículo 84 y 110 Decreto/Ley 203/2000).

*Decreto/Ley 68/83 “De invenciones, descubrimientos científicos, Modelos industriales, Marcas y Denominaciones de origen” Este regula la protección de las Invenciones, los Modelos Industriales y las Indicaciones Geográficas. Estas normas son importantes en un contrato de Franquicia.

A pesar de toda esta normativa podemos decir que el contrato de franquicia no suele ser muy utilizado, los fundamentos teóricos no se adecuan a la situación socioeconómica de Cuba, no existe un marco regulados ni una institución que las inscriba, así como tampoco existe una asociación que las regule.

Esperamos les haya sido de utilidad esta información. Los esperamos en las siguientes publicaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *