Clima propicio para inversion en el mercado forex

Hace un tiempo cuando pensaba en negocios no me imaginaba que el dinero podía ser objeto de negocio, es decir el dinero en si mismo en sus diferentes denominaciones.

Veía cambistas de dinero en las calles y puertas de bancos pero no podía ver más allá de eso. Bueno, ahora ya se que existe un enorme mercado de compra venta de monedas o divisas llamada mercado forex.

Comprar y vender monedas de otros países es una opción de inversión muy rentable al que todos pueden acceder aun con capitales muy pequeños.

Con el avance de la tecnología de la comunicación, con mucha facilidad nos enteramos de las mejores opciones de inversión e incluso de los mejores mecanismos.

Profesionales expertos brindan sus servicios a un número mayor de personas, algo que hace apenas unos años solo estaba restringido a los inversionistas de oficio.

El mercado forex ahora esta al acceso de un inversor con 50 dólares, incluso quien invierte 50 dólares pude ser llamado ahora un inversor y gestionar sus finanzas hacia la fortuna.

“Prácticamente en cualquier zona del planeta, ya sea Frankfurt, Londres, Nueva York, Tokio o Hong Kong, se puede encontrar a algún inversor que esté comprando o vendiendo moneda”, explica Joseph Miller, quién cuenta con más de 25 años de experiencia en el mercado de divisas.

Recuento histórico de forex

Antes de la segunda guerra mundial, el tipo de cambio entre las monedas era fijo y se hacia reajustes de acuerdo al precio del oro.

Después de la segunda guerra mundial, hasta 1970, el oro se reemplazo por el dólar como indicador de valor de las monedas del mundo y tampoco había grandes cambios en los valores de las monedas.

A principios de la década del 70 se libero el valor de las monedas a la oferta y la demanda, dando origen a lo que hoy es el mayor mercado de negociación del mundo.

En la década del 70 toma fuerza la inversión en forex.

“Los agentes autorizados para participar en el FOREX y, por lo tanto, habilitados para hacer grandes negocios, son los bancos centrales de los países y entidades comerciales, bancos de inversión y las corporaciones internacionales. Pero, aunque parezca increíble, hasta los inversores individuales pueden llegar a hacer muy buenos negocios”, asegura Miller.

Imagen por ppcv

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *