Idea: Fabricar letras decorativas corpóreas

corporeasUno de los elementos preferidos por los arquitectos e interioristas a la hora de decorar, son las letras corpóreas. Ya sea solas o formando palabras, tienen un gran potencial y mucho para comunicar.

Si eres un apasionado por las manualidades y buscas un negocio gratificante, puedes dedicarte a la fabricación de letras decorativas corpóreas, relacionándote con tiendas de decoración, estudios de arquitectura o directamente con tus futuros clientes.

A continuación, todas las claves para un negocio rentable y divertido.

¿En qué materiales pueden fabricarse?
Hoy en día puedes utilizar diversos materiales como cartón, tela o madera, y recubrimientos que les otorgarán un aspecto rústico, satinado, moderno, antiguo… o lo que se necesite de acuerdo al estilo de la casa y sus habitantes o la habitación a decorar.

Por ejemplo, para el cuarto del bebé serán ideales las blandas, de tela, con estampados en tonos suaves, y en cambio si se trata de la habitación de un adolescente, las letras con luces se convertirán en el centro de atracción.

Por otra parte, si están destinadas a ambientes húmedos como la cocina o el baño, será mejor utilizar materiales como acero, plástico u otros que no resulten afectados. Un material muy versátil es el papel maché, cartapesta o cartón piedra, que te permitirá crear verdaderas esculturas.

¿Qué tamaño deben tener?
En este caso, la decisión estará guiada por la cantidad y el lugar en que desean instalarse. Por ejemplo en un departamento de un ambiente, resultan geniales dos o tres letras grandes que al mismo tiempo puedan funcionar como estanterías o mesas, pintadas de blanco o colores vivos.

Si la idea es señalizar una habitación, por ejemplo el cuarto de los niños, deben ser pequeñas para poder colocarlas en la puerta de entrada.

¿Cuáles son los detalles finales de las letras decorativas?
Una vez que las letras fabricadas, el segundo paso es su terminación. Para realizarla debes tener en cuenta el resto de la decoración del ambiente y la ubicación de las mismas.

Al momento de dar la terminación realmente puedes dar rienda suelta a tu imaginación y utilizar los más diversos materiales, más allá de las telas y pinturas tradicionales.

Por ejemplo, si se van a utilizar para decorar la habitación de un adolescente puedes utilizar páginas de revistas de cómics y, si es una niña, recubrirlas con papel de empapelar con motivos románticos.

Puedes imprimir tus propios diseños, pegarles retazos de tela o trocitos de lana, plumas, perlas, botones, convirtiendo la letra en una verdadera escultura decorativa.

¿A quiénes puedo venderlas?
Como es casi obvio, a personas en particular que buscan elementos diferentes, originales y divertidos para decorar su casa o alguna habitación, pero no son los únicos: muchas empresas buscan letras decorativas corpóreas ya que otorgan una especial calidez a los ambientes como por ejemplo la recepción.

También puedes ofrecer letras corpóreas para eventos, como una boda, una presentación de producto o un acontecimiento corporativo, ya que decoran y personalizan el salón.

¡Mucha suerte! Te deseamos en tu nuevo emprendimiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *