7 lecciones de negocios para aprender de películas navideñas

Necesitamos muchas lecciones de negocios para ser competentes en el mercado, pero esas lecciones no tienen que ser todo información, tienen que ser experiencias propias para lo cual es importante poder avanzar mas allá del miedo. Y buscando la mejor información, nada mejor que experiencias ajenas.

lecciones_negocios_1ene14

Hay muchas experiencias propias y ajenas que son muy aleccionadoras, nos dan mucha luz para resolver problemas y seguir el buen camino, por ejemplo las películas de navidad no solo tienen poderosos mensajes, también nos hacen sentir emociones muy fuertes de cara a convertirnos en mejores personas.

1.- Nunca te rindas, en Qué bello es vivir! (What a Wonderful Life, Frank Capra, 1946)

La lección de negocios en esta película es muy buena, se trata de un pequeño banquero que esta a punto de quebrar y cuando todo parecía irremediable se aparece un ángel de la guarda y le hace ver que el mundo seria mucho peor si este banquero no existiera.

La película nos hace ver no solo que “el amor que damos es igual al amor que recibimos”, sino que nunca debemos darnos por rendidos buscando conexión con la gente, buscando ser mejores, buscando dar el mejor servicio a nuestros clientes.

Este mensaje es cada vez mas relevante en una época en el que los negocios exigen mayor conexión autentica y de valor con los potenciales clientes.

2.- El dinero no es todo, en Cuento de Navidad (Disney’s A Christmas Carol, Robert Zemeckis, 2009)

Esta es una historia recurrente en la pantalla grande, y en este caso trata de un empresario gruñón interpretado por Jim Carrey, que recibe la visita de las Navidades pasadas, presentes y futuras y su vida cambia.

Entonces la pregunta es ¿Necesitamos la visita de un fantasma para que nuestro espíritu emprendedor cambie? ¿Necesitamos una fuerte sacudida para que nuestro negocio signifique un servicio de excelencia a los clientes?

3.- La familia esta primero que el dinero, en Family Man (Brett Ratner, 2000)

Esta película nos muestra una poderosa lección donde se pone énfasis en la importancia de la vida familiar. El dinero no lo es todo, el trabajo no lo es todo, sacrificar el tiempo por conseguir bienes no lo es todo.

Un hombre adinerado tiene que preocuparse por mantener su fortuna, pero no a costa de restarle tiempo emocional a su familia.

Esto nos dice que no tiene sentido trabajar duro, no tiene sentido dedicar solo un poco de los fines de semana a la familia, es imprescindible encontrar una forma de trabajar de forma inteligente, delegando a otras personas e implementando sistemas de herramientas.

4.- Las relaciones son un juego de emociones, en Love Actually (Richard Curtis, 2003)

Toda relación con los clientes, así como las relaciones de amor entre parejas es un ir y venir de emociones. No es el otro quien tiene que mejorar para que todo sea mejor, hay que mejorar nosotros mismos.

La satisfacción de una buena cosecha (lo que recibimos) es haber echo una buena siembra.

No todo el mundo consigue lo que desea, pero si de verdad quieres, si de verdad te comprometes con tu propósito, tu negocio siempre va ser prospero, pues conseguir lo que deseas será transformarte tu en lo que deseas.

5.- Se valiente para seguir tus sueños, en De ilusión también se vive (Miracle on 34th Street, George Seaton, 1947)

Tanto en los negocios como en nuestra vida privada los sueños son un importante proveedor de emociones. En esta película una niña no cree en Santa Claus y un Santa Claus real ocupa el lugar de un anciano indispuesto. Una serie de escenas entre estos personajes nos siguiere lo importante que es mantener calientes nuestras ilusiones, porque esa es la fuente de toda felicidad.

Igual, en nuestro negocio progresamos en la medida que nos permite nuestra felicidad.

6.- Lo que une el amor nada puede separar, en Feliz Navidad (Joyeux Noël, Christian Carion, 2005)

Esta lección nos siguiere que un negocio necesita especiales recursos de amor y capacidad de conexión como las personas para salir adelante. La competencia no es tu enemigo y puede ser tu mejor aliado.

Esta película se basa en la tregua de 1914 en plena primera guerra mundial, entre soldados alemanes, franceses y escoceses atrincherados, que fueron contagiados por el espíritu de navidad para dejar de lado todas sus diferencias y jugar un partido de futbol en Nochebuena.

7.- Aprende de tu mascota, de Gremlins (Joe Dante, 1984)

Yo tengo un perro con el que salgo a pasear, jugar y aprender tres veces al día. Cuando lo quise adiestrar ocurrió un cambio en mi vida, yo fui el adiestrado, pues un perro vive con la naturalidad de su felicidad expontanea, y es lo que le hace falta al ser hombre para hacer un mundo mejor, mas humano.

A esta película se la considera la mas instructiva del mundo y cada uno puede rescatar lecciones para aplicarlos a sus negocios. Hay que respetar las normas naturales, la vida misma, es lo que se aprende con una mascota que generalmente reciben de regalo muchos niños.

Imagen por michale

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *