La felicidad es un estado de ánimo positivo

Hace unos días mientras viajaba en un buz, aquí en la ciudad de Lima paso el cobrador diciendo “por favor las manos en el hígado”, yo no entendía y lo mire sorprendido.

-Es que cuando uno pasa a cobrar la gente se molesta- añadió- Hay que hacer bromas para pasar un buen rato.

Pero nadie reía, más bien había gente incomoda las demoras en el trafico. Me puse a observar que tan gracioso podía ser este cobrador, pero se limito a decir que teníamos que reír, que la vida no es para estar molestos, y sin embargo, el no reía ni los demás.

Realmente las intenciones se miden por los resultados. Nadie puede estar contento porque le obliguen a reír, por que le digan que es la hora de reír. Las personas están la mayor parte del tiempo como son, como pueden ser.

Y sin embargo las personas desean ser mejores, tener fortuna, buenos negocios, tener suerte, buenos trabajos. ¿En qué momento logramos lo que deseamos?

Hay deseos como “Cuando termine de estudiar será mejor”; “Cuando consiga trabajo estere mejor”, “Cuando me den el aumento podre comprarme algo que me gusta”, etc., y llega ese momento y llegan también otros argumentos “Cuando me case todo será mejor”…

El futuro siempre será mejor, y lo peor siempre dejamos en el pasado, sin embargo afirmamos “Todo pasado fue mejor” Sin duda nuestra mente corre como una liebre entre muchas ideas, que no son hechos.

La felicidad es un estado de ánimo positivo, ¿Pero cómo lograrlo? El pasado puede servir para rescatar lo mejor y permitir una sonrisa, una emoción, el futuro pude servir para soñar, tener esperanzas y permitir otra sonrisa. Pero estamos en el presente, ¿Qué nos pude dar el presente para nuestra felicidad?

“Si mi negocio me diera millones”… olvidemos el futuro, olvidemos el pasado, paz con nuestras acciones erradas y con las personas que tuvieron que ver. Lo que corresponde ahora mismo es tomar acción.

Por ejemplo ser más amable con la persona que tiene cerca puede provocar un ambiente de felicidad y si prolongamos esta actitud por mas minutos en el día, ¿Tal vez por más de 21 días? Entonces ya eres feliz sin poses, sin advertencias de que prepares una sonrisa.

Pensamos que la alegría viene del dinero, por eso nos esmeramos en estar en los mejores negocios, corremos por los benéficos sin entender los riesgos. Luego pasan los años y entendemos que la felicidad no viene del dinero, sino de la actitud que tenemos ahora mismo.

¿Cuántas personas pueden decir que son felices con lo que haces?

¿Qué les sirve lo que haces? La felicidad se multiplica con las personas, el negocio crece con las personas. La felicidad en estado físico es la luz, pon mucha luz en tu negocio, también es movimiento, pon mucha actitud en tu negocio.

Imagen Linhngan
Publicado en Autoestima

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *