Inversores Privados

privadoLa presencia de inversores privados en el mercado, es  una de las tendencias que más claramente se repite en los negocios de hoy en día.  ¿Qué cosa pueden tener en  el auspicio de un emprendimiento, un proyecto de comunicación o el mantenimiento de un equipo de futbol en común? La respuesta es bastante sencilla de responder, ya que la presencia de inversores privados es totalmente indispensable  hoy en día en cualquier actividad en el mercado

Uno de los espacios en donde las inversiones se hacen más presente en el  día a día, es en la destinada a la producción de alimentos gourmet. En los países ricos en viñedos, como Argentina, Sudáfrica, Chile o Australia, no debe extrañarse la presencia de inversionistas en la producción vitivinícola. Algunos de los ejemplos en donde con una simple inversión se pueden formar parte del directorio de una bodega son los de México o Argentina. A menudo, dentro del paquete de opciones que se presentan a los futuros inversores se suele ofrecer la posibilidad de adquirir una parcela del territorio productivo. De esta manera, la producción queda en manos de los especialistas, mientras que quienes pusieron el dinero solo reciben las regalías como producto de las ventas.

Uno de los lugares en donde más han crecido los grupos de inversores privados, ha sido  en el negocio deportivo, sobre todo en los deportes masivos como  lo son el fútbol, basquetbol o  beisbol, donde a menudo los jugadores de futbol pertenecen a distintos  grupos de inversionistas, o bien, son las instituciones deportivas, las que reciben las inversiones de estos actores económicos, convirtiéndose en los virtuales dueños de los clubes. Esta presencia de los inversionistas , en el mercado del deporte, por ejemplo, han originado una liga de baloncesto paralela en China, ya que un grupo  de accionistas estadounidenses con experiencia en el deporte, pensó que era una buena idea explotar el mercado de la liga del baloncesto en China.  El anterior, sin duda, es un buen ejemplo de cómo una tradición deportiva, se puede convertido en un excelente negocio que pueda generar ganancias.

A menudo, el ingreso de capital privado a algunas aéreas sensibles puede generar suspicacias y es a menudo lo que sucede con la adquisición de los medios de comunicación por parte de capitales privados.

No ha de extrañarse, que cuando algún medio independiente tiene problemas financieros termine incorporando capital ajeno al medio para poder continuar funcionando. Es en estos casos en donde se puede hablar de un problema para la empresa, ya que no siempre resulta beneficioso para los dueños del medio. A menudo, estos grupos tienen intereses diferentes a los que pueden llegar a tener en los dueños del proyecto. Por eso, para poder evitar contratiempos, lo mejor de todo es saber con quién se va a negociar, para luego, no tener que soportar ningún tipo de sorpresa poco deseable en la línea editorial del medio.

Tal vez, una de las principales claves para tener en cuenta a la hora de comenzar a pensar en inversiones externas para un negocio propio, es informarse un poco sobre lo que han hecho con anterioridad y cuál es el tipo de resultados obtenidos en su gestión empresarial.  Hay que tomar en cuenta que no todos los fondos privados les va bien siempre, ya que también pueden fracasar. Por ejemplo,  muchos fondos que se encargan de comprar  empresas en problemas para después quebrarlas. Un excelente ejemplo de lo anterior fue lo realizado por el Grupo Marsans que  invirtió en Aerolíneas Argentinas para luego hacerla quebrar de manera estrepitosa.  Por lo anterior, es necesario poder tener en cuenta con quienes  nos vamos  a sentar a negociar,  es uno de los primeros puntos que necesariamente hay que tener en cualquier tipo de negociación que implique inversión externa.

En otros casos, las compañías optan por recurrir a financiamiento de tercero, cuando notan que ya han llegado a un límite, y que para expandir aun más sus propias capacidades, como estableces nuevos mercados o nuevos canales de venta y que por sus propios medios no pueden hacerlo. En esos casos se plantea la situación a los futuros socios, quienes decidirán la forma en que pueden implementar un plan de negocios en que ambas partes se vean beneficiadas.

inversorPor estos días, una de las más importantes informaciones en el mundo empresarial, está vinculada con la decisión de una de los más grandes fabricantes de ordenadores del mundo, la compañía Dell, de entablar negociaciones con fondos de riesgo con el fin de conseguir dineros frescos.  Claramente, esta noticia llegó a ser una de las más leídas, dada la magnitud de Dell. Si se llegase a concretar, esta operación sería una de las operaciones más importantes de este tipo desde el inicio de la crisis financiera global  que comenzó a mediados de 2008 y que aún no tiene perspectivas de terminar. En el caso de Dell, lo llamativo de la acción fue que sin lugar a dudas, no es tan común que se presente la posibilidad de hablar de inversionistas en una empresa de tal magnitud. Por lo general, la idea de recurrir a capital externo es muy común en las medianas y pequeñas industrias, en donde la exposición es menor y por lo tanto también lo son los márgenes de ganancia que pueden lograr los inversionistas como los dueños del emprendimiento.

Pero no solo ello. Hay un punto por demás importante y está  necesariamente vinculado con la crisis y el sector financiero en general. Por lo general, la idea de inversionistas aparece de forma mucho más fuerte en los contextos de crisis económica, ya que la tradicional fuente de capitales, el  sistema bancario muchas veces no se arriesga en inversiones poco convencionales, o valga la redundancia,  las que serían peligrosas o arriesgadas. Esto, es una de las primeras razones por la cual, las pequeñas y medianas empresas se refugian en los inversionistas privados, ya que desde su lugar puede convertirse en una de las pocas alternativas en las cuales confiar y poder lograr fuentes de financiamiento para su expansión y desarrollo.

La necesidad de dinero para poder expandir la producción o para seguir manteniendo un negocio, parece ser tarea casi imposible en los tiempos que corren. En los últimos años, fueron muchos los emprendimientos o pequeñas empresas en países del sur de Europa, como por ejemplo España, que se vieron beneficiados por  la presencia de inversores privados provenientes de mercados emergentes como por ejemplo Rusia o India.  Mucho del dinero destinado a la construcción de grandes cadenas hoteleras en ciudades importantes, se financian con capitales provenientes de países como Rusia, o de países ricos en petróleo, como los Emiratos Árabes Unidos. Pero volviendo al caso de las pequeñas empresas, estos capitalistas pueden ofrecer dinero, con muchas menos reglas que las que pone un banco a la hora de otorgar dinero a través de un préstamo personal.

fondosSin lugar a dudas, este tipo de inversionistas han llegado para quedarse en los tiempos de crisis,  ya que pueden solventar una necesidad que ninguna otra institución bancaria o crediticia estaría dispuesta a hacer. Este vacío institucional ha sido bien aprovechado, y hoy los inversores privados son uno de los actores económicos más activos de la economía mundial en estos tiempos de crisis global. Pero ¿podrán mantener su posición tras la crisis? Habrá que ver.

Ahora bien, se encuentra en la búsqueda de inversores privados, algunas de las siguientes observaciones, puede llegar a serle de utilidad.

Trate de buscar socios con experiencia en el rubro que está buscando consolidar. Pero no solo eso, sino que además tenga algún tipo de conocimiento en el mercado en donde se desarrolla la idea. De esta manera, el capital que aporte, tendrá mayor posibilidad de éxito.

La elección de un inversionista debe ser muy pensada y consensuada por cada uno de los miembros, ya que a menudo uno de los requisitos que ponen los terceros es tener participación en una parte de la compañía con lo que el titular de la misma, se verá obligado a ceder al menos una parte de la empresa.

Estos puntos, invitan al empresario a que no tome una decisión apresurada al respecto, si no que se tome todo el tiempo necesario para poder discernir cuales son las alternativas que se presentan, y cuál es el mejor escenario de cada uno de los inversores propone.

No hay que perder de vista que el ingreso de inversionistas en un emprendimiento propio va a cambiar la habitual composición o la forma en que se realizan las actividades propias de los emprendimientos, como por ejemplo los tiempos  de decisión. Una vez que se constituye un directorio, el tema de ponerse de acuerdo, tendrá un aspecto mucho más complicado, ya que la presencia de los inversores le imprimirá una dinámica muy diferente a la que se tenía antes de llegar a un acuerdo.

Del mismo modo, también se limita la libertad de elección, ya que deberá estar acordar las decisiones con el resto del directorio.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *