3×6 pasos antes de considerar ideas de negocios como desempleados

¿Que opciones le queda a un desempleado? Si estas pensando en desarrollar algunas ideas de negocios es importante que veas algunas cosas indispensables para asegurarte el éxito, de lo contrario los errores te van a tumbar.

idea_negocios_2jn

Según los noticieros, solo en España el 61% de los desempleados no tiene esperanzas de encontrar trabajo a lo largo del 2013. No tiene sentido esperar que las soluciones lleguen del gobierno o los empleadores, hay que tomar las riendas.

Hay un libro muy bueno (El Arte de la Guerra) que nos habla de “como analizar al enemigo” para sacar ventaja. Pero al estar desempleados, el enemigo es uno mismo.

Es decir, somos nosotros mismos los que decidimos ganar o perder la batalla contra el desempleo en función de nuestra actitud para afrontar la situación. Pero no sabemos como hacerlo, en especial cuando consideramos algunas ideas de negocios como solución de nuestra salud financiera.

En “El Arte de la Guerra” Sun Tzu nos explica la necesidad de conocer al enemigo a fondo si deseamos ganar la guerra. ¿Como conocer al enemigo que hay en nosotros mismos?

Pasos antes de considerar ideas de negocios

1.- Evaluación exhaustiva

En  primer lugar, debemos de hacer una evaluación exhaustiva, racional y sincera de nuestras debilidades.

2.- Gestionar fortalezas

Posteriormente, debemos de saber gestionar nuestras fortalezas de una forma eficaz.

3.- Dividir capacidades

Lo más importante es saber dividir nuestras capacidades, como haría un buen general de un ejército.

Es importante que analicemos nuestras fuerzas y sepamos si nuestros ejércitos (fortalezas y talentos) se encuentran bien abastecidos y preparados para una nueva batalla.

¿Cuáles son vuestros ejércitos para maximizar resultados con una idea de negocios? Yo propongo las siguientes unidades:

  1. Motivación– ¿Sé lo que quiero? ¿Sé cómo conseguirlo y hacia dónde ir?
  2. Capacidades (instrucción) – ¿Cuáles son mis capacidades técnicas? ¿Necesito más entrenamiento o instrucción? ¿Estoy preparado para el nuevo mercado laboral?
  3. Equipo (artillería) – ¿Tengo las armas adecuadas? Idiomas, conocimientos informáticos, formación complementaria.
  4. Capacidad de evaluación y valoración. (Estrategia) – Cuando iniciamos una búsqueda de empleo observamos lo que ha variado el mercado laboral. Es importante saber apreciar las nuevas tendencias en tu área profesional y saber que es lo que buscan y que es lo que puedes aportar. Cabe destacar una frase del libro que dice: “Si no sabes ser fuerte, pero tampoco saber ser débil serás derrotado.” Esto nos lleva al siguiente principio. Hay personas que en Linked In se autodenominan CEO de empresas que no han facturado un euro todavía.
  5. Adaptabilidad (prospección del terreno) : es importantísimo aparte de obtener nuevos conocimientos saber como movernos en una nueva cultura de trabajo, saber adaptarse a nuevas personas y métodos de trabajo. La mente debe de hacerse mucho más flexible para interactuar con el nuevo entorno laboral y en la vida en general.
  6. Estrategia para victoria (capitanear correctamente). Lo más importante. La búsqueda de empleo implica un método aplicado a diario, pero también una estrategia que se genera a partir de la interacción de las cinco unidades anteriores.

En “El Arte de la Guerra” podemos leer:

Si conoces a los demás y te conoces a ti mismo, ni en cien batallas correrás peligro; si no conoces a los demás, pero te conoces a ti mismo, perderás una batalla y ganarás otra; si no conoces a los demás ni te conoces a ti mismo, correrás peligro en cada batalla.

Muchos desempleados están corriendo a internet solo para ser seducidos por algunas oportunidades de negocios que brillan por arte de marketing, pero inevitablemente fracasan por carecer de formación adecuada.

Otro principio fundamental, que enuncia el autor que me ha parecido muy útil es el siguiente:

Así pues, la norma general de las operaciones militares consiste en no contar con que el enemigo no acuda, sino confiar en tener los medios de enfrentarte a él; no contar con que el adversario no ataque, sino confiar en poseer lo que no puede ser atacado.

Es decir debemos evitar posponer. Por ejemplo imagino mi vida de aquí a 5 años, los días pasaran de forma inevitable ¿Dejare que las circunstancias elijan lo que debe pasarme?

Obvio, necesito hacer un listado de lo que quiero que pase y tomar las acciones necesarias para asegurarme de que así sea. Tengo muchas ideas de negocios que no he podido sacar adelante solo por una cosa, el enemigo sigue venciendo. Finalmente ¿Quien va decidir?

Enlace Spainforemployment / Imagen por Jedimentat44

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *