Innovación empresarial: afrontando nuevos desafíos

innovacion empresarialLos tiempos avanzan cada vez con mayor velocidad y, así como tenemos una percepción muchísimo más acelerada a nivel individual, esa misma aceleración se proyecta en los ciclos económicos. De esta forma, las empresas necesitan modernizarse constantemente para estar a tono con la realidad que las circunda.

Ampliar el campo tecnológico, renovar maquinarias y capacitar al personal son los ejes fundamentales de la innovación empresarial que toda organización debería transitar. Esta actividad está también íntimamente con los recursos humanos de las corporaciones y requiere de la máxima ejercitación de todas las habilidades creativas.

Para comenzar a planificar una innovación empresarial, es menester generar un listado de preguntas adaptadas a la actividad que desarrolla la empresa. Vamos a trabajar sobre un ejemplo para ir observando los cuestionamientos a realizarnos. El ejemplo será una fábrica de helados artesanales con venta al público en local comercial.

-¿Es necesario innovar? Claro que es necesario. No importa cuál sea la actividad de la empresa, siempre es preciso modernizarse. En este caso en particular, es importante evaluar que la competencia seguramente se encuentra en las empresas que generan helados industrializados, por lo que la innovación recaería en agilizar los procesos productivos al máximo sin perder lo artesanal. Hay muchas formas de lograr esto, ya sea invirtiendo en recursos humanos o en espacio físico. Como en nuestro ejemplo también hay venta al público y un local en el que los clientes consumirán sus helados, la innovación puede surgir por el lado de la atención, por ejemplo, o de las comodidades que el salón puede tener para ofrecerle a los visitantes.

-¿Qué es necesario antes de emprender este proceso? Realizar un minucioso análisis de mercado para identificar en qué situación se encuentra la competencia. Si el resto de las heladerías ha innovado en gran medida, nuestra heladería no puede bajo ningún concepto quedarse atrás. Si la innovación de las empresas del mismo rubro es poca o nula, no estaría de más ser la empresa impulsora del cambio. Después de todo, a quienes más les llegan los beneficios de esta modernización es a los clientes y consumidores de nuestros productos, que siempre agradecerán que se agilicen los tiempos y se mejore la calidad, tanto del producto como del entorno.

-¿Cuáles son, puntualmente, los elementos que es necesario innovar?  Siempre esta respuesta dependerá de los resultados del mercadeo o estudio de mercado realizado previamente, pero en general hay algunos puntos que no pueden ser obviados. Por ejemplo, en materia de recursos humanos, innovar no significa estimular la rotación de personal despidiendo gente con antigüedad y contratando empleados nuevos, sino, por el contrario, capacitando y formando a los existentes en nuevas tecnologías y en modernas técnicas tanto de producción como de atención al público. Si es necesario, también se deben realizar inversiones en maquinaria, aunque no es necesario actualizar todas las herramientas, sino solo aquellas que realmente lo requieran porque su funcionamiento o su estado han quedado obsoletos.

En términos de seguridad e higiene laboral también casi todas las empresas se van quedando atrás con las nuevas normativas, por lo que tendrán que adaptar sus instalaciones y elementos de protección personal y sanitaria a los requerimientos que las legislaciones existentes al momento de innovar imponen. Aunque pueda parecer un dato menor, lo respectivo al mobiliario y a la decoración del local también debe ser adaptado a los tiempos que corren, no solo por una cuestión de tendencias en moda, sino también de comodidad.

Las herramientas contables y administrativas también tienen que ser renovadas para agilizar las gestiones competentes, así como las inscripciones al pago de determinados impuestos y, lógicamente, los costos de los productos en función de los costos de materias primas, recursos humanos, alquiler, mantenimiento de máquinas y demás factores que el comercio deba tener en cuenta.

-¿Cómo se lleva a cabo la innovación empresarial? No existen fórmulas para efectuarla, aunque sí algunos procedimientos que pueden ser de utilidad, sobre todo teniendo en cuenta el ejemplo. Una vez respondidas las preguntas anteriores, se sabrá cómo está la situación en general de las otras fábricas de helado artesanal, cuáles son los recursos necesarios para implementar los cambios y qué partes de la organización es necesario innovar para alcanzar la meta.

