Ideas Millonarias

ideas millonariasAlgunos han tenido suerte y han hecho negocios millonarios con ideas increíbles. Algunas en el mundo de Intenet, otros en por las vías tradicionales, historias de ideas millonarias que no dejan de sorprender incluso cuando pasa el tiempo.

Million Dollar, Baby

Hace algún tiempo, cuando Alex Tew era incluso más joven, tuvo una idea,  tan simple como tonta, pero que le ha generado ganancias impensadas. Fue así que nació  The Million Dollar Home Page. Este joven, decidió armar una página, algo así como una gran pizarra de 1 millón de pixeles. Cada uno delos pixeles valía un millón. En ese (o en esos pixeles) pixel se podía alojar una imagen y un link que lo rediccionara hacia una URL. Con solo apoyar el mouse sobre la imagen, se puede ver el link del sitio al que pertenece.

million dollar pixelLa respuesta fue un éxito. Alex Tew, logró vender ese millón de pixeles, y recaudar así ese millón de dólares que le permitía financiar la carrera. Los últimos mil pixeles, se comercializaron a un costo mucho más elevado, ya se comenzaron a rematar por e-bay, por eso lo que se terminó por recaudar fue algo así como 1 millón, 38 mil dólares.

Para ello, Alex, unicamente debió pagar el costo del dominio, algo así como unos 50 euros y el mantenimiento del dominio, que ha sido mínimo en comparación con lo recaudado.  Con este proyecto, se puso en evidencia lo poderoso que puede ser la web cuando se tiene una buena idea. ¿Qué les parece la primera de estas ideas millonarias?

Santos cartuchos

reciclado tintaEsta historia es increíble, y además es un buen exponente de ideas millonarias. Como muchos de estos proyectos, nació por casualidad. Un monje de la orden cisterciense, que funcionaba cerca de Madison  un día necesitaba conseguir un cartucho laser para su convento y cuando fue a comprarlo, notó que los precios eran mucho más altos de lo que tenía presupuestado. Es así que comenzó a analizar de qué forma podía reciclar estos cartuchos, para ahorrar dinero y poder aprovecharlo en el armado de otro tipo de programas de caridad en la que trabajaban usualmente.

En un momento, pudieron encontrar la forma de reciclar estos cartuchos, es ahí donde tomaron conciencia que este aporte no solo le vendría bien al convento, si no a muchas personas y empresas que en sus casas tenían este tipo de impresoras laser.  La idea era redonda, ellos gastarían menos y a la vez tendrían mayor cantidad de ingresos para financiar las obras que realizaba la orden.

Al principio los resultados no eran los esperados, apenas si podían conseguir  para costear los gastos en producción, hasta que un día se toparon con especialistas en mercado y publicidad. Ese año, en el 2003, aumentaron sus ventas en un 700 por ciento.

El boca a boca iba creciendo, y las compañías que comenzaban a comprarle los cartuchos lograban reducir los costos de entre un 30 a un 60 por ciento.  El proyecto de los monjes comenzaba a tener forma de una de las mejores ideas millonarias

Con el tiempo el éxito de los monjes fue creciendo, así también como su fama, por eso no tardaron en comenzar a dar clases o capacitaciones de reciclaje industrial de cartuchos.

Se estima que la ganancia de los monjes ha superado los 25 millones de dólares.

Hacerse millonario con unas pelotas.

antennaballsIncreíblemente, alguien se ha hecho millonario con pelotas y no es futbolista. Se trata de Jason Wall un joven que está detrás de Atenna Balls. La verdad, es que mucho se preguntarán como hizo para hacerse millonario con un “invento” tan sencillo, pero la verdad que lo logró.

Jason Wall, se encargó de diseñar diversos motivos para poner en las bolas que la gente pone en la antena de los vehículos. Tan sencillo como ello, las personas aman personalizar su auto, y este accesorio está pensado en ellos. Antes la gente le ponía hasta pelota de tenis en la antena de su auto, lo que logró el joven Jason Wall fue  que la gente comenzara a poner en sus autos, los diseños que él  había creado y que van desde una pelota de básquet,  o una flor, o una niña de estilo de películas del oeste con dos trenzas  y un sombrero. Además hay diseños, especiales para Navidad y Halloween.

Wall detectó la falta de diseños interesantes, entonces se puso en contacto con fabricantes para poner en desarrollo su idea. El producto fue un éxito, en poco tiempo, las grandes cadenas de retail en Estados Unidos, comenzaron a comercializar el producto. Claro, que en un primer momento se vendían en las gasolineras hasta que llegó, por ejemplo a Wal Mart y allí el “invento” explotó.

En un par de años, este joven californiano se volvió millonario. En la actualidad sus diseños se comercializan por la red. Incluso,  lanzó una línea de productos “Premium”.

Mamá fashion

bolsos para bebeAhora la mayoría de las tiendas ofrecen bolsos “lindos” o “trendy” para las mamás, pero esto no sucedía hace menos de 10 años. Esta también es una historia que vale la pena contar entre tantas ideas millonarias. Christie Rein vive en Texas, luego de tener a su bebé, allá como por el 2004 se dio cuenta de lo feos y poco prácticos que eran los bolsos para llevar  las cosas de su bebé como pañales, artículos de limpieza, alimentos, mamaderas, ropas. Esto la angustió bastante, por lo que le comentó este problema a su marido, y empezaron a buscar prototipos que le permitieran encontrar el bolso ideal, que se vea lindo y fuera práctico. Ella miró el bolso de su recién nacido y sintió automáticamente que ese bolso no estaría con ella por mucho más tiempo

Trabajaron en el diseño, por poco menos de un mes.  Luego, comenzaron la confección de los primeros. Al poco tiempo, la pareja conseguía un reconocimiento por parte de una organización que apoyaba la difusión de nuevos proyectos elaborados por jóvenes emprendedores. El sueño de Christie y su marido ya comenzaba a hacerse fuerte en Florida, la idea no tardó en difundirse por el sur primero y después por todo el territorio completo de los Estados Unidos.

En poco tiempo, se convirtieron no solo en un referente en materia de moda y maternidad, ya que su bolso para llevar cosas de bebés era realmente inédito para el mercado hasta el momento, si no que también se convirtieron en millonarios. En el primer medio año facturaron casi 200 mil dólares.

En su página web hoy se puede comprar desde cualquier parte del mundo. La compañía hoy cuenta con más de 20 modelos diferentes.

Autoestima desde niñas

Uno piensa que ya ha leído de todo, hasta que nota que hay gente que ha llevado a cabo ideas millonarias que nunca se nos hubiera ocurrido. Y una de esas ideas que son geniales, pero que claramente se les ocurrió a alguien antes que a nosotros, es una colección de libros de autoayuda para niñas preadolescentes.

La responsable del proyecto ha sido Ellen Langas Campbell que a los 47 años se planteó la mejor forma de ayudar a las niñas. Según ella, hasta no entrar a la Universidad, no sabía que existían otras opciones de vida que no fuera ser secretaría. En ese sentido, señaló que era necesario abrirles los ojos a las niñas y mostrarle que hay un universo de cosas posibles, diferente a ser secretarías.

Ese fue el objetivo de la autora, cuando comenzó a escribir una serie de libros de inspiración pensado en chicas de 8 a 12 años, edad ideal para mostrarle que pueden llegar lo más alto que sus cabezas imaginen.

Se trata de una serie de libros en donde se presenta a un personaje femenino de ese rango etario. Cada libro contiene un personaje principal que cuenta historias relacionadas con determinado mundo laboral. Por ejemplo, uno de ellos Will Stephanie Get the Story? Cuenta los pormenores del mundo de la prensa y el periodismo. Otro de los libros, Rainsing the Roof, en donde cuenta como una niña, puede ser tomada en serio en el mundo de la construcción, que a simple vista parece un espacio solo dedicado a los hombres. Otro de los títulos de la colección “Girls know how” es Smart Alex, que presenta el mundo de la educación.

Como hemos dicho más arriba, esta colección de libros, le presentan a las niñas antes de entrar a la adolescencia una serie de temas y problemas que pueden ir cambiando su manera de conocer y enfocar la vida. El objetivo de la autora, fue hacer entender que las mujeres son mucho más que la clásica imagen en donde se las estereotipa como si se trataran personas que únicamente salen a hacer compras, o las que solo pueden acceder a un empleo mediocre.

Claro está que contándoles a las niñas que otra vida es posible, Ellen Langas Campbell ha logrado volverse millonaria.

Y te has sentido motivado por alguna de estas ¿ideas millonarias?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *