Un líder necesita incentivar la colaboración, 4 cosas a cambiar

Las grandes empresas nos dan una fabulosa lección cuando forman equipos e incentivan la colaboración, pero es algo que no sucede solo por juntar personas que quieren ser parte de un equipo, se necesita algo como un director de orquesta para que todo ese talento suene a música.

liderazgo_1m

En un equipo de emprendedores lo que importa es que de den las condiciones para que cada miembro sienta que se agrega un valor a su persona y los demás miembros. Siempre nos recomiendan enfocarnos en lo que mas nos apasiona, pero ¿como lograrlo? A continuación algunos cambios que pueden hacer una diferencia para incentivar la colaboración en un equipo de trabajo.

1.- Ya no mas a los cambios oportunistas

No me deja de impresionar que ahora que la mayoría de los medios escritos online tienen espacio para que sus usuarios opinen, un alto porcentaje de las “opiniones” se dedican a destruir y criticar, sin agregar valor en lo más mínimo. Cuando un artículo habla sobre un nuevo emprendimiento o startup, la crítica es aún mayor y muchas veces sin sentido.

En los polos de emprendimiento consolidados, como Silicon Valley, las personas se apoyan entre ellas y se fomentan a hacer más y mejores cosas. ¿Por qué entonces nosotros solo nos criticamos? No encuentro la respuesta, pero sí estoy seguro de que eso tiene que cambiar si queremos ser un país que promueve el emprendimiento. No me mal interpreten: me encanta la crítica, pero la crítica que agrega valor y que nos ayuda a mejorar.

2.- No todos quieren ni pueden ser emprendedores, ¡por suerte!

Hay que ayudar en lo que las personas desean ser ayudados, pero no tomando en cuenta lo que dice su mente, sino lo que dicen sus aptitudes. A veces un águila se puede sentir gallina, hay que ayudarlo a volar, no a calentar huevos.

Así como hay personas que no se imaginan empleados, hay otros que por ningún motivo tomarían el camino de ser emprendedor. Este equilibrio es fundamental. Ojo, porque estos caminos distintos no tienen por qué ir simplemente en paralelo: debemos tener la capacidad de compartir con otros que no comparten nuestros intereses y, dentro de lo posible, ayudarnos.

Muchas veces no nos damos cuenta que un momento de felicidad futura de otros está en nuestras manos. Normalmente nadie nos pedirá cosas grandes o que requieran mucho dinero: por lo general, las personas nos pedirán cosas simples y que no nos costará mucho hacer.

3.- No te avergüences en sociedad, simplemente brilla

En emprendedor se forma en la acción, al comenzar no gana por acertar sino por experimentar, y obvio siempre habrán caídas de las que la gente se reirá, como con un ciclista novato. Luego cuando brillas, todo cambia.

Al principio pensé que esto era necesario solo para los emprendedores, quienes, por lo escaso de los recursos con que cuentan, muchas veces deben transformarse en sus propios canales de marketing y estar en una constante auto-venta.

Pero la verdad es que el consejo aplica para todos: hoy estamos viviendo una transformación donde cada vez hay más reuniones informales y meetups de temas específicos, donde el verdadero valor no está en escuchar al que presenta, sino en hacer “networking”: conversar con otros y generar una red de ayuda desinteresada, porque como dicen por ahí, muchas veces más vale tener un amigo que plata.

4.- Una gran idea de negocio sin desarrollar no sirve de nada

Hay muchísimas personas que tienen grandes ideas, de hecho todos podemos ser creadores, pero se lo guardan para ellos no la cuentan por temor a que les copien. Si ustedes son uno de ellos, ¡no lo hagan más! ¿Por qué no?

  • Contar mi idea tantas veces como sea posible me sirve para ir mejorándola. Al repetirla varias veces, puedo ver qué es lo que se puede mejorar,
  • Contar nuestra idea es el mejor (y más barato) método de investigación de mercado. A todos nos encanta opinar, por lo mismo, mientras a más personas les cuente mi idea, más feedback voy a tener y por lo tanto más mejoras voy a poder hacer (asumiendo que no somos chaqueteros y que los demás están interesados en ayudar desinteresadamente).

Muchos emprendedores están trabajando con muchas ganas, pero están solos, ellos necesitan incentivar la colaboración, las relaciones con mas personas, no solo consumidores, también colegas y admiradores. Cada emprendedor necesita promover  con el ejemplo trabajando en su educación financiera y emocional.

El ejemplo es la mejor cultura para promover el emprendimiento, la interacción, la diversidad y el respeto por lo demás. Una cultura en donde la prioridad sea promovemos a nosotros mismos. Así formaremos un círculo virtuoso que tendrá brillo propio y atraerá a mas interesados.

Enlace FayerWayer

Imagen por vancouverfilmschool