Todos los cambios atraviesan diferentes fases, que van desde la resistencia hasta la adaptación y la aceptación. En este caso, el recurso que más inconvenientes tendrá en transitar esta innovación empresarial será el humano, pero en ningún caso esto se deberá a un desinterés o a una personalidad quedada. La resistencia al cambio es una característica típica de las personas en cualquier ámbito en el que se vaya a modificar una conducta aprendida y practicada durante un período de tiempo por una nueva desconocida, cuyas consecuencias no son comprobables; sin embargo a los recursos humanos dedicaremos un párrafo aparte más adelante.

La modalidad para implementar los cambios necesarios para poner a tono una heladería dependerán en gran medida de cómo los esté implementando la competencia. Muchos alegarán que siempre alguien tiene que comenzar, así que si esta vez te toca a ti, las recomendaciones serían que comiences modernizando la maquinaria, los muebles y la decoración, dentro de lo posible manteniendo uno o dos días el local al público cerrado. Luego deberás capacitar al personal en la utilización de las nuevas herramientas de trabajo, y finalmente generar una intensa campaña de marketing basada en estos hechos.

Como anteriormente expresamos, innovar en términos de capital humano requiere un espacio apartado, pues es necesario que se entienda a la perfección su desarrollo. Las personas, sin importar sus rasgos particulares o lo emprendedoras que sean en materia individual, tienen una fuerte tendencia a acomodarse en las rutinas y a quedarse en lo conocido, experimentado y que trae seguridad. La mayoría de quienes trabajan para empresas en relación de dependencia cumplen con este patrón, por lo que la motivación será fundamental para implementar la innovación empresarial.

Pero, ¿qué es la motivación? Existe un gráfico que refleja a la perfección la jerarquía de necesidades humanas, que es la llamada “pirámide de Maslow”. En ella, es posible observar que la base se encuentra relacionada a las necesidades fisiológicas, como lo son la alimentación y el descanso, entre otras, le siguen las de seguridad, en relación a la educación y la salud por ejemplo, luego las de afiliación, que tienen que ver con los contextos afectivos de los seres humanos, las de reconocimiento y el respeto, y, finalmente, las de autorrealización. Para entender cómo motivar a un hombre o a una mujer, primero es necesario establecer en qué parte de la pirámide se encuentran hoy sus necesidades satisfechas.

En general se tiende a pensar que el motor de las personas es el dinero, pero son numerosos los estudios que demuestran todo lo contrario: muchas veces es más útil un reconocimiento que un aumento de sueldo.  Esto significa que mediante un análisis  personal de cada uno de los empleados se determinará cómo hacerlo desear el cambio que la empresa está necesitando.

Una vez que la palabra innovar y el proceso generado es aceptado por el pilar humano de la organización, el resto será mucho más sencillo. Solo restará capacitar a las personas y entrenarlas para que se adapten a la utilización y optimización de las nuevas herramientas y técnicas. De todas formas, es importante destacar que este tipo de formaciones no deben ser como aquellas a las que se les llama “de manual”, sino procurando que el empleado entienda paso a paso la necesidad de ese cambio, por qué será mejor hacer las cosas de esta nueva forma y no de aquella en la que venía realizándolo hasta ahora.

Planificado el proceso de innovación, solo restará ponerlo en marcha, hacerlo realidad. Es posible que sea necesaria una serie de recursos económicos y financieros con los que la empresa no podrá contar, pero siempre tendrá la opción de disponer de un crédito para hacerle frente a los costos que la modernización requiera para su realización.

Hay que tener en cuenta que lo anteriormente expuesto se condice linealmente con el ejemplo propuesto en el segundo párrafo, pero que es fácilmente adaptable a cualquier emprendimiento en el que se desee innovar. Si se siguen los pasos planteados, es decir, evaluación de la necesidad, mercadeo, identificación de los elementos claves y planificación del proceso, todo será mucho más sencillo y sus resultados notablemente más fructíferos.

Es importante recordar y resaltar siempre que mientras más prolijidad se invierta en los procesos, mejores serán las consecuencias que traigan los cambios. Cambiar no es solo modificar una acción para convertirla en otra, sino optimizar todas las instancias para llegar a los fines más beneficiosos para la empresa, para el personal de la empresa, para los consumidores de los productos de la organización y para la comunidad en su conjunto.

Artículo colaboración de: Marina Guillermina Leda

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *