Idea de negocio: Helicicultura

heliciculturaUna granja de caracoles es un negocio al que también se lo conoce como helicicultura. Abraca tres áreas o tipo de actividades. La cría de los caracoles, el procesado y finalmente la venta.

Si estás pensando en montar este tipo de actividad tenes que ser paciente. No es algo que brinde rentabilidad inmediata. Además, vas a tener que trabajar con animales, lo que implica respetar ciclos biológicos. Todo lo que realices vos o la persona que esté a cargo del área de criadero debe hacerse de manera adecuada y con conocimiento previo.

Sobre los productos

Los productos que vas a comercializar son caracoles. Dentro de estos, el caracol común de jardín o según su nombre científico Helix Aspera. Este es el más utilizado por todos los criaderos por su rusticidad, fecundidad y resistencia. Además se adaptan fácilmente al cautiverio y a distintos climas. Otra característica de esta especie es ser la más consumida.

También podrás vender subproductos elaborados con caracoles como caviar y pate.

Para obtener los productos son necesarios procesos, los cuales se realizan por etapas.

Si recién empezas con la actividad, lo más recomendable es el sistema mixto. Este sistema tiene las cualidades de que gran parte del proceso productivo se lleva a cabo en ambientes controlado y otra parte al aire libre o también en invernaderos.

Seguramente estarás pensando cual es la cantidad indicada para comenzar, según expertos un número de 1000 es lo óptimo. Esto se debe a que suelen ocurrir pérdidas por deficiencias de crecimiento y mortandand.

No se recomienda iniciar el proceso de cría sin antes haber tenido experiencias que hayan permitido conocer los tiempos y ciclos biológicos de la especie.

 

Mercado

Tenes que analizar si las condiciones climatológicas de tu ciudad son adecuadas para el desarrollo de este emprendimiento.

Según estadísticas, existen algunas ya en el mundo, pero siempre se dan altas y bajas como en todos los rubros.

Cada vez crece más el consumo medio de caracoles en ciertos países. Pero siempre se debe analizar cómo son las cualidades gastronómicas del lugar, en algunas ciudades suelen ser muy requeridos para la alimentación.  En la actualidad se apoya a los alimentos ecológicos, por lo que es una buena idea a desarrollar.

Contar con un invernadero o un criadero intensivo puede ser una solución al problema de estacionalidad del producto.

En líneas generales puede afirmarse que se trata de un mercado en expansión.

 

Competencia

Para analizar la competencia y lograr hacerle frente, en primera instancia hay que analizar quienes serán los competidores. Algunos de ellos son:

 

Cooperativas o pequeñas empresas que estén emplazas en la misma zona de influencia. Esto sería competencia directa, por encontrarse en el mismo lugar y vendiendo al mismo sector poblacional.

Son competidores también los países importadores que ofrezcan el producto más barato.

También se deben considerar a los competidores indirectos, que están dados por aquellas personas y empresas que venden productos sustitutos. Los sustitutos son almejas, mejillones, etc.

El intrusismo del sector, aunque desleal, también representará una competencia. Sobre todo aquellos que venden de manera ilegal caracoles silvestres.

 

Clientela

Cuando se inicia una actividad o se pone un negocio, una de las primeras cuestiones a preguntarse es quienes serán los clientes. En el caso de la granja, los clientes serán el público en general y también otros sectores de la economía como la hotelería, restauración, el sector de conserva y los supermercados.

También serán requeridos por farmacias. Los caracoles son empleados con fines medicinales para combatir ciertas enfermedades como colesterol, problemas hepáticos, obesidad, entre otros.

Por otra parte la industria de la cosmética también los solicita para la elaboración de cremas.

También podrás dedicarte a la exportación. Algunos de los países demandantes de caracoles son Italia, Francia y Estados Unidos.

 

Localización

El lugar donde se emplace debe ser un lugar bien comunicado donde existan varias vías de comunicación, tanto para que los clientes puedan acceder como para lograr conseguir insumos. Una alternativa posible es tener el criadero en un sector y en otra zona más céntrica el local donde se vendan los productos. Pero en ocasiones esto puede representar costos elevados, sobre todo si recién se inicia con la actividad.

Es importante verificar las políticas municipales y regionales para no caer en infracciones.

Debe estar ubicada en una zona que sea posible conseguir materias primas y demás insumos. O en donde exista la posibilidad de contratar servicios a otras empresas.

 

Instalaciones

Se van a necesitar algunos secciones abiertas y otras cerradas. Entre las instalaciones están una sala de reproducción, una de incubación y de primeros momentos de cría, otra sala dedicada a la segunda etapa de cría, almacén, una oficina donde atender al público que puede estar junto a la granja o en otra parte de la ciudad, una sala de higiene y una sala o sector donde limpiar los utensilios.

Deberá existir un criadero al aire libre. También será necesario contar con un contenedor o lugar donde arrojar los residuos.

Es importante conseguir todas las licencias y cumplimentar con las normas de higiene.

Deberá existir un adecuado acondicionamiento eléctrico, correcta iluminación, ventilación y temperatura. También deberán instalarse elementos que permitan controlar la humedad. El local deberá disponer de instalaciones de agua.

Es importante que exista un acondicionamiento externo. Es decir rótulos, cierres, etc.

Con respecto al acondicionamiento interno, el local debe estar adaptado y en condiciones para su uso. Para conseguir lo anterior es necesario de instalaciones de desagües, de instalaciones para el procesado, electricidad, etc.

 

Equipamiento

Para poder tener una granja de caracoles es necesario de varios elementos El equipamiento está dado por el mobiliario común tales como mesas metálicas, sillas, jaulas, cajones en lo posible apilables, refugios de madera, vallas electrificadas para evitar la fuga, comedores y bebedores, envases, estanterías, escritorios, una cámara frigorífica, balanza electrónica y calefactor.

Como ya se mencionó en algunas líneas anteriores, una primera compra de 1000 unidades es óptima para iniciar la actividad.  También deberán adquirirse desinfectantes, bolígrafos, material descartable como guantes, etc.

Es recomendable contar con un equipo informático completo con impresora, fax y por lo menos un ordenador.

 

Sobre la financiación

Las fuentes de financiación son varias. En el caso de que se disponga de capital ya sea en dinero, en especies o en bienes de capital se estarán utilizando fuentes propias.

En caso de no poseer capital propio puede recurrirse a algún agente crediticio como bancos o prestadores.

Finalmente, también existen los apoyos a la inversión dados por el sector público. Existen instituciones que brindan créditos, descuentos y demás facilidades.

Puede optarse por utilizar una sola fuente o varias de ellas de manera combinada. Esto dependerá de las condiciones de quien esté por desarrollar este emprendimiento.

 

Plan de ventas

Es fundamental darse a conocer a los clientes a través de la publicidad. Son varias las maneras de publicitar, revistas del sector, revistas de gastronomía y demás técnicas de comunicación.

Internet es una de las herramientas más desarrolladas y en este tipo de negocio puede ser muy recomendable. Puede ser interesante contar con una página web con información sobre la empresa, los productos y los procesos de producción. Además esto permite llegar a otras ciudades, países e incluso continentes.

Puede ser muy interesante organizar excursiones a la granja y permitir a la sociedad informarse sobre los procesos de cría y engorde. Esto a su vez le dará más confianza a los clientes para comprar en tu empresa.

Una de las publicidades más efectivas es el boca a boca, lo que producirá que mayores clientes se sumen a tu granja.

 

Poner una granja de caracoles es un negocio que requiere de paciencia, la obtención de resultados no es inmediata. Es un proyecto preferentemente para las personas que tengan conocimiento en esta área, pero si no es tu caso no es para perder las esperanzas. Leyendo estos consejos e informándote bien seguramente tu granja será exitosa. Asegurate de brindar productos de calidad y ofrecer la mayor atención posible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *