Por que nada nos basta para iniciar un emprendimiento propio

Hay muchos factores emocionales que nos impiden iniciar un emprendimiento propio, de ahí es que necesitamos dar una mirada a la persona que somos si tenemos dificultades para salir adelante con un negocio. Estoy leyendo el blog de Psicoterapia Gestalt donde se pregunta ¿Por que nada nos basta?

Como iniciar un emprendimiento propio con poco dinero
Es frecuente ver que aunque la gente tiene no le basta, incluso se lamenta de algo, si no tiene sufre por tener. La gente ama y se pregunta ¿Por que ama? y si no ama se siente solo. Incluso cuando encuentra el amor de su vida se va con otra persona. ¿Vivir inconformes es una necesidad?

Cuando nuestra vida esta llena de dudas, sin satisfacciones, sin poder cumplir nuestros pequeños retos, cuando no nos sentimos confiables para nosotros mismos ¿Que hacemos para iniciar un emprendimiento propio? La mayoría busca un empleo, y los mas arriesgados buscan oportunidades de negocios que tengan brillo propio. Pero…

Quizá no lo sepas, pero la mayoría de emprendedores fracasan en sus primeros retos, y así tiene que ser, pero muy pocos entienden que el fracaso solo es para aprender a levantarse. La mayoría no asume responsabilidad y atribuyen el fracaso a alguna falla  de la oportunidad de negocios, se quejan y abandonan solo para seguir buscando una oportunidad mas brillante, que les funcione.

No nos damos cuenta que la mayor oportunidad para lograr el éxito en la vida esta y nace en nuestro interior. Todo negocio en realidad es relaciones, si tienes dificultades para tener éxito en tu negocio, la gran verdad es que tienes dificultades para relacionarte con las personas. Es ahí donde tienes que mejorar, correr por otra oportunidad simplemente postergara tu progreso.

Imagina solo si tu cambiaras tu manera de pensar de otros ¿Mejoraría tu ración?, por ejemplo los comprenderías, y si encontraras algo positivo en la gente ¿Con qué alegría te comunicarías con ellos? Imagina, si solo cambiaras tu manera de actuar ante la gente los servirías mejor, los harías felices.

Si aceptaras a la gente tal como son, sufrirías menos. Si desearas el bienestar de los demás, serias feliz. Si criticaras menos y amaras mas, ¿Cuantos amigos ganarías?

Si asumieras que tus errores son tu total responsabilidad y comprendieras tus defectos, y cuando estos se presentan asumieras que necesitas cambiar (es una oportunidad), agradecerías ese momento. De esa manera no solo mejorarías tus posibilidades de lograr que tu emprendimiento propio sea exitoso, también mejorarías tu hogar y tus relaciones con las personas.

Ahora repitamos para nosotros las siguientes frases:

  • Si yo cambiara el tener más por el ser más, podría servir mejor a mis clientes potenciales.
  • Si yo cambiara de ser YO, a ser NOSOTROS, pensaría en ganar ganar con mi equipo de trabajo y clientes.
  • Si yo cambiara el querer dominar a los demás, por el autodominio, podría conocer mejor mis talentos.
  • Si yo dejara de mirar lo que hacen los demás, seria mas productivo haciendo mi trabajo.
  • Si yo cambiara el competir con los otros, por el competir conmigo mismo, sería cada vez mejor.
  • Si yo asumiera que soy responsable de lo que me pasa, y no culpar a los demás, tendría mas poder para lograr un cambio en mi vida.

Nunca nos bastara correr por una oportunidad de negocio o un producto para iniciar un emprendimiento propio, siempre nos faltara algo, pero encontraremos el mejor potencial para lograrlo si recurrimos a nuestros talentos, a mejorar nuestra relación con nosotros mismos y con las demás personas.

Imagen por John Freeland