La ruptura del contrato

contratosSi Ud. tiene un acuerdo legal debe tener siempre presente las siguientes consecuencias. Pero si Ud. está por involucrarse o le parece una opción para comenzar un negocio, también debe tenerlas en cuenta.

La finalización de un contrato implica que el franquiciado no puede continuar haciendo uso no del nombre, ni de las patentes, ni del know how. A su vez, tampoco puede realizar una copia del sistema y se encuentra en la obligación de devolver los manuales y todos los carteles que posea de la marca.

Por otro lado, nos encontramos con el punto de que el inversor una vez finalizado el contrato podría lanzar un sistema propio de negocios fundado con los conocimientos que adquirió durante el periodo de la franquicia.

En este aspecto, la no-competencia es considerada admisible mientras que la persona no limite excesivamente las actividades del franquiciante y no haya un exceso de sus derechos legítimos.

Hay en algunos países en que la cláusula que implica la no-competencia se encuentra limitada por un lapso de tiempo, que comienza a contar luego de la ruptura del acuerdo.

Respecto de los stocks, que se presentan en aquellas franquicias que implican la distribución, el socio tiene el derecho de vender lo que quede en su poder durante un periodo razonable de tiempo.

En ciertos casos particulares, el contrato tiene una cláusula en la que se establece la compra por parte de la empresa al inversor de todo lo que queda en su poder al momento de la ruptura.

Otro punto es la propiedad de los clientes. Este aspecto es de un debate constante, hay ciertos autores del tema que sostienen que la clientela pertenece al franquiciado, porque es la persona que la adquiere y la mantiene a lo largo del tiempo. Sin embargo, hay otros autores que consideran que la clientela es del franquiciante porque es el propietario de la  marca de los productos que elijen los clientes.

Por último, un tema sumamente importante al momento de la ruptura del contrato es la indemnización. En este caso el acuerdo establece que si se culmina unilateralmente y sin justa causa, entonces la parte perjudicada puede realizar el reclamo de indemnización. Pero cuando se haya cometido alguna falta por parte del inversor, el franquiciante puede iniciar acciones legales.

Esperamos les haya sido de utilidad y esperamos sus comentarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